web analytics
martes , 12 diciembre 2017
Inicio » Editorial » De las amenazas al Fiscal
De las amenazas  al Fiscal

De las amenazas al Fiscal

Recientemente, luego de una semana del más grande revés de uno de sus casos mediáticos, el Fiscal General de la República, Douglas Meléndez, apareció ante la televisión para despotricar contra el Juez Especializado que resolvió a favor de los imputados en el caso tregua, y de paso denunció amenazas de muerte contra él y su familia. ¿Lo segundo lo hizo para victimarse? Solo el señor Fiscal lo sabe.

Lo cierto es que en su defensa por la derrota en el caso tregua, el señor Fiscal, que en vez de anunciar que investigará “a la clica de jueces” que dijo que existía en el sistema judicial, que hizo a principio del año, y que lo ratificó durante la entrevista televisiva, o que ya estaba investigando al Juez de la tregua, por las denuncias contra el impartidor de justicia, los descalificó utilizando notas periodísticas.

Señor Meléndez, a un funcionario que se sospeche que podría ser un delincuente, no se le descalifica en la televisión, sino que se le investiga y si se procesa, se hace con las pruebas fiscales,  no con las informaciones periodísticas, muchas de las cuales pueden ser inexactas o falsas.

El señor Fiscal dejó entrever que la institucionalidad del país, sobre todo lo relacionado con el sistema de justicia, no es nada confiable, que solo es confiable la Fiscalía. Si es así, entonces, de nada sirve el esfuerzo de la Fiscalía, de la Policía Nacional Civil que investiga y captura a los sospechosos bajo las órdenes de la Fiscalía.

El señor Fiscal no solo sembró más incertidumbre respecto a la justicia salvadoreña, sino que, con o sin pretenderlo, también ha dejado miedo entre los que vieron la entrevista, y, sobre todo, los que creyeron su discurso.

En cuanto a las denuncias de muerte, que no las ponemos en duda, en tanto que está a  la cabeza de la institución que persigue al crimen organizado, y en tanto que la ciudadanía en general no puede hacer nada, lo correcto es pedir más seguridad a las instituciones que él les tiene confianza, y meter todo el aparato fiscal y policial hasta capturar “a la estructura” que lo ha amenazado.

Nos parece que el señor Fiscal debe poner todos los recursos a su alcance por desbaratar, mediante la captura, a quienes le dieron el ultimátum, y renunciar a utilizar recursos para los casos mediáticos, al fin y al cabo, estos solo duran, mediante se alimenta el morbo de las audiencias.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: