Página de inicio » Opiniones » SITRAMSS por la dignidad nacional

SITRAMSS por la dignidad nacional

@caralvasalvador
@caralvasalvador

César Ramírez
@caralvasalvador

Podemos estar de acuerdo o no sobre un proyecto político, treat pero no podemos faltar al deber de construir una Patria mejor para nuestros hijos e hijas… La lectura del transporte colectivo es la lectura de la movilidad social hacia sus centros laborales, sovaldi es un instrumento que otorga dignidad colectiva  y autoestima a la población.  No debemos ignorar la cantidad de fallecidos por autobuses en mal estado que han ocasionado grandes tragedias, view muchas veces provocadas por la falta de mantenimiento o negligencia criminal cuando no se retiran de circulación las unidades que han sobrepasado su “vida útil”.  No se trata de buscar culpables ni de votos para una elección, se trata de la Patria que en su largo sendero hacia el desarrollo demanda la renovación de un sistema de transporte para el siglo XXI, si fracasa este proyecto serán los trabajadores a quienes condenaremos a un servicio decadente y humillante.  Es el pueblo que a diario viaja aferrado de las uñas a una ventana, mientras hace equilibrio con un pie al aire, entre otros pies de usuarios en el último peldaño de autobús colectivo, es el pueblo el que sufre por este pésimo servicio, de eso hablamos… nos hemos acostumbrado a la ignominia, cuando el conductor y cobrador siguen la secuencia de estaciones con el autobús abarrotado, pero entonces escuchamos a voz de cuello: “atrás hay asiento”, “ahí caben más”, “muévase, muévase pués” .. Mientras los usuarios se compactan en tríos o cuartetos en las destartaladas butacas para dos pasajeros, no obstante el cobrador grita: ¡ahí caben más!, ¡es de cinco!… Durante años el pueblo ha denunciado la deficiencia de este servicio público, pero las quejas caen en el vacío. Mientras tanto el atropello a los usuarios continúa. ¿Es posible crear dignidad en el transporte colectivo? ¿Qué proponen los que apuestan por el fracaso del Sitramss cuando predican que fue un error?, miles son los usuarios que arriesgan su vida a diario con un sistema primitivo y ciego ante la dignidad de las personas. En ocasiones escuchamos plegarias dentro de los autobuses: “Dios mío que pare”, “Gracias a Dios subí”, “pare por Dios, pare, no me lleve a su casa”, cuando al final, tienen oportunidad de respirar, el usuario proclama: “Gracias a Dios me bajé”…¡antes que me bajaran los mañosos! Se necesita un transporte colectivo del Siglo XXI para salvar vidas, para rescatar a miles de usuarios de la intemperie de esos cacharros viejos y féretros ambulantes, no importa esperar meses, no importa si los grupos de presión se oponen o algunos politiqueros reniegan de un presente mejor para los ciudadanos, a fin de cuentas “más tiempo esperamos al Mesías” y el mundo al menos tiene un poco de alegría en el más allá, nosotros con un nuevo sistema de transporte queremos un poco de alegría y dignidad en el más acá. Si usted viaja en autobús podrá contar muchas anécdotas increíbles, pero puedo dar fe que sufrí al menos tres asaltos en medio de esas cajas metálicas, dos de ellos a mano armada, el sujeto me apuntaba con un revólver 45, le temblaba el pulso, ese canalla tenía más miedo que yo, pero en tales circunstancias tampoco se puede jugar al héroe de Hollywood… el resultado fue un triste final, en mi caso vivo para contar el cuento.  ¿Nos merecemos algo mejor o esperaremos la llega del fin de los tiempos?

Ver también

¿QUIÉN PUEDE EVITAR EL FRAUDE EL 3 DE MARZO?

Licenciada Norma Guevara de Ramirios Al constatar que el 4 de febrero el partido de …