web analytics
viernes , 24 noviembre 2017
Inicio » Suplemento Deportivo » Bajo las alas de Benji
Bajo las alas de Benji
El colombiano James Cabezas (de espalda con el número 11) marcó el gol con el que Águila venció 1-0 a Isidro Metapán, en el estadio “Jorge Calero Suárez. Foto Diario Co Latino / Cortesía Primera División.

Bajo las alas de Benji

Santiago Leiva
@Santileij

El portero Benji Villalobos extendió las alas y sostuvo en el aire a un Águila que aguantó con apuros las turbulencias de un Isidro Metapán que pasó de rocío a tornado en el segundo tiempo. Los jaguares, sin embargo, rugieron tarde y no pudieron evitar la derrota.

El duelo, celebrado en el césped del estadio “Jorge Suárez Landaverde”, fue exactamente un “partido”: el primer tiempo estuvo claramente inclinada hacia Águila y el segundo tiempo fue Metapán el que impuso condiciones.

Valió la estrategia de Águila para llegar al gol y para sostener una victoria que tendrá letras mayúsculas en la historia, pues ganaron en una cancha en la que sobran los dedos de una mano para contar la misma hazaña.

Hizo méritos el cuadro negro naranja para llevarse los tres puntos a San Miguel, pero también es verdad que se le nubló la visión al técnico Roberto Gamarra y no pudo descifrar temprano el tablero de Jorge Casanova.

El delantero de Sonsonate, Josimar Moreira, recibe la marca del santorroseño Francisco Valladares. Foto Diario Co Latino / Cortesía Primera División.

Águila apostó en el primer episodio por hacer presión alta, cerrar espacios  y asfixiar a los jaguares desde la salida. Esto provocó que los anfitriones cayeran en un laberinto sin salida y quedaran a oscuras de la media hacia adelante.

Naufragó en solitario José Ángel “Puma” Peña en el ataque, pues Marvin Monterrosa y Odir Flores no conseguían ver espacios, y Romeo Parkes tampoco conseguía desbordar.

De ahí que, a lo largo de la primera parte, los caleros lograron respirar no más de cinco minutos, tiempo en el que consiguieron un centro peligroso de Parkes que pasó raso en el área chica sin que nadie lo depositara en la red.

Eso ocurrió en el ‘38 y Águila, más ambicioso desde el inicio del partido, respondió con un zapatazo de James Cabeza dos minutos más tarde. El encuentro daba visos de cerrar en blanco el primer acto, pero Águila le sacó petróleo a una media chilena de Cabezas para tumbar al meta Gustavo Vega.

El gol llegó al ‘42 después de un rechace de Vega que fue prolongado

dos veces de cabeza hasta terminar en los botines del ariete cafetero.

En el complemento, la bruma se disipó para los jaguares. Desde que Joel

Águila Chicas sonó su silbato se volcaron por el empate. Peña tuvo la

compañía en ataque del argentino Alexis Ramos y Águila se agazapó

atrás.

Con suficiente espacio y un nuevo dibujo en la cancha, Metapán apedreó

la portería emplumada y Benji tuvo que ponerse el traje de héroe para evitar que la pelota perforara su cabaña. Primero vio cómo un misil de

Parkes estremecía el horizontal y luego le quitó un gol cantado a Tony

Rugamas.

Más tarde le sacó un zapatazo a Parkes y cerró su buena actuación, ganándole un mano a mano al volante Christian Sánchez. Llegó el final del juego y algunos jugadores de Águila acabaron de rodillas: de nuevo ganaron en Metapán toda una hazaña. En toda su historia, sólo han ganado dos veces.

El “7” es moda

El triunfo le permite a los anaranjados llegar a siete puntos, los mismos que tiene Metapán; y los que acumularon Firpo y Sonsonate el sábado.

Los cocoteros cosecharon su segunda victoria del torneo y mantienen su

invicto después de derrotar 2-1 al Municipal Limeño en el césped del “Ana Mercedes Campos”.

Los pupilos de Agustín “Chochera” Castillo hicieron la hombrada al sellar el triunfo con un jugador menos, y la victoria tuvo nombre propio: Zé Paulo.

El brasileño consiguió un doblete, y eso bastó para derribar a un pretencioso Municipal Limeño. El ariete estampó sus firmas en los minutos ‘25 y ‘38 del primer tiempo; mientras que Aly Arriola logró el descuento para los cucheros justo al término del encuentro. Los sonsonatecos jugaron con un hombre menos durante media hora ya que Elman Rivas vio roja después de acumular su segunda amarilla en el

‘58.

Mientras tanto, en la “Caldera del Diablo” de Usulután, el Firpo estuvo a punto de convertirse en churrasco en su propio fuego. Los rescató de la hoguera en el último suspiro el veterano Nicolás Muñoz.

El ariete canalero convirtió el tanto que valió a Firpo para empatar 1-1 frente al Santa Tecla. El cuadro perico se había puesto en ventaja con anotación de William Maldonado a doce del final.

A %d blogueros les gusta esto: