web analytics

Eduardo Serrano
@DiarioCoLatino

El Teatro Nacional de San Salvador abrió sus puertas para recibir al Ballet Folklórico Ecuatoriano de Virginia Rosero. Bailarines y músicos lucieron sus coloridos trajes y mostraron lo mejor de la cultura del Ecuador durante la presentación en la gran sala del Teatro Nacional.

Ataviados con sombreros, mantos y ponchos multicolor, un estilo bastante andino, representan a los indígenas y la multiculturalidad que alberga Ecuador. Las joyas y accesorios, entre collares y aros, fueron las notas que resaltaron sobre el escenario mientras interpretaban piezas como “Danzantes de Pujili”, “Danza de la culebra”, “Fiesta de San Pedro y San Pablo” y “Fiesta de la Virgen de las Nieves”, entre otras.

Por su parte, el Ballet Folklórico Nacional de El Salvador presentó las danzas “Xuc el Tazumal”, “Los farolitos de Ataco y Ahuachapán”, “El toro lucero de Ataco” y “Virgen del Tránsito”, entre otras.

El intercambio cultural entre el grupo de ballet folklórico, conformado por varias generaciones de ecuatorianos a lo largo de los años, y el elenco salvadoreño de ballet folklórico se denominó “Identidades entrelazadas”. Además, se realizó un conversatorio abierto al público en el Hotel Mariscal, gracias a las gestiones de la Embajada del Ecuador en El Salvador.

Desde 1967 que iniciaron su actividad cultural le han dado la vuelta al mundo recorriendo América Latina, Estados Unidos y Europa, dejando en cada país un poco del sabor y color propios de la República del Ecuador, “la mitad del mundo”.

Entre estos intercambios han ido obsequiándole al mundo entero la cultura del Ecuador a través de la danza y la música y así, también, ganando reconocimientos, por ejemplo, en el Festival Internacional de Folklore (INTERFOLK) en Rusia (2017), recibiendo el primer premio en la categoría de vestuario, interpretación musical e investigación.

Con más de medio siglo de trayectoria el grupo ha realizado una exhaustiva investigación en las cuatro regiones de Ecuador: la costa, la sierra, oriente (selva) e islas Galápagos, para reafirmar sus raíces multiculturales.

“Les traemos danzas de todo el país. Nosotros tenemos muchas nacionalidades, muchos idiomas, vestuarios, costumbres. Hemos tomado de los lugares más importantes, hemos hecho la investigación por años y tenemos el honor de llevar el mismo vestuario y tratar de mantener la fiesta viva, sin ser eclécticos, desde luego. Estamos haciendo en muchas ocasiones danza mestiza, pero sin perder la esencia”, comentó Virginia Rosero, directora del Ballet Folklórico Ecuatoriano, antes de la presentación en el Teatro Nacional.

Para sorpresa de todos, en el escenario se fusionaron la experiencia, agilidad y gracia de ambos elencos de ballet, conjugando así una coreografía del trabajo de ambas agrupaciones como fruto del intercambio entre ambas naciones, El Salvador y Ecuador.

La maestra Virginia Rosero también aprovechó para describir al municipio de Suchitoto como “verdaderamente una joya muy valiosa” que tenemos en nuestro país e insistió en que empezarán las gestiones para que sea declarado patrimonio de la humanidad en la Unesco.

“Les invitamos, venga, Ecuador es lindo, usted puede desayunar en la playa, almorzar en la montaña y dormir en la selva, y al siguiente día puede ir a Galápagos”, invitó finalmente.

Hipatia Zambrano, encargada de Asuntos Culturales de la Embajada del Ecuador en El Salvador, afirmó que este tipo de encuentros no son posibles solo con la voluntad individual, es necesario el apoyo de instituciones e incluso del sector privado para que la gestión cultural logre llevar a cabo estos magnos eventos que fortalecen cada vez más las identidades de nuestros pueblos originarios.

“Para el Estado ecuatoriano es muy importante el tema de la integración a través de la cultura de sus pueblos, es uno de los objetivos estratégicos del Ecuador en materia de relaciones internacionales y es por eso que le da tanta importancia, así como le da El Salvador importancia al rescate de nuestras culturas originarias, de nuestras manifestaciones culturales originarias, en donde nos paramos frente a un mundo globalizado que nos quiere homogeneizar a todos y decimos no, aquí están nuestras culturas originarias y nos sentimos orgullosos y amamos lo que somos”, puntualizó Zambrano.

Ver también

“Una Vieja Canción De Amor” lo nuevo de Joaquín Velazco

@SAmigosCoLatino El artista salvadoreño radicado en los Ángeles nos regala su nueva canción titulada “Una …

A %d blogueros les gusta esto: