web analytics
Página de inicio » Opiniones » La deforestación en el municipio de Santo Tomás, San Salvador

La deforestación en el municipio de Santo Tomás, San Salvador

Saúl Baños

El dos de marzo de dos mil nueve, viagra los entonces funcionarios del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales -MARN- emitieron una resolución de viabilidad ambiental, thumb bajo el cumplimiento de los supuestos procedimientos de evaluación de impacto ambiental, mediante la cual se dio el aval para que la sociedad Inversiones Roble, Sociedad Anónima de Capital Variable, luego de cumplir con otros requisitos de ley, pudiera desarrollar el proyecto Brisas de Santo Tomás, el cual consiste en el desarrollo de un complejo habitacional que contempla la construcción de 416 viviendas. El proyecto está ubicado en el cantón y caserío las Casitas, y caserío El Porvenir, municipio de Santo Tomás, departamento de San Salvador.

Las 416 viviendas, serían construidas en dos tipos de lotes, con áreas de 117.60 metros cuadrados (5.60 metros por 21 metros) y 189.75 metros cuadrados (8.25 metros por 23 metros), en una área total de terreno de 201.688.89 metros cuadrados.

Pobladores del municipio de Santo Tomás se han opuesto al proyecto argumentando que éste se hará dentro de la cuenta del río Tihuapa, y porque el desarrollo del proyecto contempla la tala de 1,311 árboles y 24,051 arbustos. Lo que supone la generación de daño ambiental.

Además, argumentan que la empresa Inversiones Roble tiene como proceder habitual el desarrollo de proyectos por etapas, así lo demuestran proyectos ya desarrollados en las colonias Cima I, II, III, y IV; y Altavista I, II, III; entre otros. Lo que les hace pensar que la destrucción ambiental de la cuenca del río Tihuapa será de grandes proporciones.

A los pobladores de Santo Tomás, les parece muy curioso que la resolución de viabilidad ambiental la haya otorgado el MARN justamente en marzo de 2009, cuando el entonces titular de esa cartera de Estado ya iba de salida. Curioso les parece también, que ahora esa persona ocupe que cargo de la gremial empresarial nacional que se dedica al ramo de la construcción.

Así mismo dicen haber solicitado información sobre el proyecto a la Alcaldía Municipal de Santo Tomás, que es administrada por Arena, pero se las han negado, pese a que lo han hecho por medio de los mecanismos que establece la Ley de Acceso a Información Pública.

También curioso les resulta que el entonces Director General de Gestión Ambiental del MARN quien fue uno de los funcionarios que calzó la resolución de viabilidad para el proyecto habitacional emitida en 2009, actualmente aparezca en la página web del MARN dentro del listado de prestadores de servicios ambientales, que de acuerdo al artículo 23 de la Ley de Medio Ambiente son personas que se dedican a preparar estudios de impacto ambiental.

La resolución de viabilidad ambiental aludida también dispone que la misma cuenta con un año como plazo para que la empresa Inversiones Roble iniciara el proyecto, de lo contrario, debió gestionar nuevamente el trámite para la obtención del permiso ambiental. Efectivamente fue así, ya que el proyecto no se inició durante el año de vigencia de la resolución de viabilidad ambiental; no obstante, en diciembre de 2013, la empresa Roble presentó una solicitud de modificación de permiso ambiental del Proyecto Brisas de Santo Tomás. Según los habitantes de Santo Tomás, actualmente se desconoce la resolución que dio el MARN sobre esa solicitud de modificación. Lo cierto, manifiestan, es que actualmente se están talando grandes árboles en la zona de construcción del proyecto, lo que les hace suponer que el daño ambiental en la zona ha iniciado.

Ver también

Bienvenidas las iniciativas globales

Víctor Corcoba Herrero/ Escritor [email protected] A veces reclamo lo que no doy, pido paz y …

A %d blogueros les gusta esto: