web analytics
lunes , 18 diciembre 2017
Inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Taller Literario Simiente
Taller Literario Simiente

Taller Literario Simiente

Tiene sus orígenes en un grupo de jóvenes que formaban parte del grupo «Escritores de La Paz», quienes se reunían en la Casa de la Cultura de Zacatecoluca, desde mediados de la década de los ochentas.
Ellos deciden formar a inicios del penúltimo lustro del siglo XX, el grupo «Escritores Jóvenes de La Paz», conformado por Milton Doño, Masiel Platero y Juan Carlos Cárcamo. Posteriormente, a mediados de 1991, se organiza el taller literario Simiente, agregándose a los nombres anteriores los de William Durán, Carlos Domínguez y Luis Alfredo Castellanos. Sin embargo, compromisos académicos llevaron a que Masiel abandonara el grupo.
El colectivo se enfocó en un programa de trabajo que abarcaba reuniones de formación y estudios literarios, promoción y difusión de la obra de los miembros y participación en certámenes literarios.
Pero la actividad del taller no significó abandonar la Casa de la Cultura de Zacate (entonces dirigida por el poeta y pintor Roberto Monterrosa), por el contrario, compartían recitales en instituciones escolares y centros culturales, dentro y fuera del departamento, incluso con presentaciones en el foyer del Teatro Nacional de la capital; publicaciones como las revistas Casa de los Cantos y Literovida ((órganos de difusión de la Casa de la Cultura y del taller literario, respectivamente), el espacio asignado por el Suplemento Cultural Tres Mil del diario Co-Latino, titulado «Casa de Zacate», entre otros.
Mención aparte merece que el taller literario dirigió por más de cinco años el espacio radial de promoción de las actividades de la Casa de la Cultura, «Horizontes Culturales» en la frecuencia departamental de Radio La Paz y otro en un sistema de circuito cerrado en Radio Mercurio, con alcance en el casco urbano.
Sus miembros fueron invitados a participar en actividades literarias dentro y fuera del país, con destinos como Guatemala, Honduras, México y Cuba, entre otros, e incluidos, de forma individual, en libros antológicos de los Juegos Florales Salvadoreños (Casa de la Cultura de Zacatecoluca), Ahuachapán, Sonsonate (editados en la última década del siglo pasado), y en la más reciente colección de Juegos Florales de la Secretaría de Cultura de la Presidencia; en el certamen literario de Astac (Asociación salvadoreña de los trabajadores del arte y la cultura); y en estudios de poesía, por citar algunos.
A nivel grupal están incluidos en el libro Escritores de La Paz (Dpi, marzo 1995); reseñados en Literatura Salvadoreña 1960-2000, Homenaje (Jorge Vargas Méndez y J. A. Morasan, Ediciones Venado del Bosque, 2008) y comentados en diversos artículos periodísticos.

 

 

Entre puertos Lluvias Y piedras Poemario de Milton Doño

CONSIGNAS
Ésta es nuestra consigna
Nuestra única consigna sobre el mundo.
No nos detiene el miedo
Ni el amor (nosotros que hemos amado tanto)

No sollozamos entre sombras
Y largas cabelleras blancas
Recordando la muerte, la casa destruida.
Porque no hay otra vida
Otro camino
Ni más tiempo que éste
Donde sentarse a llorar es un crimen
Y donde alzar la mano hacia la luna
Es bajarla
Con un puñal así de grande
Sobre el pecho enemigo.

 

PAÍS DE LAS GAVIOTAS
He aquí el testamento de los árboles
El emigrar de pájaros color de sueño
Los grandes continentes del tintero en su añoranza.
He aquí el exilio
En la heredad de los molinos
O en el salitre ancestral de los puertos
Podría contarte la historio del camino
Hablarte de mi sombra
Crecida a la estación de la ternura
O de la sílaba auspiciando su palabra celeste
En el ritual de las abandonadas promesas desahuciadas.
Podría hablarte de la sed que empalidece las paredes
De las tijeras del amor cortando la página amarilla
Donde retozan las palabras
O del perfil labrado en el coral de las memorias
Yo regresaba de tu nombre
Con un gajo de sol entre las manos
El puerto agonizaba en sombra de un barco sumergido
Y nadie rescataba los murales
Donde un pintor de mente trazó sus cicatrices
No pronuncié el encuentro
Fueron mendigas las llaves del secreto
Y un llanto el alfabeto de la lluvia
En la meditación de los encuentros.
Habitamos la sal de la tristeza en el país de las gaviotas
Y allí la luz petrificada se ha marchado
La piedra despertó sus girasoles
y vimos al sol vendiendo su promesa
al ángel pereciendo
y a la muerte jugando su ajedrez en los lienzos del mar
había un soplo de tierra en la palabra y
sangre adolescente para el himno
había ternura en las pisadas soñolientas
y una carta de amor
en la camisa fusilada del proscrito sueño.

La noche no se atreve a descubrir sus cráteres
La noche arrastra el vértigo
Y la espesa soledad de las estatuas
Pontifica de sal nuestra partida
Pero todo regresa de la golpeada orilla
Y la noche decapita mariposas, luciérnagas, somorgujos y gaviotas
Mientras oigo tu voz
Poblando de extraños rumores la mañana.

 

POR QUE ENTONCES LA MUERTE

Pero creció tu nombre
Se hizo sal en los párpados
Se hizo espera en los muslos
Hay fuego entre los dedos de la noche
Ellos cubren el llanto
Ellos siembran caminos
Amantes: extraña palabra que me devora los labios
Llueve mis cabellos se enreden las ramaje del tiempo
Alguien vistió mi sombra
Golpeó mi sombra
Repartió mi sombra
Todo se hizo delgado como un hilo de viento
Llueve
Era el sueño una isla, una aldea
Que atraviesan la sombra de una niña descalza
Recobrados anillos
Miel y pan florecieron a la sed de sus manos
Viejos barcos partían
Ignoraban sus rumbos pero siempre partían
Yo miraba el celaje de sus agrias velas
Al reclamo del mar
Cancerosas murallas
Bestia herida de vertido
En la marejada enclaustrada de sal
Llameante se trenzaban los cuerpos
Y era tuyo mi grito
Y era tuyo mi acento
¿Por qué entonces la muerte
invadió las moradas del cuerpo celeste?
Hoy pronuncian nombres al crujir de las olas
Llueve
Había fresas salobres sobre el musgo escarlata
¿quién rasgó el manifiesto?
Alguien busca el milagro de agoraras ventanas
Descargando su látigo sobre el rostro del naufrago
Y adolecen de miedo de relojes de arena
Tus empotradas estatuas.

Tú ofrecías al arribo de los barcos
Extraños amuletos
Mientras tus manos perseguía los racimos del sol
Hay tumulto y perenne galopar de sangre
Espuma de oro, molinos de humo
¿En cuál cofre de sándalos se durmió tu guitarra?
Llueve
Y en agua furiosa
Los espejos regresan un cuerpo de luna.
Aquí azul de la montaña
El viaje constelado
El sauce blanco de la ciudad de piedra
Caminante detente
ebrios potros de niebla desgarraron la noche
y aquí la mano de júbilo crecida en las riberas
aquí la huella, los climas del geranio
o el áspero sabor de la alborada
¿Fue acaso tuyo el hijo que agonizó en mis brazos?
Llueve
Tu tristeza descubre la garganta del mar
Entre las olas inocuas
Del vacío y la soledad.

 

CAMINOS
Te dejo mi llanto,
Mi limosna de abril
Y el jade donde del pájaro enciende su plumaje.
Hoy caigo en el vacío donde gravitan peces
Donde los dinosaurios nevaron el reposo
Donde la claridad subasta sus antorchas
Y las aves ya no emigran hacia el norte
Hay un árbol de piedra y un río de amapolas
Donde las noche inicia tus memorias
He aquí los sacrificios del sueño
Tu barco de cristal
Tu norte de girasoles ebrios
Más un día regresarás
Y yo aguardaré entre las redes
Remendando el sudario de las constelaciones
Que un día nos cobijaron.

