web analytics
martes , 12 diciembre 2017
Inicio » Opiniones » Acuerdo político para la nación

Acuerdo político para la nación

César Ramírez
@caralvasalvador

Por definición conceptual: “Acuerdo político: entendimiento informal o por escrito, realizado por dos o más grupos políticos para realizar juntos un proyecto político que no podrían encarar en forma aislada. En los sistemas multipartidistas es frecuente que los partidos grandes no logren mayoría propia y para gobernar deban buscar acuerdos con otros partidos (sobre programas de legislación y sobre asignación de cargos gubernamentales). Acuerdos que pueden ser disueltos por diversas razones e integrar otros en su lugar…” (Edumed.net enciclopedia) a diferencia de los Pactos Políticos a los cuales se debe recurrir para eventos puntuales, con otras instituciones políticas.

Después de la Reforma al Sistema de Pensiones, que ha dejado muchas interrogantes sobre deudas a futuro, aún se deben resolver problemas del presupuesto de 2018, además del cumplimiento de los mandatos de la Sala Constitucional.

El presupuesto 2018 es de nuevo el desafío para lograr un Acuerdo Político, independiente de los números y cifras de siete dígitos en dólares, es peor el panorama que se vislumbra de no llegar a un acuerdo en poco tiempo.

La discusión de las pensiones en sus diversas formas se inició públicamente hace más de dieciocho meses, la cual ha sido resuelta al borde del abismo de un colapso que impactaría en los jubilados, demostrando al menos un grado de acuerdo objetivo en el acercamiento de posiciones que evitaron el impago.

Recientemente, a pesar de lograr un acuerdo político en el tema indicado, la noticia de la calificadora de riesgo Stand & Poor declara a El Salvador en default selectivo, según E&N y agrega: 03SEP017AFP “Según nuestros criterios consideramos a ese cambio, en sus términos originales, como un default”, comentó el martes la agencia S&P en un comunicado. “En consecuencia rebajamos la nota de crédito en moneda local de El Salvador a largo y corto plazo, de CC y C respectivamente a SD (default selectivo)”, agrega: La reestructuración de la deuda extiende los desembolsos de 25 a 30 años, prevé un período de gracia y modifica las tasas de interés aplicadas, dijo S&P. “Una vez concluida la reestructuración, quitaremos la nota SD y le atribuiremos una nueva” lo cual, añade S&P, “muy probablemente se traducirá en un aumento” de la calificación.

Parece que no superamos el golpe del Impago, el cual se convierte en una baja calificación con el anuncio de Stand & Poor que declaró a El Salvador de nuevo en Impago por Default, a pesar de superar el problema de las pensiones. Mientras algunas personas consideran en forma unilateral que el “exceso de gastos” es el elemento principal divulgado en diversos foros, no se debe olvidar que también existen intereses políticos para bloquear financieramente al Estado, recordemos las resoluciones de la Sala Constitucional, la oposición sistemática a donaciones, bonos etc., que solo buscan réditos políticos como si el daño se trasladara a un partido político, cuando es la nación la que sufrirá por el alza de precios en su diario vivir.

Necesitamos, en conclusión, un Acuerdo Político que nos salve de este abismo provocado por interesados en lejanas elecciones del 2018.

www.cesarramirezcaralva.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: