web analytics
Página de inicio » Nacionales » Bukele busca presionar a Nicaragua para extradición de Funes
Mauricio Funes Cartagena, ex presidente de la República. Foto Diario Co Latino/ Archivo

Bukele busca presionar a Nicaragua para extradición de Funes

Joaquín Salazar
@JoakinSalazar

Mauricio Funes, expresidente de la República y presunto autor de hechos de corrupción señalados por la Fiscalía General de la República (FGR), salió al paso de las recientes declaraciones del Fiscal General reiterando su inocencia y estableciendo que, “son más ataques en mi contra sobre lo que no tienen una tan sola prueba”. 

La Fiscalía señaló que el Banco Hipotecario habría sido utilizado para cobrar sobornos por El Chaparral, otorgados supuestamente por la empresa constructora ASTALDI. Este señalamiento asegura Funes, está siendo utilizado para que desde Casa Presidencial se esté tramando un plan para presionar al gobierno de Nicaragua, para su extradición a El Salvador.

“No existen transferencias a mi nombre de parte de ASTALDI. No tengo relación con las empresas offshore de Mecafé en Panamá. Son de su exclusiva propiedad. Si Mecafé recibió un préstamo de un banco de Panamá a través del Hipotecario es un asunto en el que no tengo nada que ver. Ni siquiera conocía de esa operación hasta que lo leí en los periódicos, ya que se trata de negocios de él”, sostuvo en redes sociales el exmandatario exilado en Nicaragua.

Los señalamientos de la FGR se basan en las declaraciones de un testigo con criterio de oportunidad, quien ha establecido en sus declaraciones que Miguel Menéndez (Mecafé) y Funes recibieron un supuesto préstamo por $650 mil dólares, parte de los $3.5 millones de dólares que pagó la empresa ASTALDI en soborno para el gobierno de Funes para finalizar la obra de El Chaparral en el año 2012. Lo anterior según la publicación de un matutino.

 Ante estos señalamientos Funes reitera que no es propietario de un Spa en San Salvador, y no tiene ninguna relación con “Latín América Spa”, la supuesta sociedad dueña del Spa.

“El testigo que declara todas estas falsedades es Luis Medina, el abogado del bufette “Rusconi, Medina y Asociados” que recomendó a la CEL pagar $108 millones a ASTALDI en lugar de ir a un arbitraje internacional para la terminación del contrato. Medina negoció con la FGR de Douglas Meléndez criteriarse  para no ser acusado a cambio de incriminarme. En todo caso quién pudo haber recibido algún soborno es Medina, ya que él negoció la cancelación del contrato de El Chaparral y convenció a la Junta Directiva de CEL que era la mejor opción para El Salvador”, manifestó Funes en su cuenta de Facebook.

Funes afirmó que tiene la certeza que estos ataques de la FGR tienen que ver con la trama creada por el exfiscal Douglas Meléndez, para “verme preso a cualquier costo”.

Agrega “y estoy seguro que es parte de los encargos que Nayib le hizo al fiscal Melara en la reunión de la semana pasada en CAPRES, para justificar su pedido de extradición”.

“Es muy revelador que la FGR ha retomado la estrategia mediática del exfiscal Douglas Meléndez, de exhibir sus supuestas investigaciones en los medios de prensa a los días que abogados contratados por Nayib se reunieron con el fiscal Raúl Melara para coordinar acciones en mi contra ante la OEA y presionar por mi extradición al gobierno de Nicaragua”, denuncia Funes.

Ver también

EEUU quiere autorizar la detención de niños migrantes por tiempo indefinido

AFP por Ariela NAVARRO El gobierno de Donald Trump anunció este miércoles que quiere derogar …

3 Comentarios

  1. Magnifico que lo extraditen y que se haga justicia

  2. Si Funes dice ser inocente pues que venga a El Salvador y que demuestre su inocensia. Solo dice que no hay pruebas y no lo demuestra legalmente

  3. Agarren a ese ladron y paguele reconpemsa a quienes den informacion de su paradero sandinista mal havido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.