web analytics
Jueves , 21 Septiembre 2017
Inicio » Nacionales » “Los que mueren por la vida, no pueden llamarse muertos”: CEBES
“Los que mueren por la vida, no pueden llamarse muertos”: CEBES
En la comunidad El Despertar ha sido colocado un altar con flores y fotografías del padre Pedro Declerq. Foto Diario Co Latino/ Rodrigo Sura

“Los que mueren por la vida, no pueden llamarse muertos”: CEBES

@GloriaCoLatino

El cortejo fúnebre del Padre Pedro Declercq es acompañado por  las Comunidades Eclesiales de Base (CEBES). Su féretro viene del Bajo Lempa, ampoule Usulután, site hasta el centro de retiro “El Despertar”, en los suburbios de  San Antonio Abad. Los cantos de la “misa campesina” no faltan, es el sacerdote que dio vida a la Iglesia de los Pobres.

Sandra Villafuerte es de las Comunidades Eclesiales de Base, desde sus 18 años de edad, residente en la comunidad El Paraíso, un proyecto social que el Padre Pedro -como le llama- entregó parte de su vida para dignificar al pueblo marginado.

“Era una estudiante de bachillerato cuando ingresé a las CEBES hace más de 40 años con Padre Pedro. Recuerdo que leíamos la Biblia y poníamos en práctica su prédica en la vida cotidiana como los valores de la solidaridad

y la esperanza, nos permitió ser un grupo de personas identificados con el amor de Jesús”, relató.

Llegado de Bélgica a finales de la década de los años sesenta, Pedro Declercq,  de la orden de los Maryknoll o (Catholic Foreign Mission Society of America) fue de los fundadores de las Comunidades Eclesiales de Base.

Bajo la cancha techada del Centro de Retiros “El Despertar”, en San Antonio Abad, el Padre Declercq recibirá honras de sacerdotes y feligresía de los municipios de  San Salvador y Mejicanos, con quienes trabajó por más de dos décadas.

El Despertar es un lugar muy simbólico y con mucha historia. En la  madrugada del 19 de enero de 1979 el Padre Octavio Ortiz y cuatro jóvenes Ángel Morales, Jorge Gómez, David Caballero y Roberto Orellana fueron asesinados por los cuerpos represivos de la época.

El parróco de la iglesia San Antonio Abad,  Emilio Melara Gómez, comentó que el padre Declercq junto a otros sacerdotes comenzó su trabajo pastoral en la década de los años setenta en el marco del conflicto armado.

“Padre Pedro decía -las comunidades son como el sentido de mi ser sacerdotal-  reconozco que él marcó un momento histórico para nuestras comunidades porque infundió ese espíritu desde el Evangelio y es un ejemplo de sacerdote en el acompañamiento de las comunidades; porque no solo hablaba del Evangelio…lo hacía vida”, expresó.

Declercq fue practicante de la Teología de la Liberación, y dedicó su trabajo a unir a los residentes de las colonias para trabajar  junto a la iglesia, y así  impulsar iniciativas de beneficio colectivo.

Asimismo, analizaban la realidad de país -en ese momento histórico- tocando temas de injusticia social, libertad, juventud, noviazgo, matrimonio y el compromiso social desde las sagradas escrituras

En su primer tiempo en el país, su trabajo fue en la capilla de la  Colonia Yanira, en los contornos de la colonia  Zacamil, de Mejicanos, pero posterior al incremento de acciones violentas contra el clero de la iglesia católica fue secuestrado y expulsado del país. Años después ingresó de nuevo y dedicó todo su trabajo en las Comunidades más pobres del Bajo Lempa, Usulután.

El concepto de Comunidades Eclesiales de Base tienen su nacimiento en Brasil, en la década de los años sesenta, tras las conclusiones plasmadas en la “II Conferencia General del Episcopado Latinoamericano” que se realizó en la ciudad de Medellín, Colombia, directamente relacionado con el Concilio Vaticano II de 1965.

Las Comunidades Eclesiales de Base (CEBES) han sido una constante en la historia reciente del país, Carlos Ayala, exdirector de la Radio YSUCA en el año 2014 reconoció que sin importar todos los obstáculos que enfrentó esta organización social continuaban “vivas” en donde su importancia la caracterizaba la solidaridad.

“Las comunidades eclesiales de base llevan a la práctica valores humanos y cristianos indispensables para la construcción de una nueva humanidad”, reseñó en una artículo de UCA noticias.

A %d blogueros les gusta esto: