web analytics
miércoles , 13 diciembre 2017
Inicio » Opiniones » ¿Por qué la izquierda se enreda fácilmente?

¿Por qué la izquierda se enreda fácilmente?

Chencho Alas

¿Muchas veces me he preguntado por qué la izquierda pierde el rumbo político y en lugar de avanzar retrocede causando daños al pueblo? Confieso que no tengo una respuesta que me sea satisfactoria, lo que me obliga a hacerme más preguntas.

¿Tendrá su origen en la soberbia, el narcisismo proveniente del éxito mal asimilado de hombres y mujeres que han sobresalido en la sociedad? ¿Se deberá al dogmatismo de algunos líderes y sus seguidores que entran en contradicción con otras tendencias? ¿Se podrá explicar que es al ansia de poder, de ocupar las mejores posiciones?

Respecto a la primera pregunta, pienso en el escándalo que se ha hecho entre el FMLN y Nayib Bukele a propósito del comportamiento no sano de este señor con la concejal Xotchitl Marchelli. Me parece que va más allá de los límites racionales. Con un poco de humildad de parte del alcalde y de sencillez de la concejal se puede solucionar el agravio. El pedir perdón y perdonar son dos valores esenciales en la vida. Ambos tienen que tener un poco de humildad (humus en latín, tierra, poner los pies en la tierra) y valorar el daño que hacen no solo al FMLN sino sobre todo al país. La soberbia, el narcisismo proveniente del éxito mal asimilado de líderes históricos, de hombres de negocios, de políticos es dañino a la sociedad, afecta sobre todo a los más pobres.

Respecto a la segunda pregunta, el dogmatismo ha hecho mucho daño en el quehacer histórico de los pueblos. Las religiones lo han sufrido y las ha llevado a posiciones que de ninguna manera se pueden justificar. La historia de la Iglesia Católica está tapizada de hechos violentos o inadmisibles, tal es el caso de las cruzadas en la Edad Media, de la Inquisición en el Renacimiento, de la conquista del Nuevo Mundo bañada en sangre de indígenas, y últimamente la persecución a la teología de la liberación.

El dogmatismo ha creado engendros políticos tal es el caso de Stalin quien destruyó prácticamente el trabajo positivo de Lenin y sembró las semillas de la destrucción de la Unión Soviética que llevó a cabo Mijaíl Gorbachov, un impostor marxista según su propia confesión. Arthur González afirma que Gorbachov confesó en “un discurso en la Universidad Norteamericana de Turquía el año 2000, que “El objetivo de mi vida fue la aniquilación del comunismo… mi esposa me apoyó plenamente y lo entendió incluso antes que yo […] para lograrlo logré encontrar compañeros de lucha, entre ellos A.N. Yakovlev y E. A. Shevardnadze”. “Para lograrlo aproveché mi posición en el Partido y en el país, tuve que sustituir a toda la dirección del PCUS y de la URSS, así como a la dirección de todos los países socialistas de Europa”.

Este mismo dogmatismo nos hizo mucho daño en El Salvador durante los años de la formación del FMLN. Me viene a la memoria “las manifestaciones que tenían en Suchitoto los seguidores de Resistencia Nacional y los de las FPL. Se trataban con encono y mutuamente destruían la propaganda que repartían a la población” (José I. Alas, Iglesia, Tierra y Lucha Campesina, pág. 222).

Respecto a la tercera pregunta, el ansia de poder, de ocupar puestos de mando, las mejores posiciones es otro mal que ha hecho mucho daño. No se elige a los candidatos por su capacidad, su experiencia, su claridad en definir objetivos de país. Alguien pudo ser un excelente dirigente en el campo de batalla, en la capacidad de organizar al pueblo, pero ¿tiene la habilidad de dirigir al Estado, de elegir a los mejores para que le acompañen en la gobernabilidad de la nación? ¿Tiene carisma para establecer una simbiosis entre pueblo y gobierno?

Respecto a la cuarta pregunta, usar el Estado para enriquecerse, es algo muy grave que ha llevado a la corrupción sembrando la miseria en nuestros campos y ciudades. La historia de nuestro país está llena de casos recientes y pasados de rateros grandes y pequeños, masculinos y femeninos. Quizá la Fiscalía no los ha llevado a todos a los tribunales porque no habría espacio suficiente en nuestras cárceles.

Nayib y Xochitl: Nuestro pueblo en los años 1970, 80, 90 sufrió toda clase de represión y de muerte. Ustedes lo saben. Se ha caminado ya bastante en la senda de la democracia a pesar de tener el partido ARENA construido en la arena, sin base humana. En nombre de este pueblo les pido que se reconcilien. La salida tuya Nayib de la alcaldía significa pavimentarle el camino al gran capital salvadoreño para que vuelva a la alcaldía de San Salvador y a la presidencia. Exíjanle los dos al FMLN levantar los ojos y crear futuros de justicia y de paz.

Humildemente se los pido porque amo al pueblo y porque yo mismo sufrí secuestro, interrogatorios en el sótano de la policía, persecución.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: