web analytics
sábado , 23 septiembre 2017
Inicio » Articulos » Los Límites Del Progresismo

Los Límites Del Progresismo

José Guillermo Mártir Hidalgo

Para la socióloga argentina Maristella Svampa, se ha consumado el ciclo progresista en Brasil y  Argentina y girado hacia gobiernos más conservadores. Ha vuelto el neoliberalismo con sus gobiernos empresariales, lo que significa cercenamiento de derechos sociales básicos, en nombre de la flexibilidad laboral y la atracción de capitales.  Svampa dio estas declaraciones al periodista argentino Francisco Kovacic en “Los gobiernos progresistas de la región pactaron con el gran capital”1.

La socióloga argentina menciona que el progresismo está asociado con la izquierda. Hace referencia a la idea de una fuerza de cambio que cree en el progreso. Esto hacía confluir distintas tradiciones de izquierda: populista, clasista, comunitaria indígena y autonomista. El ciclo se abre con el ascenso de Hugo Chávez en mil novecientos noventa y nueve, cerrándose progresivamente en dos mil dieciséis debido al desacoplamiento entre izquierdas y progresismo. Ya que a pesar del enfrentamiento con los grandes capitales, los gobiernos progresistas buscaron estabilizar su relación con el gran capital.

Svampa dilucida dos tendencias hacia el poder: personalizar el poder o democratizar el poder. En América Latina, alega, hay una idea muy negativa: las conquistas solo se pueden conservar si se mantiene el liderazgo personalista.  Lo que muestra una gran desconfianza en las dinámicas colectivas de acción. La concentración de poder en un líder no permite el surgimiento de nuevos liderazgos, ni construir sucesión. Por eso dice que hay que repensar a las izquierdas, en un contexto post progresista. Sugiere que la izquierda que se viene debe ser clasista, anti patriarcal y ecológica.

Ale Kur, periodista e historiador argentino, en “América Latina: el callejón sin salida de la estrategia «progresista»” asienta2, que con la destitución de Dilma Rousseff se puso fin a trece años de gobierno del Partido de los Trabajadores (PT). Redacta que Rousseff ya había empezado un Plan de Ajuste que generaba contradicciones con la base social del PT. Es de prever que Michel Temer impondrá un Plan de Ajuste mucho más severo. La proclamación de Temer fue un ataque directo a la voluntad popular. El Parlamento, los medios de comunicación y el sistema judicial coincidieron con los multimillonarios, que concentran las palancas de la economía, demostrando que el régimen político democrático-burgués, es una cáscara de dominación descarada de la burguesía.

El “progresismo” latinoamericano basó su estrategia en que es posible gobernar con las reglas del juego de la burguesía. Luego de una década y media, denuncia Kur, la “vía institucional” es una ilusión. No es posible ningún cambio profundo y duradero en el marco del régimen “democrático”. Declara que el ciclo progresista culminó en un estrepitoso fracaso, dando lugar a gobiernos de derecha y creando una profunda decepción en trabajadores, pobres, movimiento sociales y organizaciones políticas. Dicta que hay que romper las ilusiones que instalaron los gobiernos  “progresistas”, abriendo una alternativa socialista. La estrategia para derrotar a los gobiernos reaccionarios es luchas masivas, grandes huelgas y movilización en las calles.

CRISIS DEL CAPITALISMO

Luis R. Delgado J., profesor universitario venezolano, dice que hay que conocer las contradicciones a nivel mundial, para conocer la situación nacional y local. En su obra “Crisis Mundial del Capitalismo y Perspectivas Históricas”3, señala que la miseria, el desempleo, las guerras, la destrucción del medio ambiente y el subdesarrollo, son consustanciales al desarrollo capitalista. El capital es un sistema  económico de destrucción insostenible, solo cede ante determinadas correlaciones de fuerza. El capital es enemigo de la humanidad, su expansión pone en peligro la vida humana en el planeta.

Vivimos una crisis estructural iniciada en los años setenta del siglo pasado, que ha activado los límites absolutos del capital. A pesar de ello, se desarrolla una reestructuración productiva del capital a nivel global. Se da paso del capitalismo monopolista de Estado al capitalismo monopolista transnacional. Desde finales de los sesenta y comienzos de los setenta, el capital mundial ha perdido interés en la inversión productiva a favor de la inversión en el ámbito especulativo financiero. Buena parte de la acumulación de capital, ya no se realiza por el desarrollo de fuerzas productivas. El capital especulativo parasita sobre el trabajo asalariado y el capital productivo.

La era neoliberal es la liberación del capitalismo de los corsés del trabajo y el Estado, el planteamiento es apuntalar los monopolios contra la clase trabajadora y los pueblos del mundo. Se agudiza la contradicción, desarrollo del capital transnacional y prevalencia de los Estados Nacionales. Y no se vislumbra, a corto plazo, la emergencia de un Estado Mundial. Los capitalistas y sus aliados hacen esfuerzos por incrementar la tasa de explotación de varias maneras. Pues explotando a los trabajadores y trabajadoras del mundo, han logrado atenuar la caída de la tasa de ganancia.

El neoliberalismo se ha valido de políticas como liberación de mercados financieros, desvinculación del dólar con el oro, fluctuaciones de tasas de cambio de monedas de circulación internacional.  Ha propiciado las transferencias de valor de los países pobres a los países ricos. Ha usado el mecanismo de Estado Permanente de Guerra, para mantener el dinamismo del complejo militar industrial. Ha acortado la vida útil de las mercancías, para impulsar el proceso de acumulación.

Delgado J. infiere que el régimen capitalista se encuentra afectado por crecientes contradicciones y no por un destino de desplome terminal. El capitalismo no se disolverá por envejecimiento, su erradicación depende de la construcción de una alternativa socialista, donde la revolución sea de impacto mundial.

El predominio del capital especulativo sobre los capitales productivos, ha provocado un descalabro financiero internacional. El Estado Capitalista, con su naturaleza de clase, siempre está presto para mantener a flote a las burguesías a costa de los sectores trabajadores y pequeño burgueses. La prédica neoliberal que sugería el achicamiento del Estado y su progresiva extinción a favor de un nuevo orden mundial, desmontó la soberanía de los Estados Periféricos a favor de las corporaciones internacionales. Para los neoliberales, la crisis no es más que un accidente pasajero. Para los Keynesianos, la crisis es responsabilidad de unos especuladores inescrupulosos.

La crisis acelera la descomposición del papel dirigente de los Estados Unidos en la cadena imperialista. Mientras que Europa está sufriendo los embates de la crisis y han empezado a aflorar, una serie de contradicciones  al interior de la Unión Europea. Esto abre la perspectiva de la emergencia de China como potencia en la disputa por la supremacía mundial. El imperialismo para mantener su supremacía, debe asegurar el monopolio de las nuevas tecnologías, los flujos financieros a escala mundial, el acceso a recursos naturales, el control de los medios de comunicación y el monopolio de las armas de destrucción masiva. En los últimos setenta años, la guerra permanente ha sido una de las principales medidas de la burguesía mundial, para reflotar sus economías.

Delgado J. juzga que desde el dos mil ocho, el imperialismo norteamericano ha desplegado una contra ofensiva en el continente latinoamericano y caribeño. La deuda externa, los programas de ajuste estructural, el libre comercio, la supresión de los controles de cambio y movimiento de capitales y la privatización, han sido las armas económicas de destrucción masiva, usadas por el imperialismo para reestructurar los Estados Latinoamericanos. Lo que ha significado un profundo retroceso de los derechos civiles y políticos. Se trata de disociar la soberanía nacional de los Estados débiles, para subordinarlos a las instituciones financieras internacionales.

Un pretexto para deslegitimar la lucha nacionalista y revolucionaria de los pueblos, ha sido la Guerra Contra el Terrorismo. Con lo cual los burgueses metropolitanos y periféricos han criminalizado la lucha popular. A través del terrorismo mediático, se generan campañas de manipulación y desinformación, contra todo factor social que se oponga a los intereses imperialistas.

Los pueblos  deben resistir y vencer mediante la combinación de todas las formas de lucha. Además, estas revoluciones no pueden circunscribirse a espacios nacionales. La izquierda latinoamericana debe encontrar métodos y medios, para una transformación social revolucionaria. Debe plantearse la superación del capitalismo, con una revolución de carácter socialista. Por eso es pertinente la propuesta de organizar una nueva internacional que agrupe a todas las formas de lucha que hoy se expresan contra el imperialismo. De los errores  cometidos por la izquierda han surgido cuatro enseñanzas: el socialismo sin democracia no puede mantenerse, el desarrollo del socialismo no es contradictorio con la protección del medio ambiente, hay que cuidarse de construir el socialismo desde el Estado y el socialismo no puede construirse de manera dogmática.

Los sujetos históricos fundamentales para la transformación, no es un tema de vanguardias esclarecidas y liderazgos mesiánicos, es la clase obrera junto a las demás clases y sectores trabajadores. El socialismo se caracteriza porque el poder está en manos de las clases populares, hay una socialización de la propiedad y una despatriarcalización social. Es imprescindible la revolución cultural acompañada de revolución política y revolución económica. La revolución cultural debe modificar el marco axiológico de la ideología liberal. Y la democracia económica debe permitir el disfrute de la riqueza socialmente producida a todos y todas.

LOGROS Y LÍMITES DEL GOBIERNO “PROGRESISTA”

Ricardo Recinos en “25 años después: Acuerdos de Paz y profundización del modelo neoliberal” asegura4, que los acuerdos de paz no dieron solución real al tema económico social. Permitió al Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) participar en cargos de elección popular y después de varios años de concurrir electoralmente, logró llegar al gobierno. Pero, no revirtieron las privatizaciones ni el modelo neoliberal. Por el contrario, han aplicando recetas de organismos financieros internacionales que impactan negativamente en los trabajadores: como la eliminación de subsidios al agua, al gas propano y recortes al de la energía eléctrica. Recinos declara que en el marco de la democracia burguesa, se está revirtiendo lo poco logrado con los acuerdos de paz.

Por el contrario, en la Trigésima Tercera Convención Nacional Ordinaria5, el Secretario General del FMLN, Medardo González, resaltó la reducción del índice de homicidios en un diecinueve por ciento respecto al año anterior. La economía creció en un dos punto cinco por ciento, cifra mayor de los últimos dieciséis años. La desnutrición en los niños bajó siete por ciento. Cuatro mil niños y jóvenes se reintegraron a la escuela, por lo que disminuyó la deserción estudiantil. La inversión privada fue setenta y seis por ciento mayor a la de dos mil quince. La inversión pública aumentó quince por ciento y la inversión extranjera creció veintitrés por ciento. La pobreza se redujo un punto porcentual durante el primer semestre del año pasado. Y en el dos mil dieciséis, catorce municipios fueron declarados libres de analfabetismo, para totalizar sesenta y dos municipalidades sin el flagelo del analfabetismo.

A pesar de los logros señalados, las presiones de los organismos financieros internacionales marcan los límites a los gobiernos “progresistas”. Las políticas de ajuste implementadas por el FMLN pueden alinearlo de una buena parte de su base social y comprometer su triunfo electoral en el dos  mil dieciocho y dos mil diecinueve. Por eso, es necesario un intenso y profundo trabajo educativo y organizativo con su base social, trabajadores y pueblo en general.

1- Kovacic, Francisco. Los gobiernos progresistas de la región pactaron con el gran capital. En: http://brecha.com.uy/los-gobiernos-progresistas-la-region-pactaron-gran-capital/

2- Kur, Ale. América Latina: el callejón sin salida de la estrategia “progresista”. En: www.socialismo-o-barbarie.org/?p=8575

3- Delgado J. Luis R. Crisis Mundial del capitalismo y perspectivas históricas. En: https://es.scribd.com/document/137060717/LIBRO-Crisis-Mundial-del-Capitalismo-y-perspectivas-historicas

4- Recinos, Ricardo. 25 años después: Acuerdos de Paz y profundización del modelo neoliberal. En: elsoca.org/index.php/america-central/el-salvador/4252-el-salvador-25-anos-despues-acuerdos-de-paz-y-profundización-del-modelo-neoliberal

5- Líder político destaca logros del gobierno del FMLN en El Salvador. En: http://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=49396&SEO=lider-politico-destaca-logros-del-gobierno-del-fmln-en-el-salvador

A %d blogueros les gusta esto: