web analytics
miércoles , 22 noviembre 2017
Inicio » Suplemento Deportivo » ¡Imperio verde!
¡Imperio verde!
El uruguayo Sebastián “Loco” Abreu fue el artífice del segundo título de Santa Tecla en la Primera División. Foto Diario Co Latino/ Archivo.

¡Imperio verde!

@Diegoolguzman

El 2016 fue el año del imperio verde en la Primera División, ya que Dragón y Santa Tecla se coronaron monarcas de los torneos Clausura y Apertura 2016, respectivamente, y eclipsaron los colores de los denominados grandes del fútbol salvadoreño: Águila y Alianza.

Ni negro naranja y mucho menos blanco. La verde esperanza de dos equipos “pequeños” prevaleció para levantar la copa y aguarle la fiesta a sus rivales que habían armado un carnaval junto a sus seguidores en el estadio Cuscatlán.

Dragón, que hace 63 años no ganaba un título en la Primera División, sorprendió a propios y extraños en el Clausura 2016, ya que nunca fue favorito al título, pero su entrega y lucha le permitió alcanzar el máximo galardón.

Los mitológicos construyeron su reinado paso a paso y dejaron en el camino a equipos que tenían la “pinta” para llegar a la final y luchar por el título.

Los verdolagas eliminaron en cuartos de final a Firpo y luego, en semifinales, despacharon a Santa Tecla que partía como favorito por el buen fútbol que realizaba bajo la conducción de Osvaldo “Pichi” Escudero.

En la final, Dragón mantuvo su efectivo estilo juego -aunque poco atractivo para muchos- y derrotó así 1-0 al Águila que vio frustrado una vez más su anhelo de conseguir su título 16 en el Liga Mayor.

El diminuto volante Wilma Torres se agigantó al marcar el lapidario gol al minuto 37, luego de un contragolpe iniciado por el brasileño Jackson de Oliveira.

Águila trató de reaccionar y llegó en múltiples ocasiones a la portería verdolaga, pero la historia estaba escrita: Dragón se consagró campeón del torneo Clausura 2016.

Los mitológicos, al proclamarse monarcas del balompié cuscatlecos se ganaron automáticamente el derecho a participar junto al Alianza (Campeón del Apertura 2015) en el torneo CONCACAF Liga de Campeones.

Dragón se proclamó campeón del Torneo Clausura 2016 al vencer 1-0 al Águila.
Foto Diario Co Latino / Archivo.

Dragón, que debutó internacionalmente, pasó más pena que gloría debido a que logró un empate y tres derrotas, una de ellas con marcador 0-6 ante el Saprissa.

Alianza, por su parte, volvió a jugar la “Concachampions” cuatro años después de su última incursión, pero no pudo dar el paso de calidad, a pesar de sus ostentosos fichajes.

Los albos hicieron llegar a sus filas a Oscar Cerén y Alexander Larín, entre otros, con el propósito de lograr la histórica clasificación a la siguiente fase, algo que no consiguieron, a pesar del buen nivel de juego que mostraron.

En el Clausura 2016, Atlético Marte también volvió a salir de la órbita de Primera División y descendió a Segunda División, un año después de haber comprado la categoría.

Apertura 2016

En el Apertura 2016, Dragón intentó retener el cetro de campeón, pero su rendimiento no fue ni la sombra del torneo anterior y cedió el reinado a otro equipo verde: Santa Tecla.

Los tecleños consiguieron su segundo título en la Primera División gracias al aporte de Sebastián “Loco” Abreu, quien fue el fichaje “bomba” del torneo Apertura 2016.

Pero los tecleños también consiguieron llegar al título gracias a la astucia del técnico argentino Ernesto “Carucha” Corti quien tuvo la capacidad de adaptar la idea de juego de los tecleños al estilo y características del “Loco” Abreu.

Fue tal la química que se logró entre el plantel y el “Loco” que en las semifinales Abreu fue la pieza clave para que Santa Tecla eliminara a Águila en semifinales.

En la final, Santa Tecla, al igual que Dragón en el Clausura 2016, venció 3-2 a un “grande” del fútbol salvadoreño: Alianza que colmó con su afición los graderíos del estadio Cuscatlán, pero no logró el título.

Sebastián Abreu fue el héroe de los tecleños al anotar los dos goles con que Santa Tecla remontó y derrotó a los albos que vieron frustrado su anhelo de ganar la “Doce”.

Tras proclamarse campeón con los pericos, “Loco” Abreu, quien terminó contrato con los verdes, dejó abierta la posibilidad de volver el siguiente año para jugar la “Concachampions” con los tecleños.

En el Apertura 2016, Municipal Limeño tomó el lugar de Marte, que una vez más descendió a la segunda categoría, como nuevo inquilino de la Primera División y dejó buena impresión al clasificar a los cuartos de final gracias al aporte de Jefferson Viveros, quien fue el goleador del torneo con trece tantos.

Las polémicas

El año 2016 también será recordado por las constantes polémicas suscitadas en la Primera División, entre las que figuran: audios filtrados, pleitos entre dirigentes y entrenadores, y mal manejo de fichajes.

Sin duda, uno de los casos más recordados será el de Luis Hinestroza y Vidal Hernández, ex presidente de Santa Tecla, que culminó en la suspensión de ambos.

Hinestroza, quien  no estaba en los planes de los tecleños, pidió su finiquito para buscar un nuevo equipo, pero la directiva encabezada por José Vidal Hernández pretendía recibir una buena cantidad de dinero por su traspaso.

El estira y encoje comenzó con la firma de dos finiquitos por parte de Vidal Hernández, primero a Chalatenango y posteriormente a Metapán.

Los chalatecos reclamaron los servicios al asegurar que Luis Hinestroza había firmado contrato primero con ellos antes que con Metapán.

La disputa legal pasó a manos del Comité Disciplinario de la Federación Salvadoreña de Fútbol (FESFUT) que sancionó a Hinestroza y Hernández con seis meses de inhabilitación de toda actividad relacionada al fútbol federado.

No obstante, José Vidal Hernández presentó un requerimiento a la Comisión de Apelaciones FESFUT para que se le absolviera del castigo.

La Comisión de Apelaciones redujo las sanciones a cuatro meses las inhabilitaciones de Luis Hinestroza y José Vidal Hernández, ex presidente de Santa Tecla y de la Primera División, tras analizar los requerimientos presentados por el polémico caso.

Pero la historia no acabó ahí, José Vidal Hernández, quien culmina su sanción en enero, fue destituido como titular de la Primera División y su lugar fue ocupado por Arturo Arieta Vega, presidente corporativo de Águila.

El motivo fue que los estatutos de la máxima categoría del fútbol nacional estipulan que el vicepresidente, cargo que desempeñaba Roberto Campos, únicamente podía sustituir durante sesenta días al titular de la liga.  Otro caso que dio de qué hablar fue la filtración de unos audios del entonces técnico de Águila, el argentino Edgardo Malvestiti, en los que despotricaba contra la dirigencia emplumada encabezada por Pedro Arieta Iglesias.

Tras salir a la luz pública los audios, la dirigencia naranja separó al técnico del equipo y nombró en su lugar a Ramón Darío Larrosa, quien en ese entonces fungía como director deportivo de los

emplumados.

Con Darío Larrosa al frente, Águila llegó hasta semifinales en donde fue eliminado por el Santa Tecla del “Loco” Abreu.

Pero eso no fue todo, en Chalatenango también se vivió un capítulo bochornoso en la Primera División luego que el Rubén Alonso por poco se va a los puños con Francisco Peraza, presidente del equipo norteño.  El incidente sucedió luego que Chalatenango perdiera 2-3 ante Alianza, en el estadio “Gregorio Martínez”, lo que generó una fuerte discusión y agresión entre el técnico y dirigente.

A %d blogueros les gusta esto: