web analytics
Página de inicio » Internacionales » Panamá apuesta por cazarrecompensas contra crímenes ecológicos

Panamá apuesta por cazarrecompensas contra crímenes ecológicos

Ciudad de Panamá/dpa

El ministro panameño de Ambiente, Emilio Sempris, dijo que Panamá adoptará un plan de cazarrecompensas para perseguir a asesinos de jaguares, águilas y otras especies, como ocurre con los criminales más buscados.

“Asimismo como la Policía Nacional anuncia recompensas por quien dé con el paradero de personas que cometen algún tipo de delitos, también el Ministerio de Ambiente podrá anunciar recompensas a quienes denuncien el asesinato de especies simbólicas, como el águila harpía”, precisó el ministro.

En una conferencia de prensa en la que informó sobre los avances y metas de la gestión ambiental del Estado, Sempris se refirió al sistema de cazarrecompensas para atrapar a fugitivos. La Policía Nacional lo utiliza para la rápida localización y captura de los criminales en serie y cabecillas del narcotráfico.

Sostuvo que uno de los grandes desafíos que enfrenta la rica biodiversidad de flora y fauna en este país es la presencia en áreas protegidas de cazadores furtivos, quienes cometen delitos ecológicos al poner en peligro el equilibrio de la naturaleza.

Sempris indicó que además de introducir animales nativos en áreas tropicales afectadas, el Ministerio de Ambiente ha propuesto el desarrollo de un plan de cazarrecompensas para que depredadores humanos no escapen a la acción de la Justicia.

En ese sentido, aclaró que las sanciones por esos delitos ecológicos alcanzan los cuatro años de cárcel, pero pueden aumentar hasta seis años de privación de libertad cuando el hecho ocurra en un área protegida. En ese sentido, el Ministerio de Ambiente declaró que habrá “cero tolerancia” a la caza ilegal.

En la actualidad, hay en todo el país unos 600 guardaparques, cuyo número será triplicado en los próximos años, con el apoyo de personal de empresas de ecoturismo y comunidades organizadas donde se desarrollan actividades sostenibles como el senderismo y la creación supervisada de campamentos al aire libre.

El 40 por ciento del territorio nacional ha sido declarado área protegida, lo que triplica el promedio mundial de un 12 por ciento.

Sempris señaló que bajo un nuevo enfoque gubernamental las áreas protegidas serán abiertas al ecoturismo, en vez de permanecer completamente aisladas. Advirtió que ello será complementado con la campaña “Panamá Verde”, para el fomento del ecoturismo en la estación lluviosa, y “Panamá Azul”, en la estación seca.

El Ministerio de Ambiente desarrolla, conjuntamente con organizaciones ambientalistas locales, la reforestación de un millón de hectáreas en suelos degradados. Asimismo, se adelanta un programa de mitigación y adaptación al cambio climático, en especial en zonas vulnerables a inundaciones.

Ver también

El PT moviliza todo su peso por la candidatura de Lula en Brasil

Brasilia / AFP Jordi Miró El Partido de los Trabajadores (PT) echó el martes todo …

A %d blogueros les gusta esto: