web analytics
Página de inicio » Ocurrencias » Un pistolero cobrón

Un pistolero cobrón

Nelson López*
[email protected]

Y todos los salvadoreños quedaron sorprendidos cuando el diputado Pistolero comenzó a disparar a diestra y siniestra, en contra de los votantes desgraciados desagradecidos que siempre lo hacen trabajar más de la cuenta hasta en cosas fuera de la ley, sin pensar que eso le significa sacrificio, sudor y lágrimas.

Luego de pegar una gran lamentada por el cansancio que le aqueja después de las largas jornadas laborales y por las cuales a puras penas le pagan la pírrica cifra de 5 mil dólares y bonos, el ahora famoso y bien mentado legislador comenzó a remover conciencias y corazones a tal grado que muchos no pudieron contener las lágrimas.

El susodicho se armó de valor y comenzó a acusar a la patronal de que no solamente le sacan el jugo, que hasta lo dejan medio loco, sino que además lo explotan inmisericordemente como a cualquier auxiliar de albañilería y eso sí que no lo iba a permitir más, porque ya se cansó y lo único que le queda es oponerse y denunciar.

Los colegas de bancada y desbancada comenzaron a hacer los análisis respectivos, tomando en cuenta que nunca se habían fijado en los excesos de trabajo que le encomendaban a los 84 y que a ninguno jamás se le cruzó por la mente reclamar o denunciar los atropellos que hasta hoy por primera vez son del dominio público.

Las protestas del Pistolero retumbaron en las dementes mentes de los votantes quienes comenzaron a recriminarse interiormente por no haberse percatado a tiempo del actuar déspota que siempre han tenido en contra de los padres de la patria y rememoraron uno de los mandamientos –honrarás a tu padre y a tu madre- sin hacer la relación con la madre patria ni con la Pachamama.

Algunos ya abrieron cuentas bancarias para que los desgraciados desagradecidos inicien su camino al indulto, aunque sea a puras coras, y puedan así compensar el daño físico, moral y sicológico, al diputado que ahora pasa por esa crisis económica que únicamente puede atribuírsele a la miseria que gana.

Otros organizadores de eventos ya consideraron las posibilidades de realizar radiotones, teletones y maratones para recaudar fondos y ayudar al sacrificado Pistolero, ya sea en especies, dinero en efectivo, bolsas de granos básicos o cualquier otra forma y para lo cual se abrirán centros de acopio que permitirán surtirlo hasta con churritos, para que los disfrute en los pocos momentos de ocio que le queden.

¡Gracias Pistolero! por hacernos entrar en razón.

Ver también

¡Nuestros hermanos migrantes en caravana!

*Dr. Héctor Mauricio Arce Gutiérrez [email protected] 1. El problema migratorio de nosotros y nuestros hermanos …

A %d blogueros les gusta esto: