web analytics
lunes , 11 diciembre 2017
Inicio » Nacionales » Penales y empresa privada impulsan programa de “Cocina Escuela” en cárcel de mujeres
Penales y empresa privada impulsan programa de “Cocina Escuela” en cárcel de mujeres

Penales y empresa privada impulsan programa de “Cocina Escuela” en cárcel de mujeres

@BeatrizCoLatino

La dirección de Centros Penales, viagra con apoyo de la empresa privada, echó a andar en el Centro de Readaptación de Mujeres el programa “Cocina Escuela”.

De acuerdo a la dirección, el programa busca que las dos mil internas, comunes y de pandillas participen y reciban formación profesional de cocina.

El director de la Centros Penales, Rodil Hernández, explicó que con la iniciativa se está buscando un poco la responsabilidad social de la empresa que provee los alimentos al sistema de penales y, por otro lado, que las internas aprendan a producir sus alimentos.

“Hemos comenzado con un tiempo de comida, la idea es que durante 90 días, van aprender lo que es la teoría y en otros 90 días la producción de alimentos”, dice el director.

La dirección le apuesta a que las dos mil internas pasen por este programa de rehabilitación, no solo las mujeres que estén en fase de confianza o semilibertad. Para el director, la “Escuela Cocina” es una herramienta de vida para las internas y un programa más para acercarse a la libertad. “Escuela Cocina” arranca con la participación de 90 mujeres.

Wendy Nohemy, quien cumple una condena por el delito de droga, es una de las participantes en la “Cocina Escuela”.

Asegura que cuando inició lo hizo para tener algo en qué “entretenerse”, la vida en la cárcel de mujeres no es fácil y los días pasan lentos.

“Nos estamos rehabilitando más, nos está ayudando mucho, sobre todo a reflexionar que podemos hacer otras cosas”, dice Wendy Nohemy.

También dice que el programa les da un voto de confianza, ya que la cocina está en una área separada de las instalaciones principales de la cárcel. Las internas salen y entran bajo custodia, pero el hecho de salir de los pabellones es un voto de confianza.

Wendy Nohemy está segura que la cocina abrió su mente. Esta motivada a seguir aprendiendo sobre recetas y platillos. Su preferido en este momento es el plátano en miel. “A mi me ha gustado mucho, este no es mi grupo y estoy apoyando, porque en verdad me gusta”, dice mientras traslada desde la cocina a uno de los pabellones un pila de platos de aluminio y vasos llenos de café.

La mujer recibió una condena de 7 años de cárcel por droga. Ya cumplió cuatro años y cinco meses, está a un año ocho meses de su liberación.

“Es importante cambiar más cuando hay personas afuera que lo están esperando a uno. Yo tengo mi hija y mí esposo”, confiesa la mujer.

Según los datos de la Dirección de Centros Penales, cerca de 2 mil mujeres están recluidas en el penal de mujeres, cuando su capacidad es para menos de ese número, unas 800. La dirección tiene que ir adecuando las instalaciones para ofrecer albergue a las procesadas que año con año llegan por los delitos más comunes: droga y extorsión.

La directora del centro penal, Morena Portillo de Mejía, argumenta que se están haciendo todos los esfuerzos y echando mano de todos los recursos para mejorar las condiciones de las procesadas. Nosotros estamos cumpliendo con los mandatos legales y por eso estamos preparando a las mujeres con programas para su salida. “Verlas readaptadas, resocializadas y educadas”, puntualizó.

A %d blogueros les gusta esto: