web analytics
domingo , 22 octubre 2017
Inicio » Nacionales » Cambio Climático, efecto directo de un Sistema Capitalista indiscriminado: Liddy Macpill
Cambio Climático, efecto directo de un Sistema Capitalista indiscriminado: Liddy Macpill

Cambio Climático, efecto directo de un Sistema Capitalista indiscriminado: Liddy Macpill

@GloriaCoLatino

Liddy Macpill, pills coordinadora de la Campaña Global de Justicia Climática, seek Jubileo Sur, Filipinas, aboga por una lucha desde la sociedad civil organizada y los pueblos, frente a  la abusiva explotación de fuentes de energía en la producción mundial. “Es una carrera entre la vida o la muerte para nuestros pueblos”, comentó.

Filipinas fue azotada a finales del año pasado por el tifón Haiyan paralelamente, en la ciudad de Varsovia, Polonia, los países más industrializados emitían conclusiones en la 19ª. Cumbre de las Naciones Unidas del Clima (COP 19).

Hayian, según expertos del clima, alcanzó los 378 kilómetros por hora, antes de tener contacto en tierra, considerado como el cuarto “ciclón tropical” más fuerte en la historia de este tipo de fenómenos climáticos.

Macpill explicó que las Filipinas es uno de los países más vulnerables al Cambio Climático y ha venido sufriendo  eventos extremos, en las que influyen su  geografía y estructura topográfica.

“Las Filipinas son 7 mil 100 islas y sus  locaciones tienen una frontera con el Océano Pacífico de donde nos llegan los huracanes”, explicó.

– ¿Filipinas tiene un plan de prevención ante desastres climáticos?

Durante muchos años la sociedad civil ha tratado de hacer preparaciones por desastres y el gobierno ha hecho un poco, pero ha sido más la sociedad civil.

El problema es que en los últimos años hemos visto tifones más fuertes de la historia de las Filipinas. Cuando llegó el tifón Hayian, sabíamos de su curso  tres de días antes de impactarnos, pero es muy diferente saber lo que pasara exactamente o analizar en menos de 24 horas su comportamiento.

– ¿Imposible  la prevención?

Hayian fue  la tormenta más fuerte de los últimos tiempos, es considerada la más grande de la historia para Filipinas, la  lluvia y el viento que impactó a la isla Tacloban, que tiene el mar en tres de sus lados, generó olas más fuertes que un tsunami, que venían por todos lados, fue un fenómeno del mar de los más fuerte del mundo y en la historia; se consideran Súper Tifones, que diez años atrás no había algo así.

– ¿Cuáles son las expectativas para el COP 20, de la Campaña Global de Justicia Climática?

En la Cumbre del COP 20, que será en Lima, Perú, a finales de este año, podremos hablar del tema directamente conectado a  las proposiciones de la ONU, pero también es una oportunidad para que  los pueblos del Sur muestren su solidaridad con países de América Latina.

Los movimientos de Asia y África se pueden enlazar con los movimientos de América Latina, y fortalecer las bases de nuestro trabajo; claro, esto no se resuelve de  inmediato, ni este año y ni el siguiente. Lo importante es que el movimiento de personas sea más

Fuerte en Lima, Perú.

Y más fuerte en el año 2015 en París, Francia, y mucho más fuerte al otro año, porque nuestra estrategia es fortalecernos y crecer y convertirnos en interlocutores a una escala mayor frente a estos

países que tienen el poder económico.

– ¿Cómo puede un movimiento social mundial crear los espacios de negociación con estas naciones?

Podemos poner presión a estos países que tienen esta responsabilidad histórica y hemos logrado poner obligaciones en algunos de ellos, que cumplan desde sus posibilidades, pero nuestra posición y lucha es que todas estas naciones cumplan.

Vamos a luchar estas batallas con esos gobiernos y transnacionales  y cooperantes  que tienen responsabilidad histórica, podemos escoger las batallas donde podemos ganar.

– ¿Cómo se articula un espacio dentro de la COP?

El COP es un campo de la lucha, por eso necesitamos acuerdos de gobierno, leyes y políticas; pero, sabemos que todo el cambio no va a venir del COP, nos puede ayudar pero nuestra agenda busca una transformación de los sistemas energéticos.

El segundo punto de nuestro trabajo es la soberanía alimentaria y los derechos de campesinos y construir otro  sistema de producción de nuestros pueblos.

– ¿Los países industrializados impactan los sistemas de producción mundial?

Hay partes del sistema global de la producción de alimentos  que se ubica con el cambio climático; entonces, tenemos que confrontar las responsabilidades.

Nosotros producimos comida para exportarla, no para ser consumida en los propios  países y en este sistema se utiliza un consumo de energía de un nivel muy alto y de exceso que no ayuda a ningún pueblo.

Estamos tratando de motivar a los pueblos a  movilizarse y comprender que la  energía, la comida, el agua son temas prioritarios y que tienen relación con el cambio climático.

El cambio climático es el primer factor de un Sistema Capitalista; la  pregunta no es, si utilizamos los combustibles, debemos preguntarnos cómo utilizamos las fuentes de energía.

– ¿Qué oportunidad habrá, entonces, en Lima, Perú?

Traeremos todos estos temas en una plataforma y hablaremos de energía y comida,  antes de hablar de gases, cifras y números, porque son temas muy técnicos. Concretamente explicaremos la situación de los pueblos y cómo esos números, cifras y datos les impactan de forma directa.

Estamos buscando aumentar  las conversaciones, tenemos un  nivel de metas y objetivos que se relacionan con el control de la contaminación del clima y  cómo podemos hacer para bajar esas emisiones en el mundo real; o sea, políticas económicas que cambien el sistema para ser justos en la distribución.

– ¿Qué hay del compromiso del Fondo Verde?

Ese tema también nos interesa y esto tiene una conexión con este

Encuentro Centroamericano sobre negociaciones del Cambio Climático realizado en su país, estamos claros sobre el tema del impacto, pérdidas y daños.

– ¿Cómo hacer responsables a estos países que contaminan para que cedan esos recursos económicos?

Cuando hablamos de financiamiento no estamos hablando de una cosa

abierta, estamos por metas fijas sobre lo que deberá ser,  no queremos más créditos o préstamos que tendremos que pagar con intereses.

Y tampoco estamos hablando de donaciones o caridad es una obligación (de estos países), estamos hablando de responsabilidades históricas

frente al cambio climático que causa estos impactos.

Hemos luchado por eso mucho tiempo y es difícil,  porque muchas veces, los gobiernos de países ricos no quieren hablar de eso, entonces

necesitamos aumentar estos esfuerzos y lograr más presión social que viene de los pueblos.

– ¿Es real el Fondo Verde a partir de que se debe depositar cien mil

millones de dólares por año?

Se encuentra en proceso todavía pero, en mayo, se viene una discusión muy importante para tomar  muchas decisiones y valorar si esa vía es útil o es un problema en cuanto a las estructuras y las reglas, será hasta entonces cuando podremos opinar.

La Campaña Global Mundial de Justicia Climática tiene muchas

actividades en conexión con el Fondo Verde y  estamos tratando de poner mucha presión ahí, queremos asegurar que ese fondo sea útil, porque necesitamos recursos para la adaptación y atención de los impactos por el cambio climático.

Si de esas conversaciones de mayo tiene resultados negativos,

significará que tenemos que buscar algo diferente y entender que el cambio climático es un tema de Vida o Muerte, si no tomamos acción ahora, en 20 años la vida en la tierra será otra, con consecuencias irremediables.

– ¿Por qué a la gente le cuesta relacionar estos fenómenos con su futuro inmediato?

Es difícil tomar acción cuando los impactos parecen teorías del

futuro, pero cuando llegan ya es demasiado tarde, entonces debemos tomar acciones políticas, no hablamos solamente cambios individuales, hablamos de cambiar el sistema.

Eso significa que muchos de los países del Norte tendrán que cambiar su estilo de vida y su ritmo de producción y consumo, pero tendrá que ser ahora, porque de lo contrario los  impactos que vamos a sufrir serán severos.

Es importante cambiar nuestro estilo de vida,  pero lo más importante es tomar acciones políticas en conjunto y como sociedad civil exigir estos cambios, porque las élites de poder son los que menos tienen la intención de cambiar, porque consideran que no van a sufrir tanto.

A %d blogueros les gusta esto: