Página de inicio » Editorial » ¿Se equivocó la Sala de lo Constitucional?

¿Se equivocó la Sala de lo Constitucional?

La Sala de lo Constitucional, aceptó un recurso de inconstitucionalidad interpuesto por los productores de azúcar, alegando que la finalización del Tratado de Libre Comercio con Taiwán, de parte del Gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén, no cumplió con el requisito de haberse llevado a la Asamblea Legislativa y dejó sin efecto la conclusión del tratado comercial.

Con este acto, además de que la Sala busca favorecer los intereses políticos e ideológicos de los productores de azúcar, invade una potestad del Ejecutivo, que es romper relaciones diplomáticas con un país y abrirla con otro.

En el caso de Taiwán es más complicada la decisión de la Sala, pues es harto conocido que Taiwán es una provincia rebelde del gigante asiático República Popular China.

Por cuestiones ideológicas, El Salvador no tenía relaciones con China Popular, por ser una “nación comunista”, se decía durante la guerra fría y por eso mantenía relaciones con la pequeña isla de Taiwán, donde se instaló el Gobierno del derrotado Chiang Kai-shek, Nacionalista (Kuomintang) tras el triunfo de los revolucionarios Chinos liderados por Mao Zedong, en 1949.

Siempre por cuestiones ideológicas las Naciones Unidas, mantenía en su seno al gobierno nacionalista de Taiwán, pero el 25 de octubre de 1971, la XXVI Asamblea General de la ONU, con 76 votos a favor, 35 en contra y 17 abstenciones, acuerda devolverle a República Popular China, su derecho legal en ese foro mundial.

Es decir, la que tiene la representación como nación es China Popular y no Taiwán, considerada por las Naciones Unidas como parte del territorio Chino.

Nos parece que los magistrados de la Sala de lo Constitucional, han desconocido hasta ese acuerdo de la XXVI Asamblea General de las Naciones Unidas, al darle a Taiwán un estatus que no tiene y que no es responsabilidad de ella otorgarlo.

La Sala, quizá se ha dejado presionar por la Embajada de los Estados Unidos, que ha insistido en que se rompan relaciones con la única China reconocida por la ONU, y que se restablezcan relaciones con Taiwán.

Lo curioso en este caso es que Estados Unidos, tiene relaciones diplomáticas con República Popular China y no con Taiwán. Ojalá y los magistrados se den cuenta de esta realidad geopolítica, al menos que sea una Sala que también jugará a la “geopolítica”.

Ver también

Del bloqueo, la oposición, a la condescendencias

Alguien en las redes sociales advirtió que el gobierno del presidente Nayib Bukele no tiene …