 

MEDITACIÓN DE LOS PUERTOS

He lanzado tus anclas
En el desfallecer de las olas
Busco tu antigua geografía
En las moradas del oráculo
Las llaves de tus mares
En el exilio de las lámparas
He aquí tus arrecifes
Blanqueando las tinieblas
Tus rojas armaduras
En el umbral del silencio-+.*

 

Por SI DA la muerte un golpe en tu puerta
(2do lugar juegos florales de Ahuachapán, 2002)

Me arrastra una tristeza irrenunciable
Asechada de sondas y ataduras
Amarradas al claustro de mi cama.
Es un olor a muerte a y a silencio
Lo que me golpea desde adentro.
Sentada inútilmente al borde de las sombras
Pasa el páramo desahuciado de mis días.

No puedo aceptar la idea de su estancia
Ni renunciar a la tristeza
Ella me toma de la mano, me desgarra la atadura
Y me corona de faustas espinas condenables.

Amarga soledad, resentida y sin voces de mañana
Porque te derramas con toda tu amargura
Matando atropellada mí esperanza
Porque pones tu frente ante mi frente
Y me haces pagar con las dalias de la vihda.
Espina lacerando mi pulmón izquierdo
Derrama la piedad de tus dagas
Déjame respirar, quiero dormir la última noche en paz.
Es tarde muy tarde la luna se ha cansado de mirarnos torpemente.
Me asusta el aire,
El pájaro que vuela como dormido,
El pez dorado ladrando en los arroyos,
El perro cantando ante las flores.
Alguien llega
Rompe las aguas grises con un remo
Forrado de harapos blancos
Me agita las manos, acelerando el corazón
Pero no estoy lista
Aun no lo estoy
Porque morir es
Estancar un sueño cada vez más profundo
En el centro de la nada
Y aun no es la hora.

Abrázame, se nos va la tierra
y me vomita su impetuoso viento
en la sombra de nadie.
El sueño es la trasparencia de la muerte
No huyas, el amor a veces aniquila
lo propio que atesora
Lo que se retiene es apenas
el caos de los labios.

Despierto dando gritos ajenos
Canto, canto
Hasta que brota una palabra
Una salpicadura de aguas bautismales.

En mi boca sólo tú nombre
Tus recuerdos, tus besos
Zumbando en mis pechos de hélices solapadas.
Siento el cuerpo arrojado al mar
El silencio
Mi gastado escudo protector
Hoy es un acecho de piedra dentro de mi alma.

 

Quizá sólo es la muerte
Y su afilada campana rompiendo el cielo
O el espesor de mis parpados
Bajando hacia el dominio ausente.
Canto, canto
Como si quebrara sobre mis rodillas
Una jaula llena de ciegos pájaros.

Desespero
Pero me re hago en tu fortaleza
En el prodigio de tus manos
Bebo una lámpara blanca
Mientras brindo por un mundo
Santificado.

 

LLUVIA

Desde adentro
me veo venir
caminando
sin prisa
hacia el reencuentro
postergado
escrito en la esquina ceremonial
de la memoria.

En la plaza
de los sacrificios están
mis alas como única ofrenda.
Levanto el velo
del rostro que fue mío
y un día se alejo
Como si fuera piscucha
Como hoja de abril en mayo
Concebido para sufrir
detrás del silencio.

Mis pasos van
extraviados sobre mi rumbo
confundidos con la danza
de la estrella y la luna
de un planetario que se aleja y
Que por turnos ensayamos
antes que caiga la lluvia
y luego se evapore junto al alba
Dejando la humedad
imposible
Adherida al futuro
De donde sin
Prisa
Caminando cabizbajo
Me veo regresar.

ASTERISCO V410

Nadie entendería el valor de un cordero
Dibujado en mi pecho
Nadie descifraría la ecuación del asterisco V410 y
sus implicaciones astrológicas
Nadie evadiría demasiados con tanta prisa
Desde el reflejo de un closet
Nadie apreciaría mi deseo de golpearte
Hasta tatuarte un lucero
Nadie recordara el teatro mágico,
Tierra colorada,
ni los girasoles con tanta paz como el cielo
Nadie sabrá de planetas con tanta ciencia
Como el muchachito de cabellos de trigo
Nadie entendería de poemarias, de partos prematuros,
de kabrakanesalas 10 de la mañana
con la premura de demasiados,
de telepatías imaginadas.
Nadie, absolutamente nadie
sabría de lunares paralelos, de cometas
bífidas y frágiles silencio, de jardines secretos
Nadie sabrá de rituales 4y10, de boletinas,
Puesiesque, en cajitas azules, de papelitos y razones,
del Tarde que nos queda.
Nadie solo la Luna y su silencio de luna
Solo la Luna y su cuenco de sueños
Solo la Luna y el cuenco de tus manos
mi-tu mariposa de fuego. 0408

 

Juan Carlos Cárcamo

VVY si la paz lloviera
Si a gotas fuese repartida entre las víctimas con la suave textura del consuelo
Y si lloviera y si fuese caricia entre lágrimas plurales y si fuera como una multitud de anónimos abrazos repartidos
Si fuera ella la que al abrir la historia saliera al encuentro de los mártires
Si fuera ella tejiendo con cadencia los rincones los sistemaslas murallas
Si lloviera paz en lugar de pólvora
Si la vida pasara en lugar de la muerte por las calles las colonias los caminos
Si fuera su arrullo la música de los huérfanos
Si fuera su mano tendida para las madres
Y si la paz lloviera volviendo los corazones blandos húmedos fértiles propicios para florecer en esperanzas
El dilema del prisionero
El ajedrez dispuesto en la mirada del vecino el guante suavizado con una flor semántica la erguida cortesía del que controla la ansiedad difusa del que esconde su último movimiento
Son familias, son amigos, colegas, hermanos
Activistas de la causa de la diplomacia feligreses de la doctrina de Sun Tzu
Todos sonríen adulan abrazan
Actrices y actores racionales en transacción continua (en una mano la pólvora en otra la sonrisa)
Caminan y se encuentran diariamente en una enredadera Ahí la estrategia dominante la coacción el arbitraje
Caminan cargando sobre si los rasgos las virtudes los intereses clásicos el continuum persuasivo
Y la autoridad se exhibe en crestas proverbiales y la violencia oculta en el monopolio de la fuerza
La paz juega a las escondidas

LAS OLAS
ISerpiente de mar y de arenaCrece y huye Alma de sal se agita en explosiones infinitas de luz
IIMontaña leve surge al pie de la arenaDiminutos soles juegan en su frente
IIIEs el grito del mar Es el vientoque se anuncia húmedo tumbao
IVSuave Viene Llega suave Besa todo lo que encuentra Besa con labios suaves Toca con aliento suave Mece mis ojos con abrazo suave de luz suave cayendo a gotas de arenaPalidez de moza Candidez de agua Suave EllaSuave me toca con sus manos de viento Suave hablacomo la amiga de infancia No es una ola es poesía No es el mar es un nido de versos navegando en el remanso
Suave cristal que me roza la mirada Línea de plata que acresta las olas SuaveCadencia de piel que se desliza bajo una sábana de sal Suave voz de horizonte que envuelveSuave luz Suave biombo Suave tarde que se deshojaSuave palma que cubre mi asombro Suaves dedosbailando en el remanso Suave colina que escala el azul norte Suaves pies de arenaque se embriagan de huellas suavesPasos de sol gigante Suave risa de DiosSuave germinación de ojos y palabras

ImlaKech
Soy yo y somos todos
Lloramos y crecemos en la muerte
La vida nos empuja hacia el silencio
Tus ojos revolotean en mis manosVeo mi piel como una playa en tu mirada
Somos la luna oscura y luminosa
El viento abraza al árbol y a la montaña
El que diserta con música en las manosel que abre su bigote para encender palabrasla que esconde en sus ojos todas las imágenes
Todo una galaxia
El coloquiola locura retóricase fusionan
Crecen y decrecen Amalgama
Viajamos hacia el otro ladoBebemos el aire madre de la tierra
El que sueña el que caza sueños el desnudoTodo gravita
Atrapados en la simbiosis de la vidaun día dormiremos bajo el mismo abrazo

 

Carlos Alberto López domínguez

CAPITÁN GENERAL GERARDO BARRIOS. POEMA 3

Las palomas te saludan mi general

Mientras tú,
erguido como todo buen militar
ves pasar con arrogancia
a las damas de esta ciudad.

Mi general,
Tú has sido testigo mudo,
Sé que ganas no te han faltado
de participar en todas las revueltas

Capitán General Gerardo Barrios
Sé que te dan ganas de bajar
de ese esplendido caballo
para castigar a tanto mal hijo
de su madre patria

Para fusilar a tanto ladrón no solo de las cosas de valor
Si no también de sueños,

Para castigar a los seguidores
de la política de mierda

Para enseñar cómo se debe gobernar
con el porte y la decencia
de todo un caballero mi General.

EL ODIO UN DIA.
POEMA 4

El odio como antología
publica hoy su historia.

Todos la conocen hoy,
nadie antes
solo el pobre y yo.

Ya todo el país habla de ella
como cosa grande, cosa nueva
mas no podrán explicarlo
Disipar el divieso acumulado con los años
y descargar su rabia su ira
cual alma enloquecida

Pero no le importa que al pasar
en cada camino en cada cuidad
con su muerte arrastre el amor
solo quiere que recuerden
que el odio un día pudo más.

 

 

DAME TU MANO HERMANO. POEMA 6

Si ayer con vos abrazamos la esperanza
corríamos tras nuestros sueños
y las novias
tras la vida,

Hoy henos aquí enfrentados
por el destino cruel
forjados por otros,

Dame tu mano, hermano, y toma las mías
los números para los matemáticos,
las letras para los poetas.

Hoy se libre como ayer.

Cuando entre las manos
teníamos los hilos de nuestros cometas
y reventemos nuestras vidas
comohippie
venga pues tu alegría y mi felicidad.
Vamos a caminar
nuestras familia nos esperan
No, nos matemos más
nuestros hermanos e hijos lloran,
mi casa y tu casa
en la colonia del mismo barrio están.

 

POEMA DE AMOR.
POEMA 15 (Para ti, la Mujer que Amo)

Sin nada y de la nada
Segura de ti misma

Me abrazas
llena de esperanzas
me besas en la boca

sin decir nada
Me amas

Esperas y callada duermes tus ilusiones.

Y otra vez de la nada
y sin nada
llena de pasión me amas.

Me aferras a tus brazos
En silencio me entregas en tus manos tu cuerpo
envuelto en lo oscuro de noche.

Satisfecha de ti misma
me contagias
de tu magia
de tus labios
de tus ganas.

DESGRACIA DESIGUAL. POEMA 21

En cada acera al pasar se queda mi alma

Un pedazo de mi ser se desprende
en cada limosna pedida,
en cada indigente que reclama la vida robada.

En cada migaja que se desprende
de la vida mía
se desarma mi corazón
en cada rostro como herida

Yo vengo desde hace muchos años de sentir el pesar
El dolor de mi gente por las calles, unos viejos otros más.
sus desigual desgracias pasar.

En cada zapato roto
camina una piltrafa humana
sin detener su andar

Ninguna esquina
Ningún semáforo,
Ningún policía
solo el hambre, solo la muerte
que llega como comida divina
frenará sus pies al caminar.

 

 

Luis Alfredo Castellanos

 

Sección 1: Variaciones sobre un tema de invierno.Sección 1: Variaciones sobre un tema de invierno.DIOSEs difícil ser Dios en estos díasmientras las olas con su infatigable dureza extienden su quietud o los árboles entierran su silencio  bajo toneladas   de huellas de humoPresenciar  que algo menos valioso que la hormiga desordena las palabras y en su inexpugnable torpeza, vocifera elucubraciones, insostenibles en la niebla,   en serio, es difícil ser Dios en estos días.
CIELOLo bueno del cielo es que no lo tocosolamentelo hiedo con mis ojosle desbarato su pureza con desearlo o lo hago más pequeño al pronunciar sus cordilleras de brisa de espumaDe las pocas mejores promesas: un mañana soleado, los cultivos húmedos, una sonrisa que abraza la cara, tu voz como almohada en el peloEs el azul de arriba como la piel de la esperanza, una música intacta en el oído y sigo creyendoque lo bueno del cielo es que no lo toco.
NUBESNo me gustan porque son suciaslas ciencias dicen una  condensación de humedad, una evaporación de marpero es otra cosacomo cualquier día, la limpieza en el cielo es de mil años, el polvo gótico, añejo, germina y flota en el cielo, como polvo barroco fundido en el aire, las nubes transitan en caravana hasta el botadero en el horizonte, y tengo razónno me gustan porque son sucias.
SOLNadie quiere en su cara una luz permanenteel foco en una lámpara sostenida por una mano suspendida en lo invisiblela encendieron y no se apagaen realidad es una inmensa luciérnaga sobrevolando  las galaxias y se ha detenido en la espalda del tiemposu brevedad se resiste a desaparecerentre mi hora que no es la suya, cansado cierro las orbitas que la detectanalguien junta las manos para girar el trompo en un lento baile en que   las sombras se alternan ante su hirviente resplandor, que es necesarioy sin embargo,nadie quiere en su cara una luz permanente.
LUNAMe resulta triste ver la lunasu luz prestada a cierto kilometraje se retira como en un banco y luego paga en el control de salidas y regreso de las olas, la temperatura de los equinoccios y los eclipses en mosaicos transparentados.Y si no hay crédito, deambula entre peregrinos azabaches y en un salto entre quipus, su geografía se lastima con las donaciones hélicas, sucumbe en las postrimería de su orgullo, termina vomitando el regalo alquilado. Los días sin verle, arranca su cara y parece un cenote colgado, en esos momentos y en otros,me resulta triste ver la luna.
PLANETASEs que alguien vino y dijo que allá arriba estaban otros planetas y les creí que hervían de envidiaante sangre transportada hilando senderos en la Tierray alguien se le ocurrió que los cuervos dejen de anidar mientras los topos incendian los días con su ceguera eso sería en otros planetasporque en esos planetas, la música se arma como piezas de lego, los nombres están hechos de arena y los sentimientos se encierran en zoológicos, de cuando en cuando se les visita y se prohíbe alimentarles con emociones mutiladas de viejas bodegas, no tienen culpa absolutaes que alguien vino y dijo que allá arriba estaban otros planetas y les creí.
ESTRELLASEllas me recuerdan mi adolescencia imperfecciones en la piel que no soportaba sin que mis dedos se juntaran sobre ellas, presionándolas hasta expulsar su gelatinoso contenido y saciar mi alta marea  de arrancármelasseguro que en la lejanía, alguien les exprime la luz y nos caen en la cara sus fragmentos de vidrio mordidola piel que ellas cubren, la piel que rodean con sus burbujeantes sonrisas de marfil, resultan  para su portador, inventos poli tonales de palpitante angustia una mueca de tarde sin orillas se explaya y no es su culpa si ellas me recuerdan mi adolescencia.

 

 

 

COMETASEternamente despierto en el exilio, cubre su sangre de viento en el mutismo, su estela llorosa o su discreto quedarse en movimiento, respirar sereno del espacio, en una honda se deposita su brillo y es lanzada a colorear asteroides, constelaciones huérfanas y magnetos de gravedad en el paladarantes llevaron calesas que se esfumaron a través de su vibrante distancia, de su inflamada pureza, fiel a su reptar verde, o carbónico o literal nómada colina desapegada  a ecos fulgurantes en que beben los cachalotes su soledad circular en que sopla eternamente despierto en el exilio, cubre su sangre de viento.

 

 

 

William Gilberto Durán

PETRUSPETRUS
Camino al pasadose equivocó  la muerte.TORRE DE MARFIL           RUEGA POR NOSOTROS
buscando el equinoccio que sea mayor que el día o la noche                       ARCA DE LA NUEVA ALIANZA             RUEGA POR NOSOTROS
El momento crepuscular desprendeel celaje apacible que jugueteacon la barba de san Pedro.                San Juan pastorea cabras de algodónSANTA MARIA                   REUGA POR NOSOTROS
que se pierden bajo el llantocristalino de la Magdalena                                     MADRE DE LOS DESAMPARADOS                    REUGA POR NOSOTROS
Llora y llora como vertienteen invierno que sacia la sed de           pobre.
AMEN.
RECUERDO
Ruedan los recuerdos buscando el recuerdo que recuerde el recuerdo que recordó el recuerdo de nuestra primera noche.Ahhhhh  ! ! ! ! ! La luna era dueña y señora de la nocheLa nostalgia abría las puertasa la ilusión del deseo.Quimeras deambulaban sobre lasestrellas dibujando nuestroscuerpos en un besoLa oscuridad pedía a gritos el silenciolos dioses fueron cómplicesapagaron la nocheyel
Sabor del pecadotoco           nuestros  cuerpos.

 

POST- DATA
Al terminar el día                                     sigo luchando                                                o                                                n
la sangre                                    que emana la                                              o                                              n                                              t                                              a                                              ñ                                              a.

 

 

SUEÑO

9:30.                                        Brillan las estrellas                                        al compas del canto                                        de la luna        Se abren las puertas                                         de la noche                                         musitando frases                                         que se eclipsan                                                  C                                                   a                                                   l                                                   l                                                   a . . .                                                            C                                                             a                                                             l                                                             l                                                             a . . . Escucha el silencio. En la oscuridadlas palabras sobrancontempla las miradas                                          aprieta mis manos                                          siente el calor de la                                           soledad y . . .                                          Suelta la madeja                                          del torbellino que          detiene la furia del deseo                                        cierra los ojos siente la ausencia de                                                      a                                                       gr   i       m            a                 s
que bañan nuestros cuerpos        como el invierno a la tierra                                        cierra los ojos. . . una piscucha de            pensamiento échala a volar               sobre las ilusiones del tiempo                                         que se detiene cuando el  R         L         J  E         O
M        R         A            A              A        C             L           S
5        3               A                 :        0               M

 

 

SOLILOQUIO MATINAL
Al final que es mejor?La miseria o la esclavitud.                                     ¡ ¡ ¡ ¡ Pero qué digo ! ! ! !                                                 Si la riqueza y la libertad                                     o                                     n  huérfanos como miss    u        e            ñ                o                                      s  en manos
de los  P       B         E                O        R        S                                                  O                                                  B                                                  R                                                  E                                                  S.

 

OCASO
Una puesta de sol                   Anuncia el final del día        Toca la puerta la noche          que se resiste del sueño            melancólico que eclipsan                                           el tiempo                                                          hojas bañadas con el roció                            del silencio que llama las estrellas        a poblar las sombras            Una apuesta del sol más              corre el tiempo tras el día                          que se escapa en gotas de humo          disueltos en los AÑOSDEL                    H          B                                 O  M     R  E.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

RETORICA.

Sabes Quién es Roque Dalton?Si. un infiltrado de la CIAque vendió la lucha populary tú Quién eres?       Yo? Joaquín Villalobos porque?Por nada ¿¿¿¿¿¿¡¡¡¡¡¡-!!!!!!?????

 

 

IRONÌA
Lloran lágrimas al contemplar                               la ironía de la vida                               se sueltan las palabrasatadas con el hilo de la garganta                               escapan  corren y se pierden en                               oídos sórdidos.            Sueño las palabras luchando                                mientras tomamos café.

 

 

 

 

 

 

 

VENTA
El aire trae el gritouna palabra muere en combatela esquina de los sueñosse baña en lágrimas de sangrela calle del amor se mojacon un orgasmo secola masturbación de las sombrastrae los recuerdos.El semen de los díasse embriaga con la felicidad del sufrimientoTock – TockQue desea.Me puede vender 10 centavosde  PAZ?. . .P        A           Z
¡  P         Z     ! . . .                 A

 

 

 

 

 

 

 

 

10 CENTAVOS
Fluye el pinceldelineando las sombrascautivadas por el vientoideas colgadas de los pétalos del solDando ilusión y pensamientoOfreciendo quimeras sueltas. . .Mañana vendrá la ironía del inviernocon tinta en sus alas de coloresque nacen la naturalezaAmarillo la esperanzaAzul tiempo en la distanciaRojo la sangre del pueblo que alimentaa la tierra en una trilogíade color, esperanza y vida. . .Abre las puertas         corre hermano          busca el óleo, el yeso, el lápiz ola tinta         Planta en la manta los sueños         de niños perdidos         buscando la esperanza         en tus ojos. . . .          Escucha el grito         que emana los poros del silencio         cuando el ocaso ha suicidado al día          una palabra solidaria          marca el camino de la luchashhishhhi . . .                   Don MiltonRegáleme  D  I  E  Z                   I   I                   E    E                   Z        Z

 

 

MAÑANA INVERNAL!  !  !
Veo el viento pintadoacariciando pétalos de solLagrimas de mañana.Mañana invernal de truenosprimaverales, vende la pequeñailusión del día, perdida en elen el letargo de tu miradagota de agua, como virgencaída en el oasis de tu cuerpocorre la luna                   l                   c                   a                   n                   za    el día
día de acción de gracia donderegalan frases para mujeresdulces versos cálidos                                o                                b                                r                                el verbosu                                                                                                                             ave que alaga el corazón

 

puesto con laa la b r a     de libertad                                    DEMOS-CRATOS
La esperanza inicia con la    palabra casi perfecta, la raíz    y la desinencia establecen la   norma. «El poder del pueblo»                                    Regresa el día del exilio                                    tras el anuncio pleno                                    e inobjetable                                    de la democracia                                    Articulo le saluda                                    el objetivo le brinda flores                                    de ilusión                                    El verbo le canta versos de                                    libertad popular ahogada en                                    años de silencio                                    perdidas en voces de gobiernos                                    sutiles, callados, teosóficos,                                    alienados por la ilusión                                    extranjera                                    Extranjero el poder, autóctono                                    el pueblo la luna envuelve con                                    su manto plástico                                    estrellas cristalinas de horas                                    caídas en tu búsqueda.                                                El azar se vuelve realidad                                      a
realidad luego en los portales                                    y envuelve lágrimas sobre                                    vientos de papel y plástico . . .fuè ayer que las lluvias llevaron las presas el caudal del LEMPA es inmenso se levanta la ola del ‘32 el paso del torbellino que desprende hojas caen en Izalco, Ahuachapán, Sta. Ana. San Salvador. . .              llega la calma                             llega el poder pero falta      el pueblo
Atención: La democracia es la                   mejor forma de                            gobierno de un país                           donde todos somos                         Iguales por eso. . .      . . . «Es pecado matar hormigas                                    porque ellas no pueden                                    resucitar».

RUTA POETICA

Recorro los adjetivosme detengo en el artìculoacompaño el sustantivo y el verbo.El verso está hechoazul el cielo sobre el ser.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: