web analytics
Página de inicio » Deportes » Muñeco-Mellizo: ídolos, campeones y estrategas consagrados
Marcelo “el Muñeco” Gallardo y Guillermo “el Mellizo” Barros Schelotto. Foto Diario Co Latino/Archivo

Muñeco-Mellizo: ídolos, campeones y estrategas consagrados

Buenos Aires/Argentina/AFP

Idolatrados cuando jugaban para River y Boca, Marcelo “el Muñeco” Gallardo y Guillermo “el Mellizo” Barros Schelotto afrontan como técnicos el mayor desafío de sus carreras. La inédita final de la Copa Libertadores 2018 los puede aclamar por siempre o hundir simplemente en los infiernos.

“Vamos a dejar la vida para ganar, para dar la vuelta en la cancha de River”, lanzó con total convicción el técnico boquense tras el 2-2 de la ida hace dos semanas en la Bombonera.

Gallardo, impedido de entrar al templo “xeneize” por una sanción de cuatro fechas de la Conmebol, observó el partido en el Monumental y concluido el mismo saludó desde un balcón del estadio a una inmensa hinchada que celebraba el empate, un gesto que no fue bien visto en la otra orilla.

“No fue una expresión de felicidad, fue un desahogo”, aclaró el Muñeco sobre su euforia cuando saludó a los casi 5.000 aficionados millonarios que rodearon el Monumental para un banderazo de apoyo al plantel.

Historias similares

Gallardo y Barros Schelotto como futbolistas y técnicos comparten historias muy similares: conviven en el corazón de ambas hinchadas por los títulos obtenidos y esa eterna identificación con los colores que defendieron en el campo.

Gallardo, de 42 años, se formó y jugó en River durante tres etapas (1992-2000, 2003-2006 y 2009-2010). Barros Schelotto, de 45, se inició en Gimnasia y Esgrima La Plata en 1991, y el salto a Boca lo dio en 1997, jugando ininterrumpidamente por 10 años.

El Muñeco como jugador ganó seis campeonatos argentinos, una Copa Libertadores (1996) y una Supercopa Sudamericana (1997).

Como técnico tomó las riendas del club de sus amores en junio de 2014 tras la ida de Ramón Díaz, el técnico más ganador de la historia riverplatense, y propició una revolución futbolística que dio sus primeros frutos cuando ganó la Copa Sudamericana ese mismo año, el primer título internacional de River tras 17 años de sequía.

Desde entonces ha sido una seguidilla de éxitos: conquistó la Recopa Sudamericana en 2015 y en 2016, la Copa Libertadores en 2015, la Copa Argentina en 2016 y 2017, y la Supercopa Argentina de 2017.

Guillermo, por su parte, tiene en su currículum como jugador de Boca 16 copas (seis locales y 10 internacionales). Las que más destacan son cuatro Libertadores (2000, 2001, 2003 Y 2007) y dos Intercontinentales (2000 y 2003).

Al mando de Boca como entrenador desde marzo de 2016, el Mellizo tiene como haberes los últimos dos campeonatos argentinos (2016-2017 y 2017-2018), y ser semifinalista de la Libertadores en el año que asumió.

Ver también

Real Madrid, a espantar fantasmas en La Liga antes del Mundialito

Madrid/España/AFP El Real Madrid recibe el sábado al Rayo Vallecano en la 16ª jornada de …

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: