web analytics
domingo , 24 septiembre 2017
Inicio » Editorial » La doble moral de ARENA
La doble moral de ARENA

La doble moral de ARENA

La semana pasada circularon en las redes sociales fotocopias de recibos de la Secretaría Privada de la Presidencia, con los que se demuestra que al menos los ahora diputados Margarita Escobar, Rodrigo Ávila, y el ex ministro de Turismo, y actual presidente de la ANEP, Luis Cardenal, recibieron fondos de la Partida Secreta de Casa Presidencial, en el gobierno del ex presidente Elías Antonio Saca, último gobierno arenero.

Es de recordar, por un lado, que el ex presidente Saca guarda prisión, junto a un grupo de sus ex funcionarios más cercanos, por mal uso de la partida secreta, que supuestamente supera los $245 millones.

Por otro lado, que la dirigencia y diputados del partido ARENA, así como la cúpula de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), han mantenido todo una campaña y acusaciones de supuesto “despilfarro y corrupción” de los gobiernos del FMLN.

Está documentado de forma fehaciente, pues, el ministro de Obras Públicas interpuso cerca de 160 casos de corrupción en Gobiernos de ARENA.

Ejemplos abundan, desde los más publicitados hasta los menos. La Diego de Holguín, ahora Bulevar Monseñor Óscar Arnulfo Romero, o el Hospital de la Mujer y otros, son algunos de esos casos evidentes de la corrupción en tiempos de ARENA.

Hoy resulta, que, quienes acusan de despilfarro y corrupción al actual Gobierno, recibieron fondos de la partida secreta, al parecer “bajo la mesa”, como se dice popularmente, tal es el caso de Luis Cardenal, Presidente de la ANEP, quien fuera ministro de Turismo en tiempos del ex presidente Saca y recibía $10,000 mensuales. O que Margarita Escobar, quien fuera viceministra de Relaciones Exteriores para los Salvadoreños en el Exterior, recibía mensualmente $7,000 mensuales .

La dirigente y diputada del FMLN, Lorena Peña, hizo recientemente la diferencia entre sobresueldos y obtener fondos de la partida secreta. En el primero, Hacienda los tiene registrados, mientras que, de los de la partida secreta no tiene ningún control.

Habría que preguntarse si el señor Cardenal, o Margarita Escobar y el diputado Ávila reportaron tales ingresos.

Habría que esperar que la Fiscalía General de la República y el departamento de Probidad, ante el conocimiento público del recibimiento de dinero público de forma irregular inicie una investigación para aclarar el asunto.

Sería bueno que el ex presidente Elías Antonio Saca diera a conocer los nombres y los montos de quienes recibieron dineros de la partida secreta, en tanto que ha trascendido que el ex mandatario Saca a advertido a los areneros con filtrar más recibos de otros ex funcionarios si siguen sus ataques contra él. No hay lugar a dudas que el caso Cardenal, Escobar y Ávila podría ser la punta de lo que ahora ARENA y la ANEP denuncian como despilfarro.

A %d blogueros les gusta esto: