web analytics
Página de inicio » Opiniones » 60 días antes del Golpe de Estado de 1931

60 días antes del Golpe de Estado de 1931

César Ramírez
@caralvasalvador

La situación económica se trató ayer en Consejo ordinario de ministros”.

“La baja de las rentas del Estado ha sido una consecuencia de la crisis que azota al mundo entero. Ayer (02/OCT/1931), en Consejo Ordinario de Ministros que hubo en Casa Presidencial, se trató sobre tan trascendental asunto, introduciéndose sugerencias importantes para ver si es posible conjurar el estado precario de las economías nacionales, así como conseguir que al finalizar el año fiscal, pueda evitarse el seguro déficit del Presupuesto que el ministro de Hacienda ha señalado”.

“Como en el programa de Gobierno del ingeniero Araujo hay obras en gran importancia, el jefe del Gobierno se dispone a desarrollar una labor efectiva para llevarlo a feliz realización. Con ese objeto, en el Consejo Ordinario de ayer, fueron puestos en el tapete de la discusión algunos proyectos encaminados a subsanar la difícil situación que traerán como secuencia el pago al día de los sueldos y demás compromisos adquiridos”.

Se estudiaron algunos puntos relacionados con la necesidad de hacer recortes de gastos que aparecen en el Presupuesto y que, aunque no son de alguna necesidad, no tienen suma urgencia, y en este sentido ya se empezaron a rebajar algunas partidas, acordándose introducir la más estricta economía en todos los gastos y erogaciones”. (Diario Latino 3 de octubre 1931)

El 7 de octubre de 1931 (Idem) “Los azucareros piden dispensa de derechos de exportación por cien mil quintales, por la exención de varios impuestos las entradas de la nación bajarán mucho”.

Esa es la historia conocida sesenta días antes del Golpe de Estado de 1931, ahora 89 años después del atropello a la democracia nuestra situación es muy parecida, los conceptos parecen coincidir en el año 2020, la crisis de nuestro tiempo es la pandemia del COVID-19 que nos conduce a un abismo similar, la historia se repite; algunos conceptos como Consejo de Ministros recuerdan al instante el Golpe de Estado fallido contra la Asamblea Legislativa, ese cuerpo constitucional mencionado en el Art. 166, 167 inc. 5, 7, referido en la actual Constitución 1983, pero diferente a la Constitución de 1886, que fue mancillada por el Gral. Martínez al usurpar el cargo presidencial por medio del Golpe de Estado, burlando la voluntad democrática expresada en 1931 por el voto popular.

Recordemos a C. Marx: “La historia ocurre dos veces: la primera vez como una gran tragedia y la segunda como una miserable farsa”.

www.cesarramirezcaralva.com

Ver también

CASTILLO, PETRO Y BIDEN

Isaac Bigio. Politólogo economista e historiadr Castillo no quiere alterar el status quo del Perú …

3 Comentarios

  1. solo el pueblo salva al pueblo,y el pueblo desperto de los 30años de corrpcion demagogia barata robos ,soblesueldos maletines negros ya vienela ola del cambio profundo y los perdedores llorando porque les quitansu gallina de los huevos de oro

  2. Bukele no quiere ni piensa en ser "instrumento del pueblo"

    ¿Bukele instrumento del pueblo? ¡Mentira!
    Pura fantasía y cuentos de camino real.

    Es todo lo contrario. La realidad vívida demuestra otra cosa: ¡El pueblo es el instrumento del clan empresarial, en donde Saca-Bukele y compañía, es la cabeza visible de una bestia insaciable de poderes y de dinero!

    Este grupo de asalto y neo-conquista para su «nueva nación», no se forma con Bukele solamente. Saca-Bukele y compañía se empieza a formar casi de inmediato a la firma de los Acuerdos de Paz. Es una fuerza arribista y rapaz, capaz de desplazar, o apartar del liderazgo a los dirigentes naturales del pueblo, casi a cualquier nivel de partidos políticos, como en la historia reciente – Nuevas Ideas viene a la memoria – ¿Y cómo lo logran? La ideología de ellos es puramente de carácter pirata en busca de nuevas tierras desplazando a sus pobladores. La llegada al gobierno, desde Saca, lo interpretaron como un triunfo de su clan. Por lo tanto, desde ese momento, se sintieron triunfadores en las tierras de «Liliput» y, con las manos libres, para saquear las arcas del tesoro del estado de los «pequeños» y sencillos «liliputienses». Del cuento que no es un cuento.

  3. siguen con la misma cantaleta nada les funciona el presidente sigue arriba en las encuestas