Página de inicio » Opiniones » La esencia de la ética profesional

La esencia de la ética profesional

Salvador Ventura

El Diario de Hoy no es exacto ni veraz en sus informaciones, cialis en su afán de atacar y desacreditar al gobierno cae en la mentira, unhealthy en la distorsión de los noticias y en la inexactitud de los hechos. Falta, pues, a la esencia de la ética profesional.

En una noticia publicada a dos columnas el martes 8 de abril del año en curso, con el título “Conversando con el presidente” es denunciado en SIP, comete una serie de inexactitudes y miente en forma deliberada al tratar de argumentar una acusación judicial contra uno de sus columnistas, supuestamente miembro del Consejo Editorial de este medio de difusión.

En primer lugar, debe aclararse que la SIP es una sociedad donde están representados los propietarios de los medios de difusión de América Latina, no es por lo tanto una sociedad de periodistas o de la prensa alternativa en general. En sus deliberaciones la SIP discute y analiza fundamentalmente sus intereses económicos.

El ex Ministro de Economía (1999-2004), Miguel Lacayo Argüello, columnista de El Diario de Hoy, ha sido acusado por la Fiscalía General de la República (FGR) de graves ilícitos cometidos en la venta de activos de la CEL a la empresa italiana ENEL Green Power. Se le han congelado bienes y cuentas bancarias por más de $37 millones.

La Comisión Especial de la Asamblea Legislativa lo acusó de actuar de manera negligente y excediendo las atribuciones otorgadas por la Constitución de la República y leyes secundarias, “incumpliendo sus obligaciones como Ministro de Economía, de promover la electrificación del país, dirigiendo y planificando el aprovechamiento eficiente de la energía eléctrica en la industria”

Además, el señor Lacayo, siendo Ministro de Economía en el año 2000, permitió la importación, libre de aranceles, de desperdicios de pilas y otros insumos para la fabricación de baterías de su empresa “Baterías de El Salvador”. El tráfico d influencias y conflicto de intereses ascendió a la suma de $40.2 millones.

Asimismo, el señor Lacayo ha sido acusado de vender medicinas vencidas y sin registro legal del Ministerio de Salud, en la cadena de farmacias Económicas de su propiedad. Los estudios e investigaciones de tales ilícitos fueron hechos por el Instituto Nacional de Medicamentos.

El presidente Funes nada más se ha referido a tales hechos de corrupción debidamente documentados y en ningún momento ha “iniciado un proceso formal en un tribunal penal”, contra el ex funcionario Lacayo.

Los procesos penales contra Lacayo, se iniciaron mucho antes de ser mencionados por el mandatario en su programa “Conversando con el presidente” de todos los sábados. Es más: la fábrica “Baterías de El Salvador”, es la causante de una grave contaminación con plomo contra los habitantes de Sitio del Niño, jurisdicción de San Juan Opico.

Los propietarios de periódicos congregados en la SIP también se inmiscuyen en la política partidaria del país al criticar al Tribunal Supremo Electoral (TSE) por el retiro de tres spot de televisión  “pretendiendo que los medios se responsabilizaran de los spot de TV o radio, o mensajes impresos o digitales que los partidos o grupos políticos difunden…”

El TSE es una institución autónoma creada luego de firmado el Acuerdo de Paz y de acuerdo con la Constitución y las leyes secundarias del país, tiene la autoridad de sancionar a los partidos políticos y personas naturales que trasgredan los artículos o principios estipulados para una campaña electoral.

El Diario de Hoy no tiene argumentos ni autoridad moral, ni mucho menos legal, para adversar la actuación apegada en la ley del TSE por cuanto ha sido y es actor de las campañas electorales realizadas en este país, además de compartir abiertamente una agenda partidaria con Arena.

El director y editorialista de este medio de difusión “exige respeto a la libertad de expresión y de prensa”, pero es el primero en trasgredir o violar las leyes y normas de sana convivencia al faltar a la verdad, a la lealtad y libertad con sus mismos lectores y hasta anunciantes, como lo podemos comprobar todos los días.

El Diario de Hoy acusó al presidente Funes en la “reunión de propietarios de periódicos”, es decir la SIP de atropellar las leyes de la república y, sobre todo, el derecho a la libertad de expresión al pedir rectificación y derecho de respuesta al sentirse agraviado.

El mandatario al sentirse calumniado por las noticias difundidas por El Diario de Hoy y por un ex asesor de propaganda de Arena, nada más recurrió a la Ley Especial de Ejercicio del Derecho de Rectificación o Respuesta, vigente desde septiembre de 2013. La Prensa Gráfica publicó íntegramente su aclaración y El Diario de Hoy lo hizo en forma parcial.

En síntesis, El Diario de Hoy no es exacto en sus informaciones y siempre procede de forma sesgada para calumniar o perjudicar a personas naturales o jurídicas que piensan distinto o no asumen una determinada corriente de pensamiento, sobre todo la doctrina neoliberal seguida por el partido Arena y el director de este medio de difusión.

Ver también

De la ausencia y violación de la Constitución en El Salvador

César Ramírez @caralvasalvador Ausencia de la Constitución Sin constitución somos: esclavos, siervos, súbditos, no-personas, no …