web analytics
Página de inicio » Ocurrencias » ¿Y vos que le vas a pedir?

¿Y vos que le vas a pedir?

Nelson López*

Paquito – Bueno, seek prostate voy a pedir una bartolina más grande, healing donde me quepa una gran cama mullida, for sale una pantalla led de 42”, un gimnasio con banda y spining, usted sabe, para ejercitarme las piernas porque si no mi doctor de cabecera, con todas las de ley, me regresará a casa.
Además, necesito un jacuzzi, o si no un baño sauna de los que venden en teleofer, y que me quepan unos saquitos que tengo de recuerdo, una computadora y unos barriles de los que me quitó la fiscalía.

La gatillera –  Hoy si le voy a pedir una pistola pulsuda ¡Hoy sí mis muchachotes! porque todo el tiempo ando una mi babosada más panda que mi suerte, ya que nunca pego ni un sólo tiro, como quien dice, no acierto ni una… ni con el megáfono… y para colmo, después toda la gente comienza a burlarse de mi y a decir que no le pego ni a un elefante, así que mi ilusión es tener una buena colt o 38 especial, que pegue cabal en el blanco y que por lo menos, con solo verla, me respeten, si es que nunca me van a tener miedo.

El macho sin dueño – Todos ustedes se imaginan que hasta me hinco rezando para pedir que de nuevo me den el huesito, ese que tanto sabor tiene, pero, honestamente, todos están equivocados, hasta el muertero. En estos días de reflexión, lo único que le pido es algo inimaginable, algo que ni yo entiendo, a tal grado que hasta me dan ganas de entregar un millón de dólares a quien adivine qué es lo que tanto añoro, qué es lo que voy a pedirle, ¿verdad que nadie se imagina por mucho que se quiebren la cabeza? vaya pues, les voy a decir lo que verdaderamente quiero es ¡un dueño! ¡ajá!

El chatón – Tomando en cuenta lo cuantitativo y lo cualitativo, yo creo que son muchos regalitos los que quisiera, pero que no hagan mucho bulto, porque tengo varios días de estar pensando en eso, que todo sea
lo de menos bulto posible, y quizás entre otros, sería lo de la nariz, quiero ver si me consigo a ese cirujano bueno que las hace respingadas y bien rectas, la verdad es que a mi no hubiera importado que me dijeran señor Berns, o sea, que no pienso en lo guapo sino en lo aburrido de pasar tanto tiempo con la misma y la misma.

El muertero – Yo ya decidí que lo único que yo necesito para divertirme de los lindo y hacerme sentir entre tanta gente tonta que me rodea es un muertómetro digital último modelo, recargable, de gran fidelidad, con memoria de alta velocidad y que tenga luces de colores arriba y abajo, con GPS y que tenga un detector de extrema frecuencia, para que de momento agarremos hasta los intoxicados alcohólicos, ya que a veces se me escapan esos cadáveres y no los logro echar en la cuenta, ¡Y eso si que me da cólera!

Lapapalapapa – Sueño con mi megáfono de 3,000 Wats de potencia, Aahhh que precioso sería, para que resuene en toda la asamblea cuando se vaya la luz o cuando la jefa me quite el sonido para que ya no hable tanto, porque la verdad es que así con un buen megáfono yo no tendría inhibiciones, podría decir todo lo que me venga en ganas y hasta los veteranos que a cada rato llegan al salón azul me van a envidiar al ver el gran megafonote, cholo, con altos decibeles y con batería de carro que nunca se acabe, para no pasar vergüenzas con las colegas.  Bueno… hasta se lo podría alquilar a los que venden el
pescado fresco o vaya la papa la papa la papa…

Ver también

¡Nuestros hermanos migrantes en caravana!

*Dr. Héctor Mauricio Arce Gutiérrez [email protected] 1. El problema migratorio de nosotros y nuestros hermanos …

A %d blogueros les gusta esto: