web analytics
Página de inicio » Nacionales » Papa Francisco pide diálogo abierto, constructivo y respeto de las instituciones
Durante la eucaristía, monseñor Fabio Colindres, obispo de la diócesis de San Miguel, destacó que en los proyectos de nación no debe marginarse el mandato de Dios referido al respeto de la vida. Foto: Diario Co Latino/ Ernesto Sánchez.

Papa Francisco pide diálogo abierto, constructivo y respeto de las instituciones

Alma Vilches

@AlmaCoLatino

Con una solemne eucaristía en la catedral de San Miguel, la feligresía católica y los obispos de la Conferencia Episcopal de El Salvador (CEDES), celebraron el centenario de la coronación pontificia de Nuestra Señora de La Paz, patrona de la República,

Para esta celebración el Papa Francisco envió un mensaje, en el cual enfatizó que a fin de alcanzar el tan ansiado don de la paz es necesario un diálogo abierto, respetuoso y constructivo, basado en la búsqueda de la verdad y respeto de las instituciones; curar las heridas del pasado y trabajar unidos para construir juntos el futuro. Asimismo, reiteró la importancia de abrir los corazones, para poder vivir estas actitudes y seguir avanzando en el camino de la fraternidad, tal como lo soñó y propuso monseñor Romero a su amado pueblo salvadoreño.

En su mensaje el pontífice recordó la devoción que le profesó Monseñor Romero a la Virgen María, Reina de la Paz, quien además, percibió como la madre de Dios acompañaba a la iglesia en ese camino, años más tarde el obispo mártir solicitó a San Pablo VI el título de patrona de El Salvador.

“La larga historia de esta advocación mariana se entreteje con la de la iglesia en El Salvador, impulsada también por la necesidad del pueblo salvadoreño de construir la paz y confirmada por la devoción de hombres y mujeres que de rodillas y en silencio, con lágrimas de alegría o de consuelo, en tantas ocasiones se han acercado a su santuario para pedir, agradecer o simplemente mirar con ojos amorosos, a quien reconocen como madre de un pueblo que aún hoy clama por la paz”, expresó el Papa en su mensaje para los salvadoreños.

Asimismo, expresó que el título de Reina de la Paz significa como María, la madre, presenta ante el trono de su hijo Jesucristo, príncipe de la paz la súplica de sus fieles e intercede para que la paz reine entre los hijos de su pueblo, la paz que Jesús ofrece a todos es el don de sí mismo y este don solo se puede lograr en unión. Durante la eucaristía, monseñor Fabio Colindres, obispo de la diócesis de San Miguel, destacó que en los proyecto de nación no debe marginarse el mandato de Dios referido al respeto de la vida humana en todas sus dimensiones, pues la vida es un don digno y sagrada; por ello es necesario que los más pobres sean escuchados y considerados en sus más elementales necesidades y angustias, apoyados en sus situaciones de pobreza y miseria.

“Nuestros hermanos más humildes merecen escucha, apoyo y soluciones efectivas en sus angustias y dificultades, todo este proyecto de un mundo nuevo no solo será obra nuestra, es obra ante todo de Dios en nosotros, y esto ocurre cuando lo incluimos en nuestros planes y proyectos. Hay que concebir a Dios en nuestras vidas, debe ser el centro de tu familia, de tu matrimonio, concebir que amemos a nuestros ancianos y abuelos, y que trabajemos por ellos”, aseguró el obispo de San Miguel.

El religioso recalcó que San Óscar Arnulfo Romero ha sido uno de los fervientes devotos de la Reina de la Paz y quien más ha propagado el amor y devoción a la patrona de la República; el Papa Francisco recuerda a Monseñor Romero orando como seminarista, en la basílica de San Pedro, con la certeza que la madre siempre acompaña al pueblo en su caminar.

“Nunca olvidemos que nuestro mártir, San Oscar Arnulfo Romero derramó su sangre mientras celebraba la misa por lograr una nación abierta al diálogo, para sanar heridas profundas entre hermanos y para construir un nuevo país, el país que todos soñamos”, afirmó Colindres.

A la vez, pidió a la Asamblea Legislativa que la misa y procesión del 21 de noviembre, en la catedral de San Miguel, dedicada a Nuestra Señora, Reina de La Paz, sea decretada y promulgada como patrimonio cultural de la nación.

Durante la celebración de los 100 años de la coronación pontificia de la Reina de la Paz, patrona de El Salvador, se llevó a cabo el acto de coronación. Cientos de feligreses de forma ordenada se acercaron a venerar a la patrona de El Salvador, la intercesión de la Reina de la Paz es un consuelo para el pueblo que tanto sufre a diario.

Ver también

“El Cipitío” será “Hijo Meritísimo de El Salvador”

Redacción Nacionales @DiarioCoLatino Los diputados de Nuevas Ideas presentaron una pieza de correspondencia que contiene …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.