web analytics
sábado , 21 octubre 2017
Inicio » Opiniones » Reforma fiscal progresiva

Reforma fiscal progresiva

@arpassv

El Ministro de Hacienda se refirió recientemente a la necesidad de aumentar los ingresos estatales, sick para atender las necesidades de la población. Carlos Cáceres, prostate quien ya fue ratificado por el presidente electo Salvador Sánchez Cerén para continuar como titular de las finanzas públicas del próximo gobierno, ed considera urgente incrementar la recaudación tributaria.

Tales declaraciones del ministro Cáceres han suscitado críticas de sectores de la derecha política, empresarial y mediática para quienes la inversión social sigue siendo un “gasto innecesario”. Esos sectores insisten en que el gobierno debe gastar menos y renunciar a la búsqueda de más ingresos.

Frente a esta postura de la derecha egoísta e insolidaria, los sectores progresistas y democráticos deben plantear un debate serio sobre la necesaria reforma fiscal progresiva donde “paguen más quienes tienen más”. Esto haría justicia tributaria y daría al gobierno los recursos que necesita.

Esta reforma incluye impuestos directos al patrimonio, a la gran ganancia empresarial, a los bienes de lujo y a las grandes transferencias financieras; y se complementa con el combate efectivo a la evasión, la elusión y el contrabando.

Esta nueva política fiscal también requiere de otras medidas como la renegociación de la deuda externa y la recuperación de los dineros de la corrupción. Y para esto último es necesario investigar los actos de corrupción, enjuiciar a los corruptos y establecer mecanismos efectivos para recuperar los fondos robados o malversados.

Estos son –por tanto– los temas de un debate profundo sobre la reforma fiscal, que supere la discusión superflua que proponen el partido, las gremiales empresariales y los medios de comunicación de la derecha oligárquica.

Con el propósito de satanizar el debate estos sectores neoliberales denuncian irresponsablemente un eventual aumento de impuestos para la gente, cuando se trata de gravar únicamente a los que tienen más y que por eso deben pagar más. Se trata de desmontar la estructura tributaria regresiva impuesta por los gobiernos de ARENA para que pagaran más los que menos tienen.

La democracia no es sólo política, sino también económica. Por tanto, es necesario buscar una distribución más justa y equitativa de la riqueza; y para esto la política fiscal progresiva, donde “pagan más los que tienen más”, es el mecanismo que mejor ha funcionado en todos los países que redujeron las desigualdades sociales.

A %d blogueros les gusta esto: