web analytics
Página de inicio » Espectáculo » Panteón Rococó en una noche de dosis perfecta

Panteón Rococó en una noche de dosis perfecta

Texto y Foto
David Martínez
Sara Aguirre
@SAmigosCoLatino

La espera de 7 años valió la pena. El público salvadoreño disfrutó, buy cialis bailó y cantó las mejores canciones del grupo mexicano representante del Ska y Rock, generic Panteón Rococó, sickness que se presentó en el país el pasado viernes.

La lluvia que se hizo presente desde tempranas horas en territorio salvadoreño no impidió que cientos de fans de la banda originaria de Ciudad de México, acudieran al Pabellón 3 del Centro Internacional de Ferias y Convenciones CIFCO, para deleitarse de 20 años de experiencia musical.

Previo a la presentación de Panteón Rococó, los ánimos de los asistentes se encendieron gracias a la intervención de las bandas nacionales Vibrass Ska Ensamble y al legendario grupo Adhesivo.

Luego de 2 horas de calentamiento, llegó el momento de disfrutar el show de la noche. En punto de las 10:30 p.m. la banda mexicana apareció en el escenario. Y comenzó el show con una hostilidad en contra de las injusticias, ese es el nombre de la canción con el que iniciaron, y con la que pusieron a bailar a miles de salvadoreños que se hicieron presentes al concierto.

Esos que recordaron como era bailar el buen ska de ese calibre, desde que se presentarán en nuestro país en el Festival Verdad.

Y la adrenalina del Mosh pit siguió con Punk-o, Asesinos y Arréglame el alma, una mezcla de crítica social y cantarle al amor, esa que puso a corear  a los presentes.

Y así fueron pasando los primeros minutos del concierto cuando el “Doctor Shenka” saludó a su público, ese que no veía desde hace 7 años con el que en toda la noche logró esa dosis perfecta con un show impecable que le ha caracterizado desde siempre.

Asimismo, demostró el por qué se llevan también con la agrupación del ska de la gente, Adhesivo, con el que han construido una gran amistad y a quienes les han brindado gran apoyo en su más reciente gira por los estados de México el año pasado.

Después de ese breve espacio de saludo siguió el concierto, en el que tocaron varias canciones de sus discos, que fueron coreados por la multitud, hasta que llegó una vendedora, una vendedora de caricias que fue la sensación para profundizar esa dosis perfecta que se vivió esa noche. Vendedora de caricias, ese es el título de la canción con la que llegaron al éxtasis y bailaron con más energía los asistentes al evento.

Los que siguieron reventando sus gargantas cuando llegó el turno de cantar una de las historias hecha canción más coreadas del grupo. Una historia de amor en la que ni el mismo diablo se pudo salvar.

La canción de la rubia y el demonio que cuenta la aventura de un individuo que se enamoró de una mujer “de la mala vida”, de esas que trabajan en los llamados “Nigth Club” y que enamoran y atrapan a algunos hombres con sus bailes creativos.

Luego de esa canción inyectaron la dosis perfecta, con la que lograron prender más al público salvadoreño.

Pero llegó el momento cumbre, cuando volvieron a tocar esas canciones con una crítica social, de esas que crean conciencia y que animan a luchar por terminar con las desigualdades.

Cantaron una canción que fue catalogada por el mismo “Dr Shenka” como la mejor que han compuesto, esa que identifica a nuestros pueblos que tienen gobiernos corruptos y que juegan con la dignidad del pueblo. “Vamos abajo, abajo y a la izquierda”, es el nombre de la canción y además el mensaje que da el grupo, que siempre hay que estar del lado de nuestra clase social, la clase obrera que es marginada por los gobiernos en toda Latinoamérica. Canción que además fue el éxtasis para seguir bailando y romper el piso y seguir con el Mosh Pit.

Ese que terminó dando a conocer la carencia en la que viven los pueblos de América Latina, en donde se sobrevive con lo mínimo, pero que pese a la gente no se “achica” y sigue adelante, siempre con una sonrisa y yendo siempre para delante.

Así fue el reencuentro entre El Salvador y Panteón Rococó, ese reencuentro que dejó en claro que tienen esa dosis perfecta y que no importan las inclemencias del tiempo para bailar el buen ska.

Ver también

Un año más ¡Si se pudo! Teletón 2018

Iris Gálvez @SAmigosCoLatino Ala media noche de ayer se logró el milagro de amor de …

A %d blogueros les gusta esto: