web analytics
viernes , 22 junio 2018
Inicio » Editorial » Obras que se ven
Obras que se ven

Obras que se ven

La mega obra que el Gobierno del Presidente Salvador Sánchez Cerén ha concluido en Antiguo Cuscatlán, nurse en el sector conocido como el redondel Naciones Unidas, bajo la responsabilidad de la cartera de Obras Públicas, liderada por Gerson Martínez, es una muestra fehaciente de que, si hay compromiso con la nación, las obras pueden realizarse de forma eficiente y alejada de la menor pisca de corrupción.

La obra inaugurada ayer, que será conocida para la posteridad como el “Paso Multinivel Naciones Unidas”, no solo descongestionará el tráfico en el lugar, sino que estéticamente le da una mirada de modernidad a la obra vial gubernamental. Es decir, el paso no solo facilita el transporte vehicular, sino que además le da una armonía de la modernidad vial de cualquier país desarrollado.

Esperemos que los empresarios de la zona, principalmente, no solo la aprovechen comercialmente, así como los dueños del resto de propiedades en el entorno, sino que acepten también que este Gobierno desarrolla proyectos que benefician a todos.

Y es que si bien los primeros beneficiados serán los más de 45 mil automovilista que utilizarán el paso multinivel y el túnel, al final de cuentas las empresas ubicadas en la zona serán las más beneficiadas, pues, el orden y el descongestionamiento vehicular volverá más atractivos los centros comerciales a los consumidores.

Esperemos que estos empresarios se vuelvan en los comunicadores de las obras de Gobierno que les favorecen, para combatir la invisibilización de las mismas, en los sectores que permanentemente viven conspirando para que el Gobierno fracase.

El paso multinivel, así como la Monseñor Romero, y otras obras viales construidas en los dos gobiernos del FMLN, demuestran que este partido en el Gobierno es capaz de fijarse en las grandes necesidades de todos los sectores del país.

Los Gobiernos del principal partido de la derecha estuvieron señalados de la corrupción más escandalosa como la Diego de Holguín, la red de hospitales públicos, por citar dos obras estratégicas, una para las comunicaciones terrestres y la otra para la salud de los y las salvadoreñas.

Como acertadamente dice el alcalde capitalino Nayib Bukele, cuando no hay corrupción los fondos públicos abundan para hacer obras para la gente.

Esto lo que ha demostrado el ministro Gerson Martínez con las obras de la red vial, o en las obras para mitigar la vulnerabilidad.

Y es que el Ministro Martínez no solo ha hecho las obras más importantes en la red vial, sino a buen precio y cero corrupción. Esto no lo reconoce la derecha política empresarial y mediática, pero es una verdad, que está a la vista de todos y todas.

A %d blogueros les gusta esto: