web analytics
Domingo , 26 Marzo 2017
Inicio » Internacionales » Nominado por Trump en cancillería denuncia el “peligro” de Rusia y arremete contra Cuba y China

Nominado por Trump en cancillería denuncia el “peligro” de Rusia y arremete contra Cuba y China

Por Ramon Sahmkov

Washington/AFP

Rex Tillerson, el secretario de Estado nominado por Donald Trump, denunció el miércoles a Rusia como un “peligro” internacional y que probablemente nunca será amigo de Estados Unidos, alejándose de los señalamientos de una excesiva cercanía con Moscú.

Ante una comisión del Senado para confirmar su cargo en el gabinete de Trump, que asume la presidencia el 20 de enero, el expresidente de ExxonMobil también cuestionó el acercamiento diplomático entre Washington y La Habana, advirtiendo que la isla no ha hecho concesiones en derechos humanos.

La audiencia en la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado, transmitida en parte por las cadenas de televisión, coincide con un ambiente enrarecido en Washington: Estados Unidos acusa a Rusia de injerencia en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre que ganó Trump.

Además, algunos medios divulgaron informaciones no verificadas sobre presuntos lazos de Trump con el gobierno ruso para ganar la elección y con detalles personales salaces de un viaje a Moscú, lo que un furioso presidente electo negó este miércoles.

“Rusia representa un peligro”, dijo Tillerson, un texano de 64 años, denunciando que las “recientes actividades” de Moscú van a contravía de los intereses estadounidenses.

“Nuestros aliados en la OTAN tienen razón de alarmarse frente a una fortalecida Rusia”, señaló.

Pero el exjefe de la gigante petrolera, donde trabajó los últimos 40 años, se negó a afirmar si respaldaría sanciones vigentes o nuevas contra Rusia y reconoció que no ha discutido con Trump cuál será la política del próximo gobierno hacia el antiguo rival de la Guerra Fría.

En su primera presentación pública desde que fue nominado el 13 de diciembre, Tillerson denunció que Rusia “invadió Ucrania, incluyendo la toma de Crimea, y apoyó a las fuerzas sirias que brutalmente violan las leyes de la guerra”.

Pero se abstuvo de ir más allá cuando el senador republicano Marco Rubio le preguntó si Putin es un “criminal de guerra”. “No usaría ese término”, respondió fríamente Tillerson.

Lazos con Rusia, conflicto de interés por su pasado empresarial: Tillerman despierta alarmas incluso entre algunos republicanos. A pesar del apoyo de los jefes partidistas, solo haría falta que tres republicanos voten en contra para bloquear la nominación.

Cuba no rinde cuentas

En una audiencia que se extendió toda la jornada, Tillerson criticó la política de Washington hacia Cuba, advirtiendo que revisaría la exclusión de la isla de la lista de países promotores de terrorismo.

Los antiguos enemigos de la Guerra Fría restablecieron relaciones diplomáticas en 2015, y Washington levantó restricciones sobre viajes, comercio, remesas y turismo.

Pero críticos del acercamiento bilateral acusan al gobierno cubano del presidente Raúl Castro de no haber acompañado los cambios con reformas políticas al sistema de partido único y de mantener la represión contra grupos disidentes.

Las declaraciones de Tillerson estuvieron en tono con Trump, quien amenazó con cancelar el acercamiento con Cuba a menos que la isla acepte negociar un “mejor acuerdo” para los cubanos.

“Nuestro reciente acuerdo con el gobierno de Cuba no fue acompañado por ninguna concesión importante en derechos humanos. No los hemos hecho rendir cuentas por su conducta”, dijo Tillerson.

“Sus líderes recibieron mucho mientras su población recibió poco. Eso no satisface los intereses de los cubanos ni de los estadounidenses”, afirmó.

Tillerman dijo que revisará si el criterio usado para rescindir la designación de Cuba como “Estado Promotor del Terrorismo” fue apropiado y si las circunstancias que lo acompañaron “aún existen”.

“Un puesto en la mesa”

Tillerson también atacó a China, advirtiendo que el gigante asiático no ha sido un socio confiable de Estados Unidos para presionar a Corea del Norte por su programa nuclear.

“China ha probado una voluntad para actuar con desenfreno en la búsqueda de sus propias metas que en ocasiones la han colocado en conflicto con intereses estadounidenses. Debemos actuar sobre lo que vemos, no lo que aspiramos”, señaló.

Pero Tillerson dijo que los desacuerdos con Pekín no descartan una posible “asociación productiva” en otros asuntos.

El candidato de Trump para dirigir el Departamento de Estado también afirmó la necesidad de que Estados Unidos “mantenga su puesto en la mesa” de las conversaciones mundiales sobre las “amenazas del cambio climático”.

En Medio Oriente, llamó a prestar atención a la situación en Siria, Irak y Afganistán, y advirtió que el “Islam radical presenta un grave riesgo” a la seguridad en la región y el mundo.

“No es una ideología nueva, pero es detestable, mortal y una expresión ilegítima de la fe musulmana”, afirmó.

“Para lograr la estabilidad que es fundamental para la paz y la seguridad en el siglo 21, el liderazgo estadounidense no solo debe ser renovado sino que debe hacerse valer”.

Además respaldó la solución de dos Estados en el conflicto palestino-israelí.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: