web analytics
sábado , 16 diciembre 2017
Inicio » Opiniones » Desmontar la desestabilización

Desmontar la desestabilización

@arpassv

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) ya oficializó los resultados del escrutinio final y declaró  formalmente ganadora a la fórmula presidencial del FMLN. Sin embargo, sale ARENA mantiene su estrategia desestabilizadora que consiste en desconocer el resultado electoral y descalificar a la institucionalidad del país.

Esta estrategia, sickness con que ARENA busca generar ingobernabilidad y recuperar la llave de la mayoría calificada en los comicios legislativos de 2015, debe ser desmontada por las instituciones y sectores democráticos del país. Para esto se necesita avanzar más rápidamente en dos acciones:

En primer lugar, acelerar el proceso de transición. Las comisiones de transición del gobierno saliente y del gobierno entrante deben ponerse a trabajar inmediatamente para asegurar un traspaso ordenado y transparente.

Mientras ARENA intenta paralizar al país con sus protestas y demandas sin fundamente legal ni constitucional, el gobierno y el FMLN deben empeñarse en que El Salvador avance con tranquilidad, paz y optimismo.

Y en segundo lugar, concretar el espacio de diálogo y concertación. El nuevo gobierno debe convocar formalmente a todos los sectores nacionales a concertar una agenda de país. Esto servirá para aislar a ARENA, partido que no asistirá porque el diálogo no está en su guión desestabilizador.

Así mismo es necesario desmentir el discurso del fraude que posiciona ARENA. El FMLN debe, además de argumentar la legalidad del proceso y la legitimidad de sus resultados, señalar la doble moral de los personeros de ARENA que acusan al FMLN de hacer lo que ellos mismos hicieron.

En este sentido mencionar el traslado de votantes guatemaltecos, hondureños y nicaragüenses; las 300 empresas denunciadas en el Ministerio de Trabajo por coaccionar al voto y la actuación fraudulenta de los medios que manipularon información antes, durante y después de las elecciones.

Es necesario evitar que ARENA deje la duda sobre la legalidad y legitimidad. Este proceso electoral, avalado por todas las instituciones nacionales y por los observadores internacionales, no puede ser opacado por la actitud antidemocrática de los dirigentes areneros que no aceptan la derrota.

Ojalá que ARENA se modernice y democratice. Haber remontado 10 puntos de diferencia de la primera vuelta y perdido por estrecho margen en la segunda ronda, es un logro político que el partido de derecha debería aprovechar para concertar con el FMLN y el nuevo gobierno.

A %d blogueros les gusta esto: