web analytics
viernes , 24 noviembre 2017
Inicio » Nacionales » Feligreses capitalinos honran legado de Monseñor Romero en rezo del Vía Crucis
Feligreses capitalinos honran legado  de Monseñor Romero en rezo del Vía Crucis
Cientos de personas participaron en el Vía Crucis que partió de la iglesia San Esteban hasta la iglesia El Calvario, en el centro de San Salvador. Foto Diario Co Latino/ Guillermo Martínez

Feligreses capitalinos honran legado de Monseñor Romero en rezo del Vía Crucis

Alma Vilches
@AlmaCoLatino

A pesar del bullicio y de las ventas informales, en el centro de la capital los feligreses de la Vicaría “Divino Salvador del Mundo” conformada por las parroquias de San Salvador se unieron en el rezo del Vía Crucis.
Por tercer año consecutivo los católicos de las parroquias El Calvario, Basílica del Sagrado Corazón, Catedral Metropolitana, San Francisco, El Rosario, El Perpetuo Socorro, Nuestra Señora de la Merced, Capellanía San Esteban y Capellanía Nuestra Señora de los Remedios, decoraron cada uno de los altares correspondiente a las 14 estaciones del Vía Crucis, donde se meditaron los momentos de dolor y sufrimiento que padeció Jesús camino al Gólgota.
El obispo auxiliar de San Salvador Monseñor Gregorio Rosa Chávez expresó que este Vía Crucis Vicarial es dedicado a la memoria del beato Monseñor Romero, quien es considerado por la iglesia como un mensajero de paz y alguien que exhortó a la reconciliación.
“Es un día especial, este 2017 Monseñor Romero cumple 100 años, él es un discípulo fiel de Jesucristo, hasta el punto de entregar su vida por un pueblo que tanto recibió de él y que tanto lo ama, un pueblo que espera verlo ya glorificado como santo de la Iglesia. Queremos aprender a caminar como él por la vida, en una historia tan violenta y turbulenta, llena de dolor y sufrimiento», afirmó Rosa Chávez.
Asimismo, dijo que es necesario cargar la cruz de este pueblo que sufre, porque Cristo ya no sufre, él ya está glorificado, quien sufre es la gente y por ellas es que se camina por esta calle de La Amargura hasta El Calvario en el año Jubilar de Monseñor Romero.
Entre tanto, Fray Gustavo Villalobos, párroco de la Iglesia El Rosario, indicó que en el vía crucis del quinto viernes de Cuaresma los fieles devotos de las distintas parroquias de la Vicaría se unen en lazos de hermandad, como una gran familia cristiana.
“Nuevamente nos reunimos las 7 parroquias del Centro Histórico, queremos sentirnos familia cristiana en esta experiencia de Vía Crucis Vicarial, sintiéndonos una sola iglesia, una sola comunidad, siguiendo los pasos de Jesús en la Cruz para llegar a la resurrección”, recalcó Villalobos.
El Vía Crucis es para muchos cristianos, un ejercicio de piedad lleno de contenido y de cariño agradecido. Consiste en seguir espiritualmente este mismo trayecto, deteniéndose ante 14 escenas o estaciones para meditar los sufrimientos de Jesucristo y unirse interiormente con Él.
Los distintos textos son un instrumento, no sólo para la oración, sino que pueda ayudar a la meditación personal, a la reflexión sobre el misterio de la redención y sobre todo al diálogo íntimo con el Señor.
Los textos meditados durante la Cuaresma y en especial el Viernes Santo intentan ser un medio para la oración personal o comunitaria, sobre todo en momentos fuertes en que la Liturgia invita a asociar la vida de cada uno a la Pasión del Señor.

A %d blogueros les gusta esto: