web analytics
Página de inicio » Nacionales » Arte urbano paga los trastos rotos por COVID-19
En una toma pacífica el arte urbano de diversos colectivos y ramas artísticas independientes, presentaron sus denuncias ante lo que consideran la “ineficiente y falta de respuesta de la Secretaría de Cultura”. Foto Diario Co Latino/Silvia Quinteros.

Arte urbano paga los trastos rotos por COVID-19

Redacción Nacionales
@DiarioCoLatino

“Soy artista independiente y estamos aquí, como diferentes colectividades, porque desde hace dos meses fuimos convocados por la Secretaría de la Cultura, para trabajar juntos y reactivar el Centro Histórico, y al final hemos sido ignorados y eso nos perjudica”, denunció Gabriela Mejía, de la Compañía de Títeres Tejiendo Hilos.

En una toma pacífica diversos colectivos y ramas artísticas independientes, presentaron sus denuncias ante lo que consideran la “ineficiente y falta de respuesta de la Secretaría de Cultura”, ante la crisis del COVID-19 y el trabajo de los artistas en las plazas públicas o parques.

Gabriela Mejía, de la compañía de Títeres Tejiendo Hilos, llamaba de inmediato la atención de los transeúntes, por su vestimenta con alegres colores naranja, verde y amarillo, así como, por su denuncia por el cierre de los espacios para realizar su trabajo artístico.

Y junto a un grupo de jóvenes teatreros realizaron acrobacias, malabares, trucos y estatuismo, para enterar al público asiduo a las plazas que visitan estos espacios a conocer de sus peticiones y denunciar la prohibición a su trabajo, en el corazón del Centro Histórico de San Salvador.

Mejía manifestó que se reunieron por meses con representantes de la Secretaría de la Cultura, para crear “supuestos proyectos” para insertarse en un desarrollo ordenado de sus actividades artísticas en las diferentes plazas, pero no han dado una respuesta consistente de como se implementara.

“Por el tema de la pandemia nos dijeron que querían hacer un acercamiento, para saber de nuestras problemáticas y asistimos los que venimos a esta plaza. Y en la segunda reunión con la Secretaría de la Cultura, nos dijeron que nos ordenáramos por colectividades y entregar un proyecto para las fiestas agostinas”, explicó.

“Lo hicimos, entregamos cada proyecto, cada rubro y al final, como todos sabemos fueron canceladas, pero tampoco sabemos que fue de esos fondos económicos de las Fiestas Agostinas, que se siguieron cobrando, y que no se invirtieron en eso y tampoco brindan oportunidades a los artistas”, mencionó Mejía.

No obstante, siguieron trabajando con la Secretaría de la Cultura, a fin de mostrar su disposición como artistas de cooperar y mantener una manejo organizado. Asistimos a la reunión que fue en el Teatro Roque Dalton, pero no hubo una respuesta concreta sobre los proyectos presentados, lo que consideraron una “burla” para los artistas que realizan arte popular o arte urbano.

“Nos salen con una páginas de papel bond, donde teníamos que escribir nuestras debilidades, nuestras fortalezas (FODA), pero no hubo una respuesta del gobierno como tal. Y eso nos preocupa, porque dentro de nuestros colectivos hay madres de familia (jefas de hogar) que tuvieron que dejar su trabajo para llegar a la reunión y no dan ninguna respuesta a nuestra situación”, añadió.

De la Secretaría de la Cultura, Mejía señaló que es la entidad que debe articular este tipo de proyectos artísticos, no solo dando espacios de trabajo, como la propuesta que presentaron de trabajar en lugares establecidos, como el parque Balboa, Saburo Hirao, a partir que son espacios ya abiertos y visitados por la población en general.

“Cómo es posible que estamos frente al Teatro Nacional, hay una gran fila de gente esperando entrar, es una aglomeración importante -y que bueno por nuestros colegas teatreros- o vamos a la caseta del Chivo Wallet, hay otra aglomeración y no hay distanciamiento social y ahora a nosotros, los agentes del CAM no nos dejan trabajar en las plaza aduciendo que por el COVID-19, entonces, ¿Solo hay virus en donde estamos nosotros y en los otros espacios no?”, preguntó el artista.

Alondra Villalta, encargada de Estatuas Escénicas 503, argumentó que los artistas “no hacían aglomeraciones”, que la gente se acerca a tomarse una fotografía, colabora y luego sigue su camino. Y consideró que merecen una oportunidad de seguir trabajando sin que los agentes del CAM estén constantemente amenazándolos con desalojos.

“El artículo 53 de la Constitución de la República, dice que: el derecho a la educación y cultura es inherente a la persona humana. En consecuencia es obligación y finalidad del Estado salvadoreño, su conservación, fomento y difusión”, recordó la artista.

“¿Y que pasó?, vamos a la tercera reunión y no nos responden nuestras preguntas específicas, llevamos 15 días que no quieren que trabajemos. Y si cierran las plazas con cintas amarillas, eso no ha evitado que la gente estuviera adentro. El turismo ha bajado y algunos restaurantes o artesanos dependen de ese turismo, nos han preguntado porque no hay artistas cerca y algunos piensan que ya no queremos estar acá y es totalmente falso”, dijo Villalta.

En cuanto a los fondos para la Agenda Cultural del feriado de agosto, Villalta se quejó de la falta de transparencia, ya que presentaron un proyecto con diversos colectivos, que terminó en la privación del desarrollo de esos eventos no solo en San Salvador, sino también a nivel nacional.

“Nos han cancelado eventos, a mí grupo le cancelaron tres eventos, que dicen que la gente tiene miedo que las aglomeraciones y el COVID-19, pero allí en las cabinas del Chivo Wallet, entonces no hay Covid-19, o en el Estadio Cuscatlán, ¿No había Covid

Ver también

Oficialismo desmantela Unidad de Acceso a la Información Pública y deja 280 desempleados

Redacción Nacionales @DiarioCoLatino El Sindicato de Trabajadores de la Asamblea Legislativa (SITRAL) denunció este viernes …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.