web analytics
Página de inicio » Opiniones » La trata o tráfico de personas

La trata o tráfico de personas

Tomado de la Agenda Latinoamericana

María Silvia Oliveira

Red Kawsay, Argentina

Se trata de un problema en buena parte invisible, como si no existiera. Algunas personas siguen con la vieja idea tradicional de que es algo marginal, «pequeño», del mundo de los delincuentes… cuya magnitud y gravedad desconocen, pues casi nadie habla de ello. María Silvia nos llama la atención sobre la Gran Causa que se juega en este problema que no es tan pequeño como hemos solido considerar…

Hay quien sigue hablando de trata de blancas… Ese concepto ya es obsoleto; hace muchos años que hablamos de trata de personas, porque las víctimas ya no son sólo mujeres y blancas, sino mujeres y varones de toda raza y edad. Hoy hablamos de trata o tráfico de personas, que es un delito y una gravísima violación de los derechos humanos, y que incluye el ofrecimiento, la captación, el traslado, la recepción o la acogida de personas, con fines de explotación. Asume diferentes modos: explotación sexual, laboral, extracción y comercialización ilegal de órganos, matrimonio servil, reclutamiento forzado para conflictos armados, mendicidad ajena, gestación subrogada y otros delitos.

La trata o tráfico de personas nos afecta a todos. Porque todos podemos ser sus víctimas. Urge tomar conciencia de esto. No podemos permanecer indiferentes a esta realidad, porque las personas afectadas pierden su libertad, no pueden ejercer sus derechos, viven en condiciones indignas e inhumanas y con amenazas permanentes.

Son múltiples las causas: falta de políticas públicas, leyes migratorias que no garantizan ni cuidan la vida, que producen situaciones de ilegalidad que son aprovechadas por los delincuentes. Por eso decimos que es un problema social, económico y político.

El número de víctimas en el mundo se estima en millones de personas. El dinero que mueve esta tragedia es incalculable. Las estadísticas lo ubican entre los tres delitos más rentables, junto con las armas y el narcotráfico. Paradoja: el número de condenados por este delito es ínfimo en todo el mundo.

En los últimos años, congregaciones religiosas presentes en América Latina han asumido este problema como prioridad, se han organizado en Redes regionales, y trabajan intensamente en cada país, junto con otras organizaciones de la sociedad civil. Organizan campañas de sensibilización y concientización, porque lo que está en juego en ese drama desatendido es la Gran Causa de la Vida y la Dignidad de las personas. En el último Seminario Continental sobre la trata de personas, realizado en Bogotá en agosto de 2017, estas Redes han declarado:

• Queremos denunciar el incremento del delito de la trata o tráfico de personas en nuestro Continente. Este delito está presente en todos nuestros países, afecta a miles de personas, en particular a mujeres, niñas y niños, y constituye una violación flagrante de los derechos humanos fundamentales.

• Condenamos con fuerza no sólo el delito de la trata, sino también sus múltiples causas económicas, políticas, culturales y sociales.

• Demandamos que los gobiernos asuman su responsabilidad de visibilizar este delito, respetar y ejecutar los acuerdos adquiridos, dedicar recursos humanos, económicos y estructurales para la atención integral de las víctimas, e implementar leyes que prevengan y castiguen toda acción que convierta a las personas en objeto/mercancía, de esta abominable forma moderna de esclavitud. Pedimos una especial atención a las poblaciones vulnerables, a las fronteras y los crecientes movimientos migratorios. Urge crear rutas que permitan una atención efectiva e inmediata de las víctimas.

Estas son las principales Redes de lucha contra la trata de personas; póngase usted en contacto y ofrézcase a colaborar:

Red Tamar, Colombia, [email protected]

Rede Grito Pela Vida, Brasil, [email protected] Gritopelavida.blogspot.com.br / FB: redeumgritopelavida

Red Ramá, Centroamérica, [email protected] Facebook: redrama.org / Red Kawsay, Perú, [email protected]

Red Kawsay, Argentina, [email protected] / Facebook: Red Kawsay Argentina-Uruguay

Ver también

ROMPER LA DINÁMICA DE LA DESCONFIANZA

Víctor CORCOBA HERRERO/ Escritor [email protected] Los moradores de este mundo tenemos que activar otros territorios …