Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » «Roberto Molina y Morales». Por Marlon Chicas – El Tecleño Memorioso

«Roberto Molina y Morales». Por Marlon Chicas – El Tecleño Memorioso

Marlon Chicas – El Tecleño Memorioso

Siempre nos preguntamos ¿Qué es un historiador y cuál es su quehacer? En torno a esta interrogante, se afirma que tal profesional es un especialista en historia como ciencia o disciplina académica. Encargado del estudio, investigación, escritura y divulgación de acontecimientos pasados.​ Entre algunos de estos destacan Heródoto y Sima Quian “padres de la historia en Grecia y China respectivamente”.

Antes del siglo XIX, no se habló de la historia como actividad académica por sí misma, por lo que muchos ejercían esta disciplina como científicos sociales que dejaron escrito elementos del pasado combinados con compendios filosóficos, antropológicos, geográficos, jurídicos, económicos y religiosos, entre otros.

Con relación a lo anterior, Santa Tecla cuenta con grandes historiadores a nivel nacional e internacional como Carlos Cañas Dinarte, entre otros. En esta ocasión conoceremos la vida y obra de un académico en estas lides, don Roberto Molina y Morales (+).

De acuerdo con datos de Orlando Morán Castillo, el ilustre José Francisco Roberto Molina Morales, nació en Santa Tecla un 20 de septiembre de 1915, fue un destacado historiador y diplomático, quién ejerció la Dirección de la Academia Salvadoreña de la Historia​ en 1975.

Sus padres fueron Benjamín Molina Saldaña (+), y Mercedes Morales (+), fue nieto del General Benjamín Molina Guirola (+) y doña Juana Saldaña de Molina (+). Estuvo casado con Ana María Peralta. Su formación académica de acuerdo con sus familiares se desarrolló en el Colegio Champagnat, aunque la mayoría de esta se realizó en el Colegio Santa Cecilia.

En lo profesional se desempeñó como agregado en la Sección de Protocolo de 1936 a 1942; auxiliar de la Sección Consular del Ministerio de RREE de 1942 a 1943; agregado a la Sección de Protocolo desde 1944; subjefe de Protocolo hasta 1947; representó al país como encargado de negocios en Costa Rica en 1948; en Chile de 1948 a 1949; así mismo en Argentina y luego como secretario de la Embajada de El Salvador en Buenos Aires; director de Protocolo y Órdenes de 1950 a 1959; obtuvo el rango de embajador Plenipotenciario en 1958; Embajador en Lima, Perú de 1960 a 1970.​

En su libro “Santa Tecla la historia y los cuentos de la Ciudad de Las Colinas” de Ernesto Rivas Gallont se relata el debate ocurrido entre su tío el Dr. Alberto Rivas Bonilla y Molina y Morales en 1943 sobre la fecha exacta de fundación de Santa Tecla, que terminó favoreciendo a Rivas Bonilla.

Roberto Molina y Morales elaboró diferentes libros de la historia de El Salvador, tales como: Los precursores de la independencia, Guion Histórico del Poder Legislativo y Ejecutivo,​ Los ministros de Hacienda 1838 a 1871 y Guion Histórico del Poder Legislativo de El Salvador, y uno al Prócer, Pbro. Dr. José Matías Delgado, que no se publicó. Don Roberto Molina y Morales falleció el 01 de octubre de 1983 en esta urbe, dejando un enorme legado al país y a la ciudad que tanto amó.

 

[email protected]

Ver también

«La muerte compañera». Mauricio Vallejo Márquez

Bitácora Por Mauricio Vallejo Márquez Escritor y editor Suplemento Tres Mil Sobre la mesa del …