web analytics
Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » Poemas de Luis Antonio Chávez CON SENTIMIENTO LATINO
Mario Noel Rodríguez y Luis Chávez

Poemas de Luis Antonio Chávez CON SENTIMIENTO LATINO

Poemas de Luis Antonio Chávez

CON SENTIMIENTO LATINO

 

 

Primer lugar en el certamen Poesía con música

Promovido en Argentina

en la página cultural

Alma Mensajera

 

LLEGÓ PARA QUEDARSE…

 

 

 

La voz cabalga esta tarde que el barco ha partido

y a lo lejos, el viento entre palmeras,

dice adiós a las olas del mar…

¡Bébete mi sombra, amada mía!

Hoy, la luna en plenilunio, desea saciar

esta sed desatada en cada gota de rocío,

y el crepúsculo, dibujado en la ventana de tus ojos,

agita el palpitar de mis suspiros…

¡Bébete mi sombra, oh, amada mía!,

que mi pecho te ha cobijado entera con tu traje de Eva,

para saciarse, en silencio,

del néctar sagrado de tus poros.

¡Bébete la algarabía de mi pecho, amada mía!,

que esta tarde con sus celajes,

ha fraguado junto al barco un adiós

y la brisa marina se ha colado tras las rendijas

para espiar este amor que llegó para quedarse.

¡Bébete la sombra, oh amada mía!

y acude con tu son hasta envolvernos,

pues escrito está, el universo y tú,

una Copla son en mi sentido

porque nuestro amor llegó para quedarse.

¡Bébete mi sombra, amada mía!

pues está tarde que nos envuelve

me sabe a néctares en tus brazos

para decirte de nuevo:

¡bébete mi sombra amada mía!

que este amor llegó para quedarse!

 

 

Mayo 24 de 2022

6:10 pm

 

 

 

NANCY

 

 

Hoy que estás distante de mis manos,

y el silencio arremete danzando en el envés de mis palabras,

necesito invocarte

para retener el brillo de tu mirada de gacela inquieta,

enredarme en el destello de tu voz

o escribir tus cinco letras talladas en mi pecho,

detener el ímpetu navegando en la zozobra,

cincelar en la cuenca de mis labios,

ese ósculo que te robé tras salir de prisa a la calle,

porque en el alma llevaba un vacío,

el grafito calcinándome el canto más dolido en las venas.

NANCY,

el invierno está cerca y abril agoniza,

no estás conmigo

te has ido tras las manos de nuestra hija

hasta las tierras de Sandino,

y en la soledad sólo me queda el recuerdo

las tardes tristes en que nos sumergimos

allá por la Avenida Debayle

el canto de las aves reclama la ausencia de tu voz,

y tú sabes, amor,

que en el tenue titilar de la memoria

te has quedado en mí,

como el gris de las ventana triste,

porque tú eres la savia

con sus aderezos de mis años…

NANCY,

hoy no hay sombra que me cobije

ni calor más ardiente que los siete días de ausencia

en mi morada,

como cuando León nos bautizó,

como lo hizo con Darío en el atrio de una parroquia,

mientras yo me refugiaba en tu cuerpo de gacela

para alargarme las horas del día veraniego.

 

(Mayo 2015)

 

 

 

 

ME QUEDO EN TI

 

 

 

Me quedo en ti

como desde el primer día

que te conocí,

con la añoranza de la lluvia

cayendo sobre nuestros hombros,

como la sombra del almendro

protegiéndote,

como el aroma de los lirios

llenos de ternura,

alejado de ese aire

invadido por la ignominia y la felonía.

Me quedo en ti,

a lo largo y ancho del camino

para estrechar tu sonrisa con mi aliento

cobijándote en todos los rincones

llenos de luz o a oscuras,

satisfecho de mirar tus pupilas.

Me quedo en ti

y en las páginas de los libros no leídos,

en su color sepia que nos seducen,

en esas letras por las que navegamos

y conocemos otros rincones mágicos de este terruño,

las letras que te cobijan y llenan de nostalgias,

alejado de las paranoias del tiempo

que nos acechan,

imantándote de la fragancia sutil

que te abraza y te enamora,

sorbiendo el aliento del mar y sus enigmas,

vistiéndose con los contrastes

de los celajes y el vuelo inquieto de las gaviotas.

Me quedo en ti,

para amarte sin cansancio,

cargando sobre mis hombros

el vuelo inmenso del cóndor,

el canto alegre de la Chiltota

posada sobre tu ventana,

con la música de Ray Coniff

susurrándote en cada despertar

a la orilla del mar o en tu alcoba.

Me quedo en ti,

lejos y cerca,

como el faro que nos guía

en ese camino árido

por el que atravesamos los días y las noches

sin cansarnos.

Dime:

¿quién puede vivir en soledad,

si goza de tu eterna compañía?

Me quedo en ti,

como siempre, a tu lado…

 

 

(3:43 am, 27 de septiembre de 2022)

 

 

 

 

 

TOMA ESTE CALIZ

 

 

 

Bebo tu desnudez

y el rocío de tu boca

suavizan mi ansiedad,

la inquietud en tu mirada

ausculta el mástil

como afrodita,

el néctar desprendido de tu piel

agitando los movimientos

en mi lengua,

la clorofila colgada de tus ánforas,

el elixir que aminora mi cansancio,

el espejo reflejado en tus pupilas,

mis dedos en tu ombligo

llegando al éxtasis,

la marea destilando ausencias,

la respiración

en los goznes de la ventana,

la colcha cómplice

de mis desvelos,

esta memoria trasnochada

y el cansancio de mis agitados días…

 

 

septiembre 22 de 2022

 

 

SOLEDADES

…más de una ventana puede abrir

con su eco otra voz, si es buena.

-Rafael Alberti-

 

Se quedó la sombra

guareciéndose del sol;

pero guardó los suspiros

en el atrio de una ventana.

 

¡Cómo llovía!

 

Con recuerdos aliviaba sus penas

fotografías en sepia de los ausentes

y unas cartas echadas al olvido.

 

¡Cuánto sufría!

 

Pasó un policía con un batón

uniforme gris, zapatos lustrosos,

un surco llevaba en la frente

y las cuitas escondidas…

 

¡Cómo entristecía!

 

El silencio era su amigo

humedeciendo sus horas marchitas,

las paredes, otrora brillantes

guardaban escritos y otras evocaciones.

 

¡Cómo enmudecía!

 

Los suspiros subían

por la enredadera

la ventana se opacaba

con el transcurso de las horas.

 

¡Tenía una herida!

 

Alguien lanzó un periódico

bajo la puerta de la casa

nadie acudió a recogerlo

pues el titular decía:

“Murió de felonía e ilusiones”.

 

¡Era grande tu porfía!

 

Hoy los pájaros no cantan

la primavera vistió

los árboles de fuego

una casa vacía añora

la voz que la alegraba…

 

¡No hay ventana más triste

como la historia escrita

para describir una vida!

 

Luis Antonio Chávez

Miércoles 10 de marzo de 2011

Poeta salvadoreño

Del libro Cartas urgentes para Ámbar

[email protected]

 

 

AMANDOTE SIN CANSARNOS

 

 

 

Me quedo en ti

como desde el primer día

que te conocí,

con la añoranza de la lluvia

cayendo sobre nuestros hombros,

como la sombra del almendro

protegiéndote,

como el aroma

de los lirios

destilando ternura,

alejado de ese aire

invadido por la ignominia y la felonía.

Me quedo en ti,

a lo largo y ancho del camino

para estrechar tu sonrisa con mi aliento,

cobijándote en todos los rincones

llenos de luz o a oscuras,

satisfecho de mirar tus pupilas.

Me quedo en ti,

en las páginas de los libros no leídos,

en su color sepia que nos seducen,

en esas letras por las que navegamos

y conocemos otros rincones mágicos de este terruño,

las frases que te cobijan

y llenan de melancolía,

alejado de las paranoias del tiempo

que nos acechan,

imantándote de la fragancia sutil

que te abraza y te enamora,

sorbiendo el aliento del mar y sus enigmas rasgando los rascacielos,

vistiéndose con los contrastes

de los celajes y el vuelo inquieto de las gaviotas.

Me quedo en ti,

para amarte sin cansancio,

cargando sobre mis hombros

el vuelo inmenso del cóndor,

el canto alegre de las aves

posando sobre tu ventana,

con la música de Ray Coniff

susurrándote en cada despertar,

a la orilla del mar o en tu alcoba.

Me quedo en ti,

lejos y cerca,

como el faro que nos guía

en ese camino árido

por el que atravesamos los días y las noches

sin cansarnos.

Dime:

¿quién puede vivir en soledad,

si goza de tu eterna compañía?

Me quedo en ti,

como siempre, a tu lado…

 

 

27 de septiembre de 2022)

Ver también

Salarrué y Humano: Memoria y Legado (47/82)

    Tania Primavera Salarrué, el artista de El Salvador que nació hace 123 años, …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.