web analytics
Miércoles , 23 Agosto 2017
Inicio » Articulos » Entrevista a ex fiscal general de EE.UU. (1)

Entrevista a ex fiscal general de EE.UU. (1)

Comité de Solidaridad con Cuba, ampoule  de Antiguo Cuscatlán

DAYLÉN VEGA y YOSBEL BULLAÍN – Granma.- Llegó a Cuba en el mes de noviembre (de 2013), sovaldi en el marco del IX Coloquio por la Liberación de los Cinco y contra el Terrorismo. Lo conocimos una tarde, cuando en medio de su apretada agenda, hizo tiempo para recibirnos. Lucía orgulloso la Orden de la Solidaridad que había sido colocada en su pecho por madres de los Cinco, y sonreía con la sabiduría de quien ha vivido mucho. Tras el apretón de manos y el saludo cordial, el exfiscal General de los Estados Unidos, Ramsey Clark, nos habló sin vaguedades. 

—¿Cómo conoce Ramsey Clark a Cuba?

—Me trajeron a Cuba por primera vez siendo muy niño, tenía cinco años y mi hermano mayor, que tenía siete, recién había muerto de meningitis, y un año después, para salir del shock, vinimos a Cuba de vacaciones. Casualmente, algún tiempo después, Cuba es quien produce la mejor vacuna para curar esa enfermedad.

“Luego volví al salir de la marina, don-de estuve involucrado en diciembre de 1941 en el incidente de Pearl Harbor. Al salir de la marina ya era muy tarde para entrar a la Universidad, comencé a hacer trabajos para el ejército y vine unas cuatro veces a Cuba.

“En aquellos tiempos vi que la corrupción y la prostitución eran problemas muy serios. Los tranvías eran propiedad de una sola persona, del señor Cambell de Miami, y vimos estas y otras manifestaciones de la injerencia de los Estados Unidos, gánsteres y cosas por el estilo.

—Cuando el ataque a Playa Girón en 1961, durante la administración de Kennedy, ud. era fiscal general de los Estados Unidos, ¿de qué forma lo marcaron estos sucesos?

—Cuando los hechos de Playa Girón le escribí una nota al presidente: “La mayor ventaja que tienes sobre las cosas es ser ignorante de ciertos hechos”, y creo que Kennedy no sabía de estos planes, no se dio cuenta que ya estas cosas estaban en progreso desde hacía mucho tiempo, y él entró a la oficina a partir de enero de 1961.

“El entonces jefe de la CIA estaba muy cerca de la familia de Kennedy, y las consecuencias de haberle escrito aquella nota al presidente, no se hicieron esperar. Dos días después, mi jefe me sacó y me mandó a trabajar en la sección de impuestos, por supuesto que esto era obra de la agencia y me crearon como un expediente. Durante dos semanas estuvieron revisando todas mis cajas, todo mi trabajo, pero no encontraron nada, ninguna relación; eso se convirtió en una lección para mí.

“Cuando salí del gobierno el 20 de enero de 1969 dejé de ser fiscal General, tuve un tiempo que me llevó a la reflexión, a pensar en el mundo y de alguna forma en mi propia postura.

“Me sentía responsable de la actitud de mi propio gobierno hacia Cuba y comencé luego a venir acá”.

—Siendo un conocedor de las leyes norteamericanas, ¿qué cree del juicio de los Cinco en Miami?

—Conociendo Miami, sabía que iba a ser muy difícil obtener un juicio justo allí, donde la opinión pública estaba viciada por el constante bombardeo de información contra Cuba.

“No teníamos ni la menor idea de que en Estados Unidos, el gobierno estaba pagándoles a periodistas para que escribieran historias feas y falsas sobre Cuba. Era bastante increíble lo que contaban.

“Desde el principio vi que en lo que se habían involucrado los Cinco tenía un riesgo personal, pero era muy importante para su país. Realmente de lo que se trataba era cómo advertirle a Cuba sobre lo que se hacía dentro de los Estados Unidos, sobre las acciones que habían hecho organizaciones armadas que estaban planeando operaciones contra un país independiente miembro de las Naciones Unidas; es algo muy serio, muy grave.

“Es un gran aborto de la justicia esto que está sucediendo contra los Cinco, ha dañado profundamente al pueblo de Cuba y nuestras relaciones con ellos y ha incluido a personas de todo el mundo. Ahora se hace muy evidente para mí que lo que ellos estaban buscando era evitar este tipo de violencia que se gestaba dentro del territorio de los Estados Unidos contra Cuba.

“Quienes arriesgan su libertad para salvar otras vidas, son héroes”.

(continuará el 6 de marzo)

A %d blogueros les gusta esto: