web analytics
domingo , 22 octubre 2017
Inicio » Nacionales » Presidente de Honduras visita la cripta
Presidente de Honduras visita la cripta
PRESIDENTE DE HONDURAS VISITA CRIPTA DE MONSEÑOR ROMERO El Presidente de la República de Honduras, Juan Orlando Hernández, visita la cripta de catedral metropolitana en donde yacen los restos del mártir de la iglesia católica y del pueblo salvadoreño Monseñor Oscar Arnulfo Romero. El mandatario es acompañado por el obispo auxiliar de San Salvador Gregorio Rosa Chávez. Foto Diario Co Latino

Presidente de Honduras visita la cripta

@DiarioCoLatino

La reciente decisión del papa Francisco de firmar el decreto de la Congregación para la Causa de los Santos para la beatificación, store buy cialis por la vía del martirio, ambulance   de monseñor Óscar Arnulfo Romero, también fue celebrada por el gobierno de Honduras.

Y es que, en el marco de la visita oficial que realizó al país, el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, celebró la decisión del Vaticano.

“Nos sentimos también honrados de compartir con ustedes la decisión del papa Francisco y, de igual manera, en el momento que ustedes nos inviten estaremos aquí para acompañarles en la celebración de la beatificación”, expresó Hernández, tras reunirse con el presidente Sánchez Cerén para abordar temas de la agenda bilateral.

En este contexto, el presidente Sánchez Cerén aprovechó la visita de Hernández para extenderle una invitación para el día que la iglesia Católica realice la eucaristía para declarar beato al mártir salvadoreño.

“Agradezco al señor presidente Hernández porque juntos celebramos también el hecho de la promulgación del decreto de la Congregación de la Causa de los Santos del 3 de febrero, por el papa Francisco, que declara a monseñor Romero mártir y que abre el camino a su beatificación.

Monseñor Romero “fue un hombre que luchó siempre por la justicia, luchó siempre por los más desposeídos”, por lo que, a su criterio, la causa del país es también “llevar esa justicia a toda la región centroamericana”, expresó Sánchez Cerén.

En tanto, el jefe de Estado hondureño concluyó su agenda de trabajo, con la visita a la Cripta de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, en Catedral Metropolitana.

Allí, la viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Liduvina Magarín, acompañó al presidente Hernández en un recorrido por  la tumba de Monseñor Romero, donde colocó una ofrenda floral en su memoria.

La visita fue guiada por el Obispo Auxiliar de San Salvador, monseñor Gregorio Rosa Chávez, y por el párroco de la catedral, monseñor Héctor Figueroa.

Es de recordar que monseñor Romero fue asesinado el 24 de marzo de 1980 mientras celebraba una misa en la iglesia Divina Providencia, en San Salvador.

De acuerdo a la Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas de 1993, el asesinato del mártir salvadoreño fue planeado por un escuadrón de la muerte de ultraderecha, el cual tenía vínculos con Roberto D’Aubuisson, un ex mayor del ejército y fundador del partido Alianza Republicana

Nacionalista (ARENA). Partido que gobernó durante 20 el país, desde 1989 hasta el 2009.

El responsable de disparar fue Marino Acosta, ex sargento de la Guardia Nacional, adscrito al equipo de seguridad del expresidente Arturo Armando Molina.

Monseñor Romero fue asesinado en represalia por sus constantes denuncias contra las violaciones de los derechos humanos tanto del Ejército como de los grupos armados de izquierda en El Salvador al inicio de la guerra civil en el país (1980-1992).

Es de destacar que con la decisión de la beatificación, se abre paso para que monseñor Romero sea canonizado. Este proceso fue bloqueado durante muchos años por algunos predecesores del Papa Francisco, por las supuestas posturas políticas de izquierda de monseñor Romero.

Sin embargo, el Papa Francisco ratificó  formalmente el martirio del arzobispo salvadoreño, catalogando su asesinato como un acto de “odio a la fe”.

A %d blogueros les gusta esto: