web analytics
martes , 17 octubre 2017
Inicio » Nacionales » “Queremos un quezaltepeque cultural, no violento”
“Queremos un quezaltepeque cultural, no violento”
Otoniel Guevara, (derecha), candidato a la alcaldía de Quezaltepeque, en La Libertad, por el partido PSD, acompañado de concejales Rigoberto Barillas y Osmín Hernandez. Foto Diario Co Latino/Rodrigo Sura

“Queremos un quezaltepeque cultural, no violento”

@DiarioColatino

Anuestro periódico se hizo presente un excolega con un nuevo traje. Lo conocimos como poeta, cure y como tal es uno de los más alto exponentes de la poesía centroamericana, stuff fue compañero coordinando el suplemento cultural 3000, look labor que realizó por muchos años y con mucho entusiasmo. Ahora es candidato a alcalde municipal por el Partido Social Demócrata en su pueblo natal, Quezaltepeque. Vino acompañado de dos de sus concejales, Rigoberto Barillas y Osmín Hernández. Y hablamos de esa nueva aventura, que ha tomado a muchos de sus amigos por sorpresa.

– Comencemos por una pregunta de rigor ¿Quién es Otoniel Guevara?

Un servidor público. Como comunicador social sirvo a la Verdad, como poeta a la Belleza y como político a la Justicia. Me trajo a la tierra una partera. Nunca he fumado, tampoco bebo cerveza ni licores. Soy romántico y apasionado, toda la vida he luchado por los desamparados como yo.

-¿Qué esperás obtener como político, como funcionario público?

En primer lugar rescatar a mi pueblo, Quezaltepeque, de las garras de la violencia, el desorden, el abandono, la exclusión y la miseria. Cuando restauremos el brillo de este pueblo milenario y maravilloso, queremos ser ejemplo de administración pública para El Salvador. Es nuestra estrategia para la prosperidad ciudadana.

– ¿Cómo lograrás eso?

Invirtiendo nuestras energías y recursos en las potencialidades del municipio. Un eje de trabajo es el turismo, que está ligado a nuestra riqueza arqueológica, a nuestra historia gloriosa, a nuestra tradición artesanal. Tenemos ríos, nacimientos de agua, amplios espacios rurales, un volcán, un valle… tenemos mucha riqueza ciertamente, mucha. Otro eje es el empleo, que deviene del turismo y también de otros proyectos medioambientales, deportivos, culturales, de salud, etc. Vamos a provocar empleos para quezaltecos en Quezaltepeque, manteniendo a las familias más unidas y evitando la fuga de capital hacia otros municipios. Finalmente, tenemos el comercio, para el que crearemos políticas crediticias altamente favorables, espacios con orden, higiene y limpieza óptimas, incentivo a nuevas líneas productivas y… me quedo aquí por el momento.

– Todo eso también lo podría ejecutar otro partido…

Sin embargo, nunca lo hicieron. Arena y el frente principalmente, tuvieron la oportunidad de resolverle a la gente y la trataron con los pies. A nosotros nos diferencia de estos partidos algo esencial: tenemos la voluntad política, la autonomía, el talento, los recursos, la red de contactos para ejecutar todo lo que nos hemos propuesto. Y no le tememos a la gente, promovemos su organización, les hablamos con la verdad y ellos nos dan su verdad, es una maravilla.

– ¿No te intimidan la publicidad de los partidos grandes?

Los partidos Arena y Fmln pueden andar todo el día con su ejército de empleados, sus equipos de sonido y sus canciones por todos lados, pero aquí funciona aquel fenómeno del que hace de todo por conquistar a la muchacha bonita, pero está ya está prendada de otro, que lo que le da es amor. Nosotros desde el primer momento decidimos hacer una campaña política, de propuestas e ideas, no una campaña publicitaria, de afiches, banderas, cuñas y spots, espejitos inútiles.

– ¿Cuál es el amor que ustedes le pueden dar a Quezaltepeque?

El que le hemos venido dando desde siempre y que desde la administración municipal tendrá mejores perspectivas. Los compañeros que van en el concejo municipal son servidores públicos de toda la vida, cada quien en su área, en su especialidad. Muchos han sido despreciados por administraciones anteriores y encontraron con nosotros la llave para ejecutar sus sueños. Ya te mencioné algunos de nuestros ejes principales, te enumero algunos proyectos: Centro de arte y cultura en el turicentro La Toma. Taller, centro de formación y sala de ventas de Artesanías Quezaltecas. Escuela Multidisciplinaria de Habilidades Especiales. Ventanilla de créditos blandos. Hospital regional. Plaza de las Artes. Puertobús internacional. Academia de Artes e Idiomas. Polideportivo y Escuela de Alto Rendimiento. Mercados comunitarios. Fábricas de adoquines, bicicletas y cocinas ecológicas. Cementerio solidario. Socorro jurídico. Sala cuna. Oficina de prevención de riesgos. Casa del Maestro y Despensa Magisterial. Oficina de Protección Integral a Víctimas de Violencia. Formación vocacional para jóvenes. Alianza con iglesias. Ludotepeque.

Y en el área rural, además de iniciar un plan agresivo para llevar todos estos proyectos a cada cantón y caserío, tenemos como prioridad la entrega de calles, la cobertura universal de agua potable y energía eléctrica, la cobertura hasta bachillerato de todas las escuelas rurales, la creación de festivales ganaderos, culturales… realmente es mucho trabajo, pero con el apoyo de la población haremos realidad cada uno de estos proyectos.

-¿Cómo van a lograr el financiamiento de todo este paquete?

Estamos conscientes que ni el FODES ni los recursos propios ni los tres años de administración serán suficientes para realizar todos nuestros proyectos, por eso nos haremos de un equipo gestor de primer nivel para captar el apoyo local, nacional e internacional.

Te repito, lo principal es la voluntad política. Y será esencial el acompañamiento de las comunidades organizadas junto a las autoridades municipales en todos los procesos que se abran para gestionar recursos.

– Venís del sector cultural, ¿cuál es tu apuesta en esa área para tu administración?

Determinante la cultura. Voy a cualificar los talleres artísticos con el propósito de crear una fuerza artística quezalteca de gran dimensión.

En cada expresión artística espero contar con los mejores maestros. Por ejemplo, en artes escénicas espero tener a nuestro paisano Filánder Funes. Para preparar el coro municipal me encantaría contar con Mauricio Iglesias. Me haría feliz tener con nosotros a Chicho enseñando lo de títeres.

Espero que mi primo Simón Varela se venga a ayudarme con lo de animación en cine. Por ejemplo.

Pero el proyecto va más allá de la formación de jóvenes.

La idea es generar grupos, compañías, círculos que nos representen local, nacional y mundialmente. Sueño con una compañía quezalteca de teatro, con una compañía quezalteca de danza, con una orquesta sinfónica juvenil quezalteca.

También vamos a poner en valor a nuestros artesanos y nuestra producción artesanal.

Daremos toda la relevancia y protagonismo posibles al Sitio Arqueológico Las Marías, bajo el concepto de arqueología comunitaria.

Construiremos infraestructura adecuada a la difusión de las artes. Impulsaremos festivales artísticos por todos los cantones y caseríos. Haremos un reguero de cultura solidaria.

– Todo se ve muy interesante, pero cómo se logrará si Quezaltepeque está señalado como uno de los municipios de mayor riesgo por la violencia. ¿Cuál es tu plan para combatir la violencia?

Dicen que los salvadoreños somos violentos. No es cierto. Somos románticos, es decir, buscamos la perfección, incluyendo la perfección social. No somos violentos, somos violentados. Desde siempre nos han violentado nuestros derechos y atropellado nuestros sueños. La violencia es un asunto cultural, y como tal debe combatirse culturalmente, creando una nueva cultura. Vivimos en un país que no ofrece oportunidades y que además tiene un sistema jurídico altamente viciado, inefectivo, podrido. Te hablo de esto porque no somos (Quezaltepeque) una isla, y la violencia requiere de una solución nacional para ser perdurable. Localmente haremos lo que nos corresponde y hasta donde nos permite el código municipal: generar obras de provecho social y de enriquecimiento espiritual para los ciudadanos. Por suerte de la represión se encargan otras instituciones, la PNC y la Fiscalía. Somos gente de paz y queremos un Quezaltepeque cultural, no violento.

-Finalmente, ¿tienen posibilidades reales de ganar la comuna?

Ya ganamos algo más importante: la confianza de una buena parte de la población.

Con nuestra participación hemos dado un aporte valiosísimo a la democracia salvadoreña: hacer que la ciudadanía recobre la confianza en los políticos pues vinimos a ofrecer lo que por mucho tiempo se quiso: políticos de manos limpias, con auténtico afán de servicio a la comunidad, a los más necesitados. También somos rostros nuevos, lo cual ha sido muy bien evaluado por la gente, que ya está harta de las ruedas de caballitos en el poder de cúpulas partidarias alejadas de la tierra.

Es incómodo que lo diga yo, pero somos necesarios.

A %d blogueros les gusta esto: