web analytics
viernes , 17 noviembre 2017
Inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Poeta salvadoreño propondrá red innovadora de bibliotecas públicas
Poeta salvadoreño propondrá red innovadora de bibliotecas públicas

Poeta salvadoreño propondrá red innovadora de bibliotecas públicas

Laura Bernal

Carlos Ernesto García, sovaldi poeta salvadoreño radicado en Barcelona, España, tiene un concepto diferente. Los espacios culturales conocidos como bibliotecas son, para él, algo más que estanterías y libros. Al menos, ese es el proyecto que pretende plantear al nuevo Gobierno de El Salvador.
Se trata de una innovadora red de bibliotecas públicas que permitan a los visitantes algo más que leer o prestar un libro, sino encontrar, a su vez, un entretenimiento en diversas ramas como teatro, ver películas o simplemente tomar un café mientras se lee un periódico.
Según García, la idea es que el Gobierno central, a través de la Secretaría de la Cultura, impulse la entrega de mayor presupuesto para la apertura de estos espacios culturales.
“Mi idea es que se rompa con la idea del asistencialismo, esperar que se traiga de afuera los libros, no, la ciudadanía tiene que sentirse parte también”, afirma el poeta.
El proyecto, además, colocaría en una misma plataforma, el hábito de la lectura y el desarrollo de las nuevas tecnologías,
“Un lugar donde la gente también pueda acceder  a discos,  DVD`s, música  y donde también se habilite espacios para conferencias, para exposiciones fotográficas, foros”, explica.
La obtención de fondos para la sostenibilidad del proyecto no sería un problema, afirma García. De hecho, agrega, que el objetivo es que las personas que tienen libros en su casa, leídos o simplemente sin haberlos utilizado, los utilicen como “canje” para eventos de carácter cultural.
“Si se hace una obra de teatro y las personas en lugar de pagar su entrada llevan esos libros que tienen en casa, se comenzaría a crear ese fondo: regalando un libro. Esas personas podrían consignar sus participación en cada departamento a través de sus gobernaciones”, detalla.
El objetivo del proyecto sería extenderlo a las 14 cabeceras departamentales del país, en un primer momento.
En tanto, habría muchas maneras de explicar cómo no sólo se beneficiaría al desarrollo de la cultura, sino a la generación de nuevos empleos.
García asegura que, al menos, por cada biblioteca abierta, se contrataría a una persona experta en bibliotecología. “Estaríamos hablando de 14 nuevos empleos y sin contar al resto de personas que se utilizaría para dotar estos lugares”, agrega.
Pero el mayor beneficio, enfatiza el artista, es la generación de una base de datos  sobre todos los libros que se tiene a nivel nacional.
En este sentido, si una persona desea un libro en una biblioteca de la red ubicada en Santa Ana, y no se tiene, se podría contactar con las bibliotecas de toda la red y mandarlo a traer. “Aquí se potenciaría el buen uso de las redes informáticas para fines culturales”, apunta.
Aunque el proyecto aún no ha sido presentada al nuevo Gobierno, García se muestra entusiasta por el rumbo que el proyecto podría tomar en los próximos años.
“Tengo muchas esperanzas con este nuevo Gobierno, creo que el Presidente Salvador Sánchez Cerén lo dejó muy claro cuando habla de la necesidad de un Ministerio de la Cultura”, dice García.
Si bien es cierto, se trataría de un proceso bien planificado entre las diversas instituciones participantes, García pretende reunirse próximamente con representantes del Gobierno para iniciar la discusión al respecto.
La propuesta de García sería parte de los nuevos mecanismos para el desarrollo del arte en el país, entre éstos, la implementación en los próximos meses, del Ministerio de la Cultura, anunciado por el Presidente Sánchez Cerén.
“Debemos considerar la cultura como un bien social, como un bien para todos. La cultura no debe estar sesgada en materia de sólo darle al artista herramientas, sino también la participación de la gente a esta cultura”, reafirma García.

La vida como una anécdota
La red de bibliotecas públicas no es el único proyecto a futuro para García. Actualmente el poeta, exiliado en España desde la guerra civil en El Salvador, prepara su próxima producción literaria, esta vez, un libro de relatos autobiográficos. Este se titularía “la vida como una anécdota”
Su autobiografía constará de al menos 6 o 7 relatos de largo aliento y otros 50 en forma de misceláneas (mezcla de varios relatos cortos)
Estos últimos relatos ya están siendo publicados periódicamente en un medio de comunicación impreso en Los Ángeles, Estados Unidos: el Dia a Dia News, un rotativo destinado a la población latinoamericana.
Pero éste último libro no es el único en el vasto listado de poemas y relatos de García. De hecho, la mayoría de sus obras literarias han sido traducidas al albanés, chino, inglés y, próximamente, al francés.
De la misma fuente de inspiración, Poemas de amor, Locura y Muerte ha otorgado al poeta de sus mayores triunfos. Además de montarse en los grandes teatros de Broadway en Nueva York, en 2014 fue premiada con cinco nominaciones, de las cuales se adjudicó tres.
Y ¿qué no decir de otros de sus poemas? “Yo no tengo casa”, le ha entregado a García la admiración de muchos en el gremio artístico literario. Tal ha sido la distinción que hasta el poeta español Rafael Alberti lo catalogó como “el poema que le hubiera gustado escribir”
“Es el único poema que ha quedado intacto luego de escribirlo. Quizá su aceptación por ese dolor de perder parte de mi familia, al perder mis amigos, la casa donde había nacido pero que también ha sido un territorio que han tenido que pasar muchos” dice García.

De las letras al cine
La travesía de García ha sido tal que su vida será llevada próximamente a la “pantalla grande”, así lo detalló también el artista en su actual visita a El Salvador.
La producción cinematográfica aún reúne fondos suficientes para su puesta en marcha y, según aseguró García, ésta podría ser filmada en El Salvador y además de contar con actores de renombre, también sería un trabajo en conjunto con la Secretaría de la Cultura de la Universidad de El Salvador.
Entre sus últimos proyectos también destaca su exposición fotográfica sobre la infancia y las escuelas en otros países del mundo. Ésta ha sido presentada desde principios de 2006, y actualmente se ha expuesto en escuelas de Barcelona.
Además, ha reunido a 80 intelectuales de más de 30 países, entre ellos diez premios Nóbel  y se ha llegado a más de 70 ayuntamientos en Cataluña. “Esta ha sido la exposición estrella”, afirma García.
El Salvador no ha sido la excepción. La exposición fotográfica ya fue presentada en el país y ha sido considerada por García como “la presencia de un trabajo de cultura de El Salvador en Cataluña”.
“Una de las tareas fundamentales del proyecto es implicar al profesorado, que se convierta en un guía para explicar lo que sucede en África, en Asia y sensibilizar especialmente a la población estudiantil de primaria. Se ha convertido en una herramienta eficaz para lucha contra la intolerancia”, reitera el artista
Desafortunadamente, para García, los Gobiernos de Latinoamérica han restado mucha importancia a la educación. En palabras del  pedagogo francés, Daniel Penac, el poeta salvadoreña reitera su llamado a que “si creen que la educación y la cultura es cara, pues que  prueben sin ella”.

A %d blogueros les gusta esto: