web analytics
viernes , 15 diciembre 2017
Inicio » Nacionales » Plaza Memorial Piedras Coloradas, un llamado a jamás olvidar
Plaza Memorial Piedras Coloradas, un llamado a  jamás olvidar
Plaza memorial en honor a las víctimas de la masacre de Piedras Coloradas, ocurrida el 17 y 18 de marzo de 1981, en la zona del cantón San Jorge, Cabañas. Foto Diario Co Latino/ Guillermo Martínez

Plaza Memorial Piedras Coloradas, un llamado a jamás olvidar

@DiarioCoLatino

Eran las cinco de la mañana del 17 de marzo de 1981, los pobladores del caserío Piedras Coloradas, en el municipio de Victoria, Cabañas, recibieron la noticia que el ejército junto a la Guardia Nacional atacarían  el lugar. Carlos Bonilla, junto a otras 7 mil 500 personas, salió de su casa con destino a la frontera con Honduras.

“Salimos solo con lo que llevábamos puesto, éramos miles de personas, hombres, mujeres, ancianos y niños, huyendo del ejército, queríamos cruzar hacia Honduras para escapar, llegamos a este lugar donde ahora se sitúa la plaza, solo nos separaba el río Lempa, cruzábamos y estaríamos en territorio hondureño”, relata Carlos Bonilla, Sobreviviente de la masacre del río Lempa.

Bonilla  recuerda que cuando llegaron a la rivera del río, se encontraron en una situación muy difícil ya que si retrocedían serían capturados por la fuerza armada, al otro lado del Lempa el ejército hondureño resguardaba sus fronteras.

“Estábamos acá cuando se creció el río ya que el ejército abrió premeditadamente las puertas de la presa 5 de noviembre,  la fuerza aérea mandó un helicóptero a bombardearnos, una lluvia de morteros y balas caía sobre nosotros, algunos se lanzaron al agua tratando de escapar, otros nos cubríamos de las ráfagas entre los árboles y piedras”, recordó Bonilla.

Medardo González, secretario General del FMLN y Nidia Diaz, Secretaria de Memoria Histórica del FMLN escuchan a Carlos Bonilla narrar sus recuerdos de la masacre de Piedras Coloradas, ocurrida el 17 y 18 de marzo de 1981, cuando miles de personas quedaron atrapadas en las riberas del río Lempa, huyendo de la persecución del ejército. Foto Diario Co Latino/ Guillermo Martínez

Según el sobreviviente, luego de dos días sin comer ni dormir lograron cruzar hacia Honduras donde el ejército de ese país los capturó, atrás quedaron muchos de sus compatriotas muertos, algunos víctimas de las balas, otros ahogados cuando intentaron escapar.

No se tiene una cifra exacta de cuantas personas murieron en aquella masacre, algunos hablan de trecientos, otros aseguran que fueron quinientos los fallecidos, para Bonilla no importa cuántos fueron, al final eran personas a quienes conocía y estimaba mucho.

“En este lugar, murieron injustamente muchas personas, perdimos familiares y amigos, no importa si fue uno, trescientos o quinientos, el punto es que fueron asesinados injustamente”, manifestó Bonilla.

A treinta y seis años de aquel lamentable hecho, sobrevivientes, familiares de los fallecidos, así como habitantes del caserío Piedras Coloradas, realizaron el mismo recorrido pero en esta ocasión no era para escapar de algún opresor, sino para celebrar a quienes dieron su vida por lograr un mejor futuro para ellos y sus familias, por reivindicar los derechos de los más pobres.

En ese lugar donde perecieron cientos de personas, hoy serán recordados gracias a la construcción de la Plaza Memorial Piedras Coloradas, creación que ha sido posibles gracias a la gestión del periodista Guido Flores y a la Dirección  del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Lugar donde miles de personas huyeron de la persecución del ejército durante la masacre de Piedras Coloradas, ocurrida en marzo 1981. Se estima que unas 500 personas murieron en estos operativos militares. Foto Diario Co Latino/ Guillermo Martínez

“El objetivo es no olvidar las atrocidades cometidas por los regímenes intolerantes que no respetan la forma de pensar de quienes exigen sus derechos”’, expresó Flores.

A la inauguración asistieron Medardo González, Secretario General del FMLN y Nidia Díaz, Secretaria de Memoria Histórica de dicho instituto político, entre otros.

“Quienes perdieron su vida en este lugar no solo son mártires y víctimas, son héroes  y heroínas, ya que soñaban y lucharon por un El Salvador mejor, un país donde valiera la pena vivir, su heroísmo logró poner fin a una dictadura”, reflexionó Nidia Díaz.

La diputada también recordó que fue la sangre derramada por quienes lucharon por ese sueño, la que hace posible que El Salvador sea un país de libertades donde la población puede organizarse, expresar sus ideas y exigir sus derechos.

Medardo Gonzales dijo que “la inauguración de este memorial, es especial para mantener en el recuerdo a todos los compañeros que fueron asesinados en este lugar. Nosotros los salvadoreños debemos estar claros que el deber del estado es proteger y ayudar a los ciudadanos, no perseguir y asesinar a sus hijos por exigir sus derechos”.

El máximo dirigente del FMLN agregó que “la mejor forma para no olvidar, es seguir luchando y construyendo un mejor país, Si queremos corresponderles a las víctimas tenemos que derrotar a la oligarquía de este país”.

González, además, instó a los más de un mil asistentes que escuchaban su discurso, a seguir apoyando los cambios que se están dando en el país a favor de quienes más lo necesitan y dijo que tanto militantes como dirigentes del FMLN deben fortalecer más al partido y derrotar al neoliberalismo.

La masacre de Piedras “Coloradas es una de más de doscientas cincuenta perpetradas por el ejército durante el conflicto armado, una guerra que cobró entre 1979 y 1992, la vida de al menos 75 mil personas de las cuales un 80% eran civiles según el informe de la Comisión de la Verdad de 1993.

A %d blogueros les gusta esto: