web analytics
Página de inicio » Nacionales » 200 mil firmas ciudadanas exigen una ley de aguas no privatizadora
Miles de personas participaron en la marcha en apoyo a la entrega de 200 mil firmas ciudadanas que exigen una Ley de Aguas no privatizadora. Foto Diario Co Latino/David Martínez.

200 mil firmas ciudadanas exigen una ley de aguas no privatizadora

Gloria Silvia Orellana
@SilviaCoLatino

“El pueblo ya está cansado de la falta de compromiso y voluntad para legislar sobre el agua”, declaró contundente el arzobispo de San Salvador José Luis Escobar Alas, quien junto a representantes de las iglesias históricas, movimiento social, sindicatos y comunidades marchó a la Asamblea Legislativa para presentar 200 mil firmas ciudadanas que exigen una Ley de Aguas no privatizadora.

“Parece ser que en este país los funcionarios tienen absoluta libertad para tomar las decisiones porque se les eligió popularmente, pero están equivocados; se les eligió para estar atentos a los intereses y a la voz del pueblo que se manifiesta”, agregó.

La multitudinaria marcha tenía como objeto la entrega de las doscientas mil firmas recabadas a nivel nacional y la exigencia de que se incorpore en la mesa de discusión de la comisión legislativa de Medio Ambiente y Cambio Climático el anteproyecto de ley presentado en el 2012 por el Ministerio de Medio Ambiente, que concuerda con la visión del movimiento social que tiene un enfoque de cuenca hidrográfica y sin fines de lucro.

El pasado 5 de junio, cuando irónicamente se conmemora el “Día Internacional del Medio Ambiente”, la diputada Martha Evelyn Batres, del partido ARENA, apoyada por las fracciones de los partidos GANA, PCN y PDC, desecharon los 92 artículos previamente aprobados, del anteproyecto del año 2012, para introducir una nueva propuesta que proviene de la gremial empresarial ANEP y el tanque de pensamiento FUSADES.

Esta decisión legislativa activó de inmediato la alerta entre el movimiento social, que convocó a realizar acciones encaminadas a rechazar totalmente cualquier intento de privatizar la administración de la “autoridad del agua”, que influiría en la asignación del recurso hídrico nacional y el precio en el pliego tarifario.

El prelado católico reaccionó ante los señalamientos de algunos sectores conservadores sobre el papel de la Iglesia Católica en este tema de nación y citó el salmo 22, que define a Jesús como el pastor por “excelencia” que cuida y acompaña el bienestar de su rebaño.

“¿Qué clase de pastores seríamos si cuando les quitan el agua a las ovejas nosotros no hablamos? Eso no va a pasar. Nosotros somos la representación de un pueblo y es el clamor de ellos frente a la privatización, y seguiremos con la campaña de recolección de firmas. Pensaría que esto los haga reflexionar (diputados) y tomen decisiones sabias; si no lo hacen, será un daño para ellos mismos y la nación y, como siempre les digo, pidamos a Dios para que ilumine sus mentes y mueva sus voluntades, para legislar con leyes que de verdad ayuden al pueblo”, dijo.

El anteproyecto del movimiento social por una Ley General de Aguas lleva más de una década en la mesa de trabajo de la comisión legislativa de Medio Ambiente y Cambio Climático, así como la iniciativa de reformar el artículo 69 de la Constitución de la República, para reconocer el recurso hídrico como un derecho humano; pero ha sido infructuoso y solo han tenido eco en tiempos electorales.

Rodolfo Calles, abogado de CRIPDES, expresó que la marcha es una expresión concreta de una demanda ciudadana frente a la posibilidad de que privaticen el servicio del agua de manera inconsulta y autoritaria, desde la Asamblea Legislativa. “Aquí la presión del pueblo los va a obligar a cambiar de decisión, porque ellos no han visto a este pueblo cuando se levanta y cuando lo vean en su lucha abierta, van a estar claros de esta situación y se darán cuenta quién es el soberano. Y, si la derecha legislativa no cambia de postura, en las próximas elecciones se les puede cobrar; no podemos permitir que sigan legislando para grupos que son minorías, aunque tengan poder económico”, expresó.

“Esta acción es la expresión de unidad de un pueblo”, expresó Margarita Posada, de la Alianza Nacional contra la Privatización del Agua, quien acompañó la marcha y sentenció que esta es “una sola voz” que pide la no privatización del agua. “El próximo año se viene un proceso electoral y el pueblo debe estar pendiente de quién vota contra los intereses populares; quienes voten en contra del clamor por la no privatización del agua están contra el pueblo y a favor de que conviertan un bien común en una mercancía y están contra la vida”, sostuvo.

La marcha culminó en las oficinas de la Asamblea Legislativa, donde se entregó el documento con las 200 mil firmas, con el manifiesto de “No dejen que nuestro pueblo muera de sed”.

Ver también

“No son regalías ni dádivas, son derechos humanos”: Sánchez Cerén

Yaneth Estrada @caricheop Para garantizar la seguridad jurídica de las tierras, el Presidente de la …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: