Página de inicio » Suplemento Tres Mil | 3000 » “Nos agarramos a balazos con el imperialismo”

“Nos agarramos a balazos con el imperialismo”

Caralvá

Fundador

Suplemento Tres mil

 

Hace mucho tiempo que nuestra nación cerró el capítulo de la guerra civil, de ello han pasado más de dos décadas, no obstante existen algunos personajes aferrados  a un esquema fracasado de autoritarismo e ideal estalinista invocando argumentos abandonados por los propios países de la ex unión soviética, sucede que erguidos a la manera de Obispos Ideológicos califican y descalifican todo en materia de conocimiento social, histórico, antropológico, político etc. su obsesión es imitar letra por letra todo el esquema soviético como si el tiempo no existiera, olvidan que en el fondo Stalin desde sus primeras acciones eliminó a los revolucionarios rusos, instaurando una élite de contrarrevolución burguesa, aquél producto espurio fue el resultado de profundas conspiraciones con el único objetivo de eliminar a los adversarios, Stalin creó una nueva élite de poder que ya no tenía nada que ver con los nobles principios de la revolución rusa de 1917; pues bien aún existen buenos fanáticos en el siglo XXI, serán solo fanáticos empíricos, no obstante viven en el siglo pasado sin evolucionar ni siquiera estudiar la fracasada historia que proclaman, van a la inversa de la historia exactamente como Stalin, no perciben los cambios del mundo en naciones como Vietnam, Cuba, la propia Rusia, y calificando(se) o descalificando(se) pretenden con sus falsas críticas autoproclamarse neo-stalinistas…  sueñan con un el nuevo Partido Bochevique en El Salvador, olvidando que puede surgir de su propio seno otro Stalin y los primeros ejemplo para el mundo serán ellos… en fin esta condición me recordó las palabras de Julio Cortázar en Papeles Inesperados:  Estamos como queremos o los monstruos en acción, Crisis, Buenos Aires , no. 11 marzo de 1974; “ –Y eso – digo yo- que los pegue con goma que huele tan rico a almendras amargas, olor que sin duda deben tener los pelícanos a juzgar por la etiqueta. La nena, como irrespetuosamente la definís vos, se llama Alicia Dujovne Ortiz, aunque andá a saber por qué una revolucionaria tan vehemente usa doble apellido, y se pasó tres columnas dándome consejos, el más importante de los cuales es que me vuelva a mi cuarto y a mi identidad pequeñoburguesa de “hombre de letras”, puesto que jamás tomaré un fusil (sic). En esto no se equivocó, porque ni a mí ni a un montón de escritores se nos ha ocurrido que nuestros libros sólo pueden ser útiles si primero: “nos agarramos a balazos con el imperialismo”. La cosa es tan obvia que cansa repetirla, pero te voy a decir que como conozco excelentes poemas de esa chica (y me divierte que los haya publicado nada menos que en una editorial que se llama Rayuela), me da un poco de pena que siga pasando un disco tan escuchado. ¿No me creés, vos? Mirá este pasaje que voy a tratar de pegar de la manera menos desmañada posible para que Alicia no se enoje de nuevo…  Papeles Inesperados/Julio Cortázar México: Alfaguara 2009 pág 448… mientras acá ese disco sigue sonando.

Ver también

Foto Portada Suplemento Tres Mil 13 julio 2024