web analytics
Página de inicio » Internacionales » La UE enfrenta nueva tormenta sin capitán al mando

La UE enfrenta nueva tormenta sin capitán al mando

Bruselas / AFP

Christian Spillmann

El debilitamiento del mandatario francés Emmanuel Macron y la salida en diferido de la alemana Angela Merkel sumen a la Unión Europea (UE) en un nuevo período de turbulencias que, unido al Brexit y al auge populista, anuncian un año 2019 «crucial» para el proyecto europeo.

«2019 será un año crucial con desafíos enormes», avanza el británico Jonathan Faull, ex director general de la Comisión Europea y responsable para Europa para la consultora en comunicación estratégica Brunswick.

Reino Unido se convertirá el 29 de marzo en el primer país en abandonar el proyecto europeo en sus seis décadas de historia, en un momento en que las elecciones europeas de mayo se convertirán en una lucha entre europeístas y populistas, con la migración de telón de fondo.

Para Faull, «hay que gestionar el Brexit, el aumento del populismo y sus causas, la marcha de Merkel y, todo ello, sin saber si Macron logrará recuperar el control en la gestión de Francia». «Eso implica muchas preguntas», agrega el consultor.

Con los duros años de crisis económica atrás, la UE enfrenta una profunda crisis política, ya que «es atacada desde dentro, en sus fundamentos, y amenaza con colapsar», asegura a la AFP el representante de un país de la UE, preocupado por el renacer de la ultraderecha.

Y urge a Merkel a «reflexionar cuidadosamente», ya que «pocos dirigentes pueden reconducir la situación». «Macron tiene problemas y el resto van mal», alerta el diplomático, para quien Europa se mantuvo firme en las crisis por el liderazgo conjunto de Francia y Alemania.

– Timón franco-alemán desorientado –

Sin embargo, la otrora influyente canciller alemana no es tan poderosa como antes. La gestión de la crisis de refugiados (2015-2017) mediante un sistema de cuotas, defendida por Merkel, fue un «gran error político», asegura otro diplomático. Esto le costó caro.

La oposición en el seno de su partido, la CDU, la obligó a apartarse. Merkel desea continuar hasta el final de su mandato en 2021, pero su partido podría empujarla hacia la puerta de salida. Faull no descarta posibles elecciones alemanas en primavera de resultado «incierto».

La marcha de la dirigente alemana debilitaría todavía más a su par francés, que hace frente a una contestación en su país, en su objetivo de dar un nuevo impulso a la UE. Su voluntad de encarnar el europeísmo en los comicios europeos le cosechó en cambio muchos apoyos.

El enfrentamiento de populistas, con el dirigente húngaro Viktor Orban en cabeza, contra europeístas es, no obstante, «una visión reductora de Europa», critica Joseph Daul, presidente del Partido Popular Europeo (PPE, derecha) que acoge en su seno tanto el partido de Merkel como el del húngaro.

«La voluntad de Macron de una refundación europea no logró cuajar fuera de Francia», subraya además el analista neerlandés Luuk van Middelaar, un colaborador cercano del ex jefe del Consejo Europeo Herman Van Rompuy, en su ensayo «Cuando Europa improvisa».

Frente a la idea de Europa defendida por Macron, el número de adversarios aumenta. Además de Orban, los dirigentes abiertamente «iliberales» gobiernan en Polonia y Rumanía, y la ultraderecha se encuentra en los ejecutivos de coalición en Italia y Austria.

– El «gran temor» –

La gestión de la crisis migratoria dividió al bloque, como muestra el rechazo de siete países europeos a firmar el pacto de la ONU sobre migración, e impulsó a los populistas. Las elecciones europeas de mayo servirán como termómetro de su peso en el bloque.

«Debemos evitar que Europa caiga bajo la influencia de quienes quieren destruirla», alerta el canciller luxemburgués, Jean Asselborn, un temor que no comparte el ex primer ministro italiano Enrico Letta, quien ve difícil un entendimiento entre populistas.

El ahora presidente del Instituto Jacques Delors, que dice «no negar el peligro», apunta que se escucha «un gran temor expresarse en todas partes», pero «no todo va en la dirección equivocada». «Cuando se pone a prueba a los populistas, dan marcha atrás».

«La Unión Europea no está a punto de desintegrarse. Los partidarios del Brexit en Reino Unido y los populistas en Italia lo han comprendido», agrega Letta.

Jonathan Faull urge, no obstante, a no ser complaciente con un optimismo ciego, pero tampoco con el declive, al constatar que «la Unión se ha mantenido unida frente al Brexit, las instituciones funcionan y ya nadie quiere que se abandone el euro».

Ver también

China presenta protesta solemne a EE.UU. por acoso a Huawei

Telesur El Gobierno de China presentó este jueves una protesta solemne a la administración de Estados Unidos (EE.UU.), por el evidente acoso …

A %d blogueros les gusta esto: