web analytics
domingo , 17 diciembre 2017
Inicio » Editorial » El periodismo también está de luto
El periodismo también está de luto

El periodismo también está de luto

A mediados de la semana pasada dos presuntos pandilleros le quitaron la vida al periodista de canal 21 Samuel Rivas, lo que ha sumido a la familia del periodismo salvadoreño en el luto que embarga a otras familias que han tenido la pérdida de un familiar, producto de la delincuencia.

Durante los actos fúnebres un grupo de periodistas, que se unió al dolor de la familia de Samuel, hicieron un llamado a las autoridades a que pare esta ola de violencia en el país.

Nos parece que a la luz de este hecho doloroso y de solidaridad por la muerte de un colega es pertinente un reclamo de ese tipo, pero, en tanto periodistas no debemos caer en el manejo que hace la oposición del tema de la delincuencia en el país.

La sangre de Samuel, más que generar solo reclamos, los cuales insistimos son valederos, nos debe llevar a exigir a todos los sectores del país a que se discuta el tema de la violencia en el país, de forma seria y responsable.

Creemos que ha llegado el momento para que los periodistas, en primer lugar, y los medios de información, en segundo lugar, exijamos a los poderes fácticos y políticos del país, buscar una solución al tema de la violencia, desde una óptica de Estado.

Si el sector político, empresarial y mediático se une al Gobierno para el combate de la delincuencia, este problema con causas estructurales puede tener solución más temprano que tarde.

Los medios por ejemplo, debemos promover una cultura de paz, y atacar la intolerancia.

Debemos retomar lo que se intentó hacer en 2006, es decir, dar un tratamiento serio, profesional al tema de la violencia.

Algunos manejos periodísticos sobre violencia, por ejemplo, más que informar podrían generar odio hacia quienes enlutan a familias salvadoreñas.

La muerte de Samuel, por causa de la violencia irracional de las pandillas, debe llevarnos a apoyar planes serios para el combate de la violencia, sobre todo los que tienen que ver con la prevención, y exigir a los diferentes sectores de la sociedad a unirse para combatir con efectividad la delincuencia y las causas estructurales que la ocasionaron. Descansa en paz Samuel.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: