web analytics
Miércoles , 20 Septiembre 2017
Inicio » Articulos » Fragmento de “Juicio Paralelo”
Fragmento de “Juicio Paralelo”

Fragmento de “Juicio Paralelo”

Una obra del poeta, buy escritor y periodista Renán Alcides Orellana

18441 Juicio paralelo portada.inddCapítulo 2

En 1964, buy viagra ingresé al Periodismo como reportero del diario Tribuna Libre, ed entonces dirigido por el poeta, escritor y periodista Pedro Geoffroy Rivas, en una época de graves convulsiones políticas y sociales. Han pasado 50 años. De ese medio siglo de trajinar constante emborronando cuartillas, esta semana sale a la luz mi nuevo libro Juicio Paralelo (Periodismo: 1964-2014) y pronto estará a disposición en librerías y centros culturales. Este es el primero de tres fragmentos, un fragmento del Capítulo 2: 2

Aquel año quedaría marcado como punto inicial de mis pininos periodísticos y literarios, ambos géneros por igual. En adelante, si bien el Periodismo como fuente de trabajo me daría para la subsistencia, aunque no de manera solvente, también el ejercicio literario iría siempre aparejado a ese quehacer, como instancia menos atendida y, por lo mismo, de producción a veces mínima, pero siempre parte vital del duro oficio.

“El duro oficio” era una frase escogida para significar que el ejercicio del Periodismo, además de sacrificado, resultaba poco o nada rentable; y, a veces, el periodista hasta debía acomodarse a irla pasando como fuera, con privaciones y dietas alimenticias obligadas, o a comer salteado; en fin, una situación que no se detendría hasta que llegara, si era que un día llegaba, el reconocimiento. Parece un tanto exagerado, pero así era la cosa.

Gabriel García Márquez, reconocido periodista y hombre de letras por vocación y ejercicio y, para mayor honra, Premio Nóbel de Literatura 1982, ha suavizado esto del Periodismo como duro oficio; y, por el contrario, lo exalta hasta definirlo como un deleite:
– El Periodismo es el mejor oficio del mundo.

Si bien para algunos biógrafos la frase original fue de Albert Camus (1913-1960), para los periodistas ha sido vivificante y estimulante que García Márquez la divulgara, por su experiencia como reportero en diarios de Colombia y del mundo. Hay que decir que Albert Camus (Premio Nóbel de Literatura 1957) fue de joven militante y después escritor muy influyente, miembro de la Resistencia contra Hitler en la Segunda Guerra Mundial, autor de El Extranjero, reconocida obra que, con espíritu filosófico, “celebra la libertad de los individuos, aunque estos tengan que pagar un alto costo por ejercerla…”. Camus fue director del periódico Combat, destacado por su lucha en defensa de la libertad y los derechos humanos. Frases suyas lo identifican: “Hay causas por las que vale la pena morir, pero ninguna por la cual matar…” o “No estoy hecho para la política porque soy incapaz de desear o aceptar la muerte del adversario”.

Aparte de su abundante obra: La muerte feliz, El Extranjero, La Peste, La Caída, El mito de Sísifo, El hombre rebelde y tantas otras de distinto género, Albert Camus estaba tan apasionado de la profesión periodística -el oficio más bello- que en una anécdota se cuenta que una tarde, después de una jornada muy intensa y positiva en el periódico, reunido con sus compañeros en un bar, alzando los brazos gritó con todas sus fuerzas “por días como hoy merece la pena este oficio”.

Sin embargo, “la frase duro oficio referida al Periodismo -escribió Juan Cruz Ruiz, en Tenerife, España- fue García Márquez quien la divulgó, le dio carta de naturaleza y ya todos la decimos como si él la hubiera escrito”.

Cierto. Y no puede ser de otra manera, pues nadie duda de que si originalmente Camus la dijo alguna vez, también Gabo la pudo inspirar y divulgar como suya, dada su capacidad creadora. Es decir, igual Camus y Gabo, dos grandes creadores. A nivel continental, Gabo es dueño de otras expresiones que revelan su vocación y ejercicio de periodista y escritor.

– Mis quince años de reportero en periódicos de Colombia, me dieron la capacidad para ser novelista… -dijo en otra ocasión, al referirse a su producción literaria.

Por todo eso, nadie mejor que García Márquez para calificar al Periodismo como “el mejor oficio del mundo”. En esa línea, el 8 de julio de 2013 fue la presentación del Premio de Periodismo Gabriel García Márquez, en su primera edición, en Medellín, Colombia. La Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) y la Alcaldía de Medellín, promovieron la primera edición del Premio “que se otorgará a los mejores trabajos de periodistas que publican en los idiomas español y portugués, en países de América y en la Península Ibérica”. Posteriormente, el mismo año se realizaron presentaciones del Premio en Santiago de Chile, el 9 de julio; Lima, Perú, el 11 de julio; y México DF, el 8 de agosto. Por ser un legado del Premio Nóbel Gabo y la Fundación que lleva su nombre, el Premio será, sin duda, verdadero aliciente y factor estimulante para quienes ejercen el Periodismo Iberoamericano…

A %d blogueros les gusta esto: