web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » El autismo una pieza para el rompecabezas de la evolución humana. Parte 4.

El autismo una pieza para el rompecabezas de la evolución humana. Parte 4.

Rodrigo Colorado
Antropologo infieri.

“Sí le preguntas a mi hija: ¿Qué significa el autismo para ella?, no te responderá que es una condición marcada por la alteración de la comunicación social, ni te dirá que tiene comportamientos repetitivos. Ella respondería, que su autismo la hace una buena artista, que le ayuda a relacionarse con los animales y le da un tono perfecto”, Roy Grinker, Antropólogo y padre de una niña con Autismo.

Una relación directa entre el Arte y el Autismo.
Como se ha venido expresando en los artículos anteriores, que existe una posibilidad muy grande que personas con autismo fueron parte de la cultura de los Cazadores-Recolectores del Periodo Paleolítico, ya que los artistas con autismo en la actualidad son muy talentosos y son conscientes de los detalles cuando los ven y se expresan en las obras de arte, en el caso de la Prehistoria, las MGR representan una expresión detallada de los animales representados, lo cual se puede considerar que esa inspiración detallada en los animales no fue solo por unos minutos en una cueva, también tienen que estar en un estado de ánimo en el que son capaces de dibujar y pintar con precisión. Ni las drogas psicotrópicas ni los estados de trance inducidos por la privación sensorial inducen capacidades excepcionales o la capacidad de representar con precisión lo que se ha visto.
El autismo bajo la Arista de la Neuropsiquiatría y la genética.
No existe una respuesta certera sobre si hay presencia de autismo en la sociedad de Cazadores-recolectores, pero si comparamos la situación en nuestro presente en que las personas con autismo logran establecer comunicación con nuestro entorno socio-cultural a través de la constante intervención de los especialistas de la salud, quienes marcan en las vidas de las personas con autismo un puente de comunicación entre la realidad humana construida por la «normalidad» y el mundo del autismo. Sin embargo, podemos decir que, desde los esfuerzos de la investigación genética, según el neuropsiquiatra Thomas Gualtieri quien sostiene que el autismo aparece en el comienzo de la evolución humana, al menos hace 8 millones de años. Los genes del autismo parecen ser parte de la evolución del genoma humano.
El investigador Gualtieri considera que la función social del cerebro en los anales del ser humano, fue la de establecer un puente entre la sociedad y la cultura, estas son consideradas unidades de almacenamiento y procesamiento de información, pero con una capacidad mucho mayor y un mayor grado de flexibilidad. La inteligencia, por lo tanto, no está limitada por la constitución del cuerpo de la persona humana, sino también depende de los recursos y materiales en el entorno social, haciendo referencia a la interpretación, tal como se ha constatado en las reflexiones desde la Antropología sobre el tema del Autismo, las personas con este trastorno, se sociabilizan de diferentes maneras y lo hacen a través de la cultura material o se logran posicionar en la sociedad. Es muy probable que las exigencias que el mundo socio-cultural de los Cazadores-Recolectores, llevaron consigo una serie de modificaciones en la estructura social y ello influencio también en el desarrollo de los cuerpos y las mentalidades de los primeros seres humanos.

Contexto sociocultural en el Periodo Paleolítico Superior.
Las personas con Autismo, otras percepciones subjetivas y discapacidades, pudieron tener un espacio importante en las sociedades de Cazadores Recolectores. El panorama se presenta en un espacio en donde las sociedades igualitarias apoyaban la especialización en el trabajo de las personas con una capacidad cognitiva diferente, algunos individuos pueden estar enfocados en ser especialistas tecnológicos, o desarrollar objetos de caza o promover reglas para el control del grupo, este comportamiento de estratificación aún persiste en la en la actualidad en las mentalidades de las sociedades humanas.
Para entender el contexto social y cultural en que se desarrollaron los Cazadores-Recolectores, es necesario considerar que nadie sobrevive en tales contextos por sí solo, y que por lo tanto la mayoría de las personas con autismo estuvieron dentro de la sociedad. Podríamos imaginar a individuos semejantes a muchos científicos famosos haciendo contribuciones a la tecnología, a la innovación, otros contribuyendo a reglas que permitirían el orden y la justicia de las sociedades igualitarias, u otros viviendo sus vidas en las comunidades sin tomar algún protagonismo. Si analizamos nuestros entornos socioculturales actuales, podemos observar que las personas con autismo necesitan de una familia tolerante e incluyente, en donde la democracia se ha una norma de convivencia, para que la persona con autismo pueda prosperar y para que los talentos de la persona con autismo sean respetados y valorados. Sin embargo, en muchos casos las comunidades también necesitaban individuos con autismo.
La MGR de «Los leones Chauvet» representa visualmente la supervivencia en la era de hielo, la elaboración de este trabajo dependía de una visión notable y de una habilidad notable. Los leones Chauvet podrían haber sido creados por alguien con autismo, pero también existe la posibilidad que fueron creados por alguien neurotípico que respetó y aprendió de una persona con autismo.
Las MGR nos pueden decir al respeto que representan la inclusión de una persona con autismo. Lo importante no es, observar la labor del artista a partir de su esfuerzo individual, sino que las MGR parecen demostrarnos que la gente de la Edad de Hielo aprendió y respetó la forma de aprendizaje de las personas con autismo y su aporte se refleja en las MGR.
Todo el mundo tiene que analizar sobre la importancia de las MGR en la Edad de Hielo Europea y su relación con las personas con autismo. Discutiríamos que las MGR de Europa reflejan la influencia y la inspiración de personas con autismo, la aparición de la Moral Colaborativa contribuyo a tejer relaciones de solidaridad en las sociedades igualitarias, por tanto, las comunidades de los seres humanos contribuyeron a incluir a las personas con autismo y las personas con autismo contribuyeron desde sus talentos a las comunidades.
Autismo, Antropología y Arqueología.
El observar y analizar la Prehistoria humana nos permite replantearnos muchos esquemas teóricos de las Ciencias Sociales, en este caso la Antropología y la Arqueología, la visión actual del Autismo en el Sistema de Educación y de Salud Salvadoreño, es una visión médica, en ningún momento se pretende desestimar el apoyo de las Ciencias de la Salud, no lo que se trata es de evidenciar a través de la interpretación antropológica, es reconstruir los discursos de humanización de la persona con Autismo, a partir de las experiencias obtenidas de sus fortalezas y debilidades, muchas veces el discurso médico transmite un discurso que imposibilita la posibilidad de incluir a las personas con autismo a la vida cotidiana. La Antropología y la Arqueología marcan la pauta para reconstruir el discurso de humanización entorno a la persona con Autismo, es decir, darle voz, darle la atención para que pueda expresarse ante la sociedad, es muy probable que el periodo Paleolítico Superior no conoció de la discriminación, la exclusión social, por lo cual fue fácil para los primeros humanos incluir a las personas con Autismo.
Palabras del Autor:
Las cuatro partes del ensayo «El autismo una pieza para el rompecabezas de la evolución humana», fue bajo la influencia de la investigación Arqueológica y Psiquiátrica de Penny Spikins profesora titular en la Universidad de York y Barry Wright profesor de Salud Mental Infantil en la Escuela de Medicina de Hull York, ambos desarrollaron el libro: Prehistory of Autism. El presente ensayo representa el análisis de la investigación realizada por Spikins y Wright, quienes se han esforzado para buscar una interpretación Antropológica, Arqueológica y Psiquiátrica del Autismo en la Prehistoria humana, así como también este ensayo representa el aporte de los antropólogos hacia la cultura del Autismo.

Bibliografía
Spikins P, W. B. (2016). Prehistory of Autism Inglaterra: Rounded Globe. Recuperado de: https://roundedglobe.com/html/9673edbf-0ba5-47b1-97bd-16ef244fd148/en/The%20Prehistory%20of%20Autism/
Roy Grinker. (9 de Febrero de 2010). Disorder Out of Chaos. Recuperado de: http://www.nytimes.com/2010/02/10/opinion/10grinker.html?ref=opinion&_r=1
Spikins P, W. B. (2016). Are there alternative adaptive strategies to human pro-sociality? The role of collaborative morality in the emergence of personality variation and autistic traits. Time and Mind, 289-313. Recuperado de: http://eprints.whiterose.ac.uk/109704/2/Are_there_alternative_adaptive_strategies_to_human_pro_sociality_The_role_of_collaborative_morality_in_the_emergence_of_personality_va.pdf

Ver también

Comunicación primate con otra especie inteligente II

César Ramírez Caralvá Escritor y Fundador Suplemento Tres mil   En el artículo pasado describí …