web analytics
martes , 21 noviembre 2017
Inicio » Internacionales » Congreso retira inmunidad a presidente guatemalteco para investigarlo por corrupción
Congreso retira inmunidad a presidente guatemalteco para investigarlo por corrupción
Ciudadanos celebran frente al congreso de Guatemala que retiró la inmunidad al presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, para que sea investigado por corrupción, por presuntamente liderar una estructura de defraudación aduanera. (Foto Diario Co Latino/Xinhua/Luis Echeverría)

Congreso retira inmunidad a presidente guatemalteco para investigarlo por corrupción

Ciudad de Guatemala/AFP

El presidente de Guatemala, cure sick Otto Pérez, pilule perdió el martes su inmunidad y será investigado por un fraude millonario en las aduanas, luego que el Congreso aprobara por unanimidad retirarle los fueros, un hecho inédito en la historia del país.

“Se declara con lugar” el retiro de la inmunidad del presidente, anunció el diputado opositor Carlos Herrera, secretario de la junta directiva del parlamento guatemalteco, tras el voto favorable de la totalidad de los 132 diputados presentes en la sesión plenaria.

Con la decisión del Congreso, Pérez se convierte en el primer presidente en la historia de Guatemala en perder su inmunidad, una decisión que lo dejó expuesto a ser investigado por su supuesta vinculación con una red que cobraba sobornos a empresarios para evadir impuestos.

Tras conocer el resultado de la votación, decenas de manifestantes fuera de la sede del parlamento celebraron, mientras automovilistas hacían sonar las bocinas de sus vehículos.

Pérez fue acusado de liderar una red de defraudación fiscal denominada “La Línea”, cuya existencia fue revelada el pasado 16 de abril por la Fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), un ente adscrito a la ONU y encabezado por el exmagistrado colombiano Iván Velásquez.

Por el mismo caso se encuentra en prisión preventiva su ex vicepresidenta Roxana Baldetti, quien renunció al cargo el pasado 8 de mayo por el escándalo.

Prohibido salir de Guatemala

Un juez guatemalteco prohibió al presidente Otto Pérez salir del país, horas después de que el Congreso le retiró sus fueros de inmunidad debido a su presunta vinculación con una estructura de defraudación aduanera, informó la Fiscalía General.

“El MP (Ministerio Público, Fiscalía) solicitó arraigo contra presidente Otto Pérez, el cual ya fue otorgado por el Juez Miguel Ángel Gálvez”, indicó la entidad acusadora en su cuenta oficial de Twitter.

La Fiscal general, Thelma Aldana, dijo a un canal de televisión local que solicitaron el arraigo de Pérez, la prohibición de salir del territorio nacional, debido a que “siempre existe el riesgo y posibilidad que pueda abandonar el país”.

“Creería que el presidente como está en el ejercicio del cargo no va salir de país, pero como fiscal también debo de tomar unas decisiones y creo que el arraigo es una medida necesaria en este momento”, precisó.

Aldana comentó que es una decisión del presidente si renuncia o no al cargo, pero eso no afecta el proceso judicial porque “en este momento ya es un ciudadano común para el sistema de justicia, sin importar que siga en el ejercicio de la presidencia”.

Asimismo advirtió que en el corto plazo pedirán la prisión preventiva del presidente, aunque que no precisó la fecha para ello porque antes debe reunirse con su equipo de trabajo.

Si se pudo

Al grito de “Sí se pudo” y sin importar la lluvia que caía en la capital, los guatemaltecos salieron a celebrar este martes el levantamiento de la inmunidad del presidente Otto Pérez para que sea juzgado por corrupción.

“La gente nunca se durmió y el pueblo despertó ante estos desmanes de corrupción”, dijo a la AFP Brenda Barrios, una maestra de 41 años que era acompañada por su pequeño hijo de 4, quien llevaba puesta una máscara de Batman y un cartel blanco que con letras negras estilizadas decía: “Dios hizo justicia”.

Un total de 132 diputados presentes en una sesión legislativa votaron de forma unánime por quitar la inmunidad al mandatario, quien deberá enfrentar a la justicia ordinaria por su presunta vinculación con una banda de defraudación aduanera.

“Siento una gran alegría, estoy satisfecho porque se hizo justicia” comentó también a la AFP Miguel Caniz, de 39 años, un comerciante de fruta originario del municipio indígena de Totonicapán, luego de fotografiar con un celular a dos manifestantes con sus trajes indígenas que posaban con una bandera de Guatemala.

En tanto, el estudiante de ingeniería de la estatal Universidad de San Carlos, Javier Ortiz, indicó con orgullo a la AFP que las movilizaciones contra el mandatario son “históricas porque no ocurrían desde la revolución del 1944”, cuando protestas callejeras provocaron la renuncia del dictador Jorge Ubico, quien estuvo en el poder por 13 años.

“Nunca había visto la unidad del pueblo, por dignidad ya debe de renunciar (el mandatario), el pueblo lo esta sacando del poder”, afirmó Ortiz, mientras se quitaba el agua de la lluvia del rostro.

Además, los manifestantes sonaban trompetas de plástico y tambores frente a la puerta principal del Palacio presidencial, mientras que otros saltaban, gritaban y cantaban consignas contra Pérez y su exvicepresenta Roxana Baldetti, en prisión preventiva por el mismo caso.

En la celebración también participaron jóvenes, mujeres y algunos ancianos, quienes saltaban al ritmo de los tambores y cantaban “que renuncie ya, que renuncie ya” el jefe de Estado.

“Queremos verlo preso y que devuelva lo que se robo”, afirmó a la AFP un anciano que no se quizo identificar.

Sin embargo, conforme penetraba la noche y la luvia no cesaba, decenas de manifestantes comenzaron a abandonar la plaza con el cántico de “sí se pudo”.

Prometió mano dura

El presidente de Guatemala, Otto Pérez, un general que prometió mano dura contra la criminalidad, se convirtió en el primer gobernante en la historia de este país que pierde la inmunidad y queda expuesto a un proceso judicial por corrupción.

En un fallo histórico, 132 diputados presentes en una sesión legislativa votaron de forma unánime por quitar el fuero de inmunidad al mandatario, quien deberá enfrentar a la justicia ordinaria por su presunta vinculación con una banda de defraudación aduanera.

Pérez (64) llegó a la presidencia en enero de 2012 con la promesa de aplicar mano dura contra la corrupción y criminalidad, ante el clamor para frenar una ola de violencia que deja unos 6.000 muertos cada año.

Sin embargo, ese compromiso quedó en el tintero y hoy, en las postrimerías de su mandato, enfrenta denuncias de la fiscalía y de la comisión de la ONU contra la impunidad en Guatemala (Cigic), que le acusan de encabezar la red de defraudación en las aduanas.

Formado en tácticas contrainsurgentes y contrainteligencia durante la guerra civil (1960-1996) que dejó unos 200.000 muertos, el mandatario se aferra al cargo pese a la indignación popular. Como buen militar se ha atrincherado en la Casa Presidencial y evita toda actividad pública.

El lunes pasado, en una rueda de prensa, descartó renunciar y negó haber recibido dinero mal habido.

Su exvicepresidenta, Roxana Baldetti, con quién había fundado en 2001 el Partido Patriota (PP, derecha), tuvo que dimitir el 8 de mayo y ahora está en prisión preventiva acusada por el mismo caso.

Los dos se conocieron durante el gobierno del presidente Jorge Serrano (1991-1993), quien huyó del país en junio de 1993 después de enfrentar cargos de corrupción. Actualmente vive exiliado en Panamá como magnate inmobiliario.

El general de la Paz

El gobernante ascendió a la jefatura de Estado con un alto nivel de confianza y como el primer militar en gobernar el país desde el restablecimiento democrático de 1985. Para muchos era un antídoto a la corrupción rampante en las administraciones civiles.

Es conocido como el “General de la Paz”, apelativo que repetía con orgullo por haber firmado en 1996 a nombre del Ejército los acuerdos que pusieron fin a la guerra de 36 años.

En el pasado, ya había sido acusado de violaciones a los derechos humanos pero Pérez se escudó en que todo ocurrió en el marco de la guerra y se retiró del ejército en 2000.

En 2003 fue elegido diputado y en 2007 fue candidato a la presidencia, siendo derrotado en segunda vuelta por Alvaro Colom.

Antes de llegar al Congreso, dirigía las marchas contra el ex presidente Alfonso Portillo, a la postre condenado en Estados Unidos por lavado de dinero obtenido de la corrupción.

Portillo concluyó su mandato en 2004. Pérez también pretende llegar hasta el final del suyo, en enero de 2016.

A %d blogueros les gusta esto: