web analytics
Página de inicio » Articulos » MARX EN POCAS PALABRAS

MARX EN POCAS PALABRAS

Oscar A. Fernández O.

El hombre crea una idea abstracta a partir de su experiencia con el mundo material. Así se comprueba que la idea surge de la materia.

Siguiendo este razonamiento, es el hombre quién ha creado a la divinidad, y no al revés. Marx expone al respecto la teoría de la alienación. La teoría de la alienación es retomada por Marx, pues estaba ya en la filosofía Hegeliana y fue Feuerbach quien la asoció acertadamente a la opresión. Marx es quien explica las formas de alienación y el método para la emancipación o liberación de hombre.

El hombre ha intuido su propia esencia, pero al no poder aislarla para identificarla necesita proyectarla fuera de sí y atribuírsela a un Dios creado por él, que imagina en un más allá. Así la encuentra más fácilmente, pero también se ve despojado de ella, provocando su propia alienación (la palabra viene de alienus, “ajeno”).

Para Marx y Engels, lo divino no es otra cosa que la esencia del hombre como especie, mientras que lo humano es la esencia del hombre como individuo. El hombre pone sus propios atributos (inteligencia, amor, voluntad…), fuera de sí mismo, en otro ser llamado Dios. Esos atributos son lo mejor de sí mismo, y le caracterizan como especie.

Por eso se produce el antropomorfismo de Dios, se le suele dar forma de hombre, y se le convierte en un ser moral dotado de la capacidad de premiar, castigar y perdonar. El hombre alienado se encuentra sometido a un poder extraño a él que lo domina y le impide ser él mismo, sujetándole a leyes impuestas. La religión es la esperanza de que en otro lugar exista la justicia que no hay en el mundo, por eso incita a soportar la opresión: “es el opio del pueblo”. Puesto que el hombre necesita de una religión, el único Dios del hombre debe ser la humanidad. Según Marx, el camino de la emancipación moral es la crítica de la conciencia religiosa y la devolución al hombre de la esencia humana.

Pero hay otras formas distintas de alienación. El hombre es un ser material, tiene unas necesidades que satisfacer y se ve obligado a trabajar para ello. En cierto modo, el hombre se identifica con su trabajo, y se ve reflejado en el fruto del mismo. Cuando un trabajador vende su fuerza de trabajo se deshumaniza. Se produce alienación en el momento en que al hombre ya no le pertenece su propio trabajo, como tampoco el fruto del mismo. El trabajador se ama a sí mismo, ama su trabajo cuando el mismo lo regula y disfruta la mercancía producida. Cuando se ve obligado a entregar su trabajo al patrón, se encuentra alienado y debe ser oprimido para que esa alienación se mantenga. Sólo la lucha revolucionara de la clase trabajadora conduce a la emancipación y al fin de esa opresión. Otros ejemplos de alienación es la que sufre la mujer bajo el actual sistema patriarcal, la alienación de la sociedad que entrega su propio poder al Estado y cree que lo necesita, la alienación cultural que provocan los medios de masas, etc.

De: Introducción al Marxismo. Garibaldi. 2003

Ver también

El 30 DE JULIO DE 1975, EJEMPLO DE UNIDAD Y SOLIDARIDAD ESTUDIANTIL

Fernando Yonatan Sorto Argueta* Una verdadera conversión cristiana hoy tiene que descubrir los mecanismos sociales …