Página de inicio » Nacionales » Ley de Probidad pondrá fin a cacería política de ARENA: expresidente Funes
Mauricio Funes, expresidente de la república. Foto diario Co Latino

Ley de Probidad pondrá fin a cacería política de ARENA: expresidente Funes

Mirna Jiménez
Diario Co Latino

El expresidente de la República, drugstore Mauricio Funes, hospital aseguró que la recién aprobada Ley de Probidad fortalecerá la institucionalidad democrática del país y evitará la arbitrariedad con que la sección de Probidad y algunos magistrados de la Corte Suprema de Justicia, han venido escogiendo las auditorías a las declaraciones de probidad de aquellos enemigos políticos del gran capital.

“Esta arbitrariedad que tiene toda las características de una vendeta y cacería política con la que se ha venido trabajando hasta hoy, fue superada con la aprobación de la nueva Ley de Probidad”, dijo Funes.

El exgobernante calificó de “falso” el argumento de ARENA de que no votó por la ley porque le quita atribuciones a la sección de Probidad y que no tiene dientes para combatir el enrriquecimiento ilícito.

“ARENA no quiso votar porque, en el fondo, la nueva ley le quita la posibilidad de seguir manipulando la institucionalidad del país para llevar a cabo una verdadera vendeta política, una verdadera cacería política contra aquellos que le resultamos incómodos en su propósito de recuperar sus viejos privilegios y de adueñarse nuevamente del país”, afirmó el expresidente durante el programa Sin Censura, transmitido por radio La Chévere.

Funes cuestionó que la decisión de auditar a unos exfuncionarios y proteger a otros “recaiga en un par de magistrados de la Sala de lo Constitucional que actúan a dedo, siguiendo instrucciones del partido ARENA y del gran capital” por lo que no estaría mal que se creara una comisión ampliada para agendar y priorizar la investigación de las declaraciones patrimoniales de exfuncionarios y no solo de un pequeño grupo, como se está haciendo en la actualidad.

Funes manifestó que la nueva ley “pone orden en las instituciones y evita la arbitrariedad y la vendeta política, transparenta los procesos de auditoría del patrimonio de funcionarios y exfuncionarios, además de fortalecer a la sección de Probidad de la CSJ”.

Desmintió el exjefe de Estado que con la ley aprobada el miércoles por la Asamblea Legislativa la sección de Probidad haya perdido atribuciones como lo intentan hacer creer ARENA y otros sectores de derecha. Aseguró que la normativa recién aprobada persigue con más eficacia el delito de enriquecimiento ilícito y asegura el debido proceso. “Cuando no se respeta el debido proceso, los casos denunciados e investigados se caen en los tribunales por falta de pruebas”, afirmó.

La nueva normativa deroga la ya “obsoleta” Ley de Enriquecimiento Ilícito que se basaba en el derecho constitucional de la constitución de 1950 y además, dijo Funes, no incorporaba en los procesos de investigación el derecho de audiencia y el respeto al debido proceso.

Según el exmandatario, “esta falta de garantías del proceso es lo que ha permitido las arbitrariedad en las investigaciones y que algunos de los casos investigados por la sección de Probidad se manejen en forma discrecional con un evidente propósito de vendeta política”. Estos procedimientos discrecionales, como la elección selectiva de declaraciones de probidad de exfuncionarios y funcionarios atacados por el gran capital, abre la posibilidad de que el propio jefe de la sección de Probidad y su personal e incluso algunos magistrados de la Sala de lo Constitucional detrás de este señor, haya cometido actos arbitrarios y usurpado funciones que solo le corresponden al ministerio Público en la investigación de delitos, advirtió Funes.

El exmandatario aseguró que no está en contra de que sea la Corte Plena la que conozca los resultados de las auditorías de la sección de Probidad y que, en su opinión, la discusión de que sea ésta o la Sala de lo Civil la encargada de esa función, no es trascendente.

A lo que sí dijo oponerse el expresidente es a que la sección de Probidad, en lugar de cotejar y confirmar las declaraciones patrimoniales de los funcionarios y exfuncionarios que están siendo auditados por mandato -no investigados ni procesados-  los trate como que han cometido enriquecimiento ilícito, según Señaló.

Funes considera arbitrarios los procedimientos implementados desde Probidad porque se ha tomado selectivamente las declaraciones patrimoniales de él y de los expresidentes Antonio Saca y Francisco Flores, pero no se hace lo mismo con las cuentas de Armando Calderón Sol y Alfredo Cristiani, asi como de los exvicepresidentes Carlos Quintanilla Smith y Ana Vilma de Escobar, exalcaldes, exdiputados y exfuncionarios de todos los gobiernos  anteriores.

“Me opongo a que esta sección, en lugar de cotejar y confirmar las declaraciones patrimoniales para ver si las cuentas ajustan o no, y si hay algo que explicar, se nos trate como que si fueramos procesados”, denunció el exmandatario.

Funes afirmó que a él y a otros exfuncionarios que se han enfrentado a la oligarquía se les está indagando incluso los bienes que adquirieron antes de asumir su cargo, cuando la ley establece que la declaración se aplica a los bienes que se tenían al principio y al final de la gestión como funcionario.

“Hay dos expresidentes que se nos está auditando lo que teníamos antes de asumir, inclusive se ha violado el secreto bancario antes de ser presidente, investigando porque se recibió un cheque de una empresa o de una persona; es que no se nos está investigando por el delito de lavado de dinero donde la fiscalía tiene potestad de romper el secreto bancario”, recalcó.

También cuestionó que no se dé el derecho de audiencia y que se filtre información cesgada a algunos medios, incluso antes de notificarle al auditado.

Criticó que habiendo más de 7 mil declaraciones patrimoniales, la CSJ se haya centrado en un grupo de alrededor de 26 personas la mayoría provinientes del FMLN, GANA y PCN, en tanto de que de ARENA a lo sumo hay dos diputados de bajo perfil y poca incidencia y poder en el partido. “Son un par de diputados que no tienen relevancia dentro del partido, ahí no vemos una auditoría de la exvicepresidenta Ana Vilma de Escobar, del exvicepresidente Quintanilla Smith, del exalcalde Norman Quijano”, señaló.    Funes afirmó que rasgándose las vestiduras, los diputados areneros no votaron por la nueva ley de Probidad, alegando una integridad que la historia se ha encargado de desmentir.

“Con qué solvencia moral y política vienen ahora los diputados y diputadas de ARENA a rasgarse las vestiduras, a presentarse como que si sus gobiernos estuvieron dirigidos por santas palomas o especies de madres de Teresa de Calcuta, y se opusieron a una nueva ley de probidad que pone orden en las instituciones”, cuestionó el exgobernante.

Asimismo, aclaró que no ha recibido ninguna cita de la fiscalía para convertirse en testigo del caso Flores, y que ignora si el expresidente Elías Antonio Saca tiene también el citatorio, esto ante la insistencia de muchos radioescuchas que le preguntaron si era verdad que ellos dos estarían presentes en la próxima audiencia judicial contra el expresidente Francisco Flores.

Ver también

Cuba denuncia ante Unesco asedio contra sus artistas e intelectuales

París/Prensa Latina La embajadora de Cuba ante la Unesco, Yahima Esquivel, denunció hoy en un …