Página de inicio » Opiniones » La destrucción del Acuerdo de Paz 1992

La destrucción del Acuerdo de Paz 1992

César Ramírez
@caralvasalvador

Parece que eliminar la Historia y su contenido de 31 años de diálogo-negociación-armas, llega a su fin con la nueva administración, es un concepto que desde mi punto de vista intenta devaluar y minimizar el producto democrático forjado a partir de 1992, así se avanza en la nueva lectura social e histórica.

1 – Destrucción de la NUEVA LEGALIDAD fundada en 1992, el logro de disfrutar la pertenencia a un partido político parece ser ahora un delito, nombrarse de igual forma miembro de una institución se torna sospechoso y parece ilegal, así la sola mención de acusación de filiación en sindicalistas, colegios profesionales, comunidades o zonas geográficas se transforma en un elemento acusatorio y presumibles de ilícitos.

2 – Las instituciones con nuevas orientaciones de Derechos Humanos, democracia, tolerancia política, etc. ahora retornan a sus antiguos métodos; la PNC es mencionada en diversos actos de abuso de autoridad, (El Nuevo) Ejército educado en Constitución y Derechos Humanos da muestras de atropellos durante la pandemia y el régimen de excepción, el Tribunal Supremo Electoral asume sin discusión un reñido evento de “reelección” presidencial que es claramente inconstitucional.

3 – Los Derechos Humanos institución con un nuevo Procurador Nacional, demuestra silencio ante muchas capturas y muertes arbitrarias durante el Régimen de Excepción, de igual forma con los desaparecidos… las denuncias se multiplican por miles en los organismos independientes y ONG.

4 – Reformas Constitucionales e interpretaciones jurídicas unilaterales, son de alto riesgo para la vida democrática en los próximos años.

5 – La “verdad alternativa” por medio de redes sociales en sus muchas formas, se convierten en armas que denigran la vida civil y profesional de los opositores, de igual forma se exponen premisas falsas multiplicadas por cientos de troles que dañan la opinión pública en su espíritu democrático, son en esencia “la industria del insulto”, sin ley y sin control.

6 – Reducción de la Prensa en sus espacios de investigación, opinión, divulgación de hallazgos etc.  bajo el dominio de muchos aspectos públicos por reserva administrativa, es notorio el sello de aspectos que presumen corrupción; este evento ha sido denunciado nacional e internacionalmente. En estos aspectos algunos periodistas han sufrido espionaje informático, acoso de troles, exilio, intimidación en sus investigaciones.

La “nueva legalidad” permitió la apertura democrática e inclusión de opositores, ahora parece terminar enviando a la cárcel a opositores, abundan las denuncias referentes a prisioneros políticos usualmente exfuncionarios, así el límite de esa lectura por delitos anteriores a 1992 parece extenderse sin límites, es un estado agónico de aquella visión optimista que facilitó la alternancia política e inclusión de sectores proscritos,  los sectores excluidos antes del Acuerdo de Paz ni soñaban con un partido político… recordemos que los Derechos Humanos y sus defensores fueron perseguidos y acusados de “comunistas”, era el pecado de sacerdotes, políticos o ciudadanos que tenían por bandera la denuncia de secuestros y asesinatos ejecutados por los antiguos cuerpos de Seguridad: Guardia Nacional, Policía de Hacienda, Escuadrones de la Muerte, Sectores del antiguo Ejército que actuaron con absoluta impunidad.

Existen muchos aspectos más del significado de la demolición del Acuerdo de Paz, puesto que no solo afecta a un sector de ciudadanos convertido en partido político, implica una lectura de realidad insospechada, una lectura que elimina antiguos mitos atribuidos a la izquierda y los sectores democráticos ejemplo: 1 – Los comunistas (Partidos Opositores) no impulsaron un partido único en sus administraciones 2 – No promovieron las reformas constitucionales para reelección 3 – No implementaron la exclusión social de sectores opositores 4 – No construyeron la dictadura del proletariado 5 – No tocaron los ahorros de las pensiones con reformas permisivas hacia el Estado 6 – No entraron en conflicto con Estados Unidos de América en temas de corrupción, ni migración 7 – No promovieron la lucha de clases 8 – Aceptaron las elecciones democráticas y hasta el capitalismo liberal 9 – Permitieron la libertad de expresión etc.

Podemos preguntar a los sectores nacionales interesados sobre el tema, si las ONG INDEPENDIENTES, FUNDACIONES, EMPRESAS PRIVADAS, LIDERES DE OPINION etc. ¿están de acuerdo con la abolición de los Acuerdos de Paz y la reelección? o solo somos media docena de ciudadanos idealistas que comprendemos el próximo desastre que predice la Historia… ahora se comprende la intención de demoler el Monumento De La Reconciliación, olvidado en la autopista Monseñor Romero.

Al menos he escrito ahora, mañana quién sabe…   amazon.com/author/csarcaralv

Ver también

DE PASEO POR CUBA LINDA

Quienes han escuchado la canción “Cuba que linda es Cuba, quien la defiende la quiere …