web analytics
Página de inicio » Internacionales » Incertidumbre mundial tras triunfo de Trump
Donald Trump, presidente electo de los Estados Unidos es aplaudido por su familia al saludar a sus simpatizantes tras celebrar el triunfo electoral. (Foto Diario Co Latino/Joe Raedle/AFP)

Incertidumbre mundial tras triunfo de Trump

Washington/México/París/AFP/PL/dpa/telesurtv.net/Internacionales

El magnate Donald Trump, sin ninguna experiencia política, ganó las elecciones presidenciales de Estados Unidos, un terremoto político que sume al país y al mundo en la incertidumbre.

“Seré el presidente de todos los estadounidenses”, anunció Trump exultante en su discurso triunfal, rodeado de su esposa, Melania Trump y sus hijos.

“Esto fue muy duro”, añadió al agradecer a su familia.

Ocho años después de la elección de Barack Obama, primer presidente negro de Estados Unidos, este multimillonario de 70 años conocido por su cadena de hoteles y casinos sumó al menos 290 de los 270 grandes electores que se necesita para llegar a la Casa Blanca.

La demócrata Hillary Clinton tenía solo 218, un duro golpe para esta exsecretaria de Estado que aspiraba a convertirse en la primera mujer presidenta de Estados Unidos y una bofetada para Obama que se volcó a apoyarla con todo su empeño y carisma.

A primera hora de este miércoles, Obama llamó a Trump para felicitarlo por su elección y lo invitó a la Casa Blanca el jueves para conversar.

Obama también se comunicó con Clinton a quien le expresó “su admiración por la fuerte campaña que llevó a cabo”, indicó en un comunicado el secretario de prensa de la Casa Blanca, Josh Earnest.

Hillary Clinton tiene previsto hacer una declaración más tarde este miércoles.

El miedo a una victoria de Trump, que ha dicho que los mexicanos son “violadores” y “narcotraficantes”, y que prometió construir un muro en los 3.200 km de frontera con México, movilizó a muchos hispanos, la primera minoría del país, pero sin la suficiente fuerza para dar el triunfo a Clinton.

Divisiones

Pocas veces en las últimas décadas se habían presentado dos candidatos tan antagónicos.

Antiinmigrante, impulsivo y corrosivo, denunciado por varias mujeres que dijeron haber sido toqueteadas por él, marcó para siempre un estilo de hacer campaña política. La dirigencia del partido Republicano le dio prácticamente la espalda.

“Voté en favor de Trump, y contra el sistema. Trump dice muchas estupideces porque no es un político, no está entrenado (…) Pero lo más importante para el país es el comercio, las relaciones internacionales y la economía. Y la gente está quebrada y necesita un cambio”, explicó Abteen Daziri, de 38 años y de origen iraní.

La abogada Clinton es una figura política desde hace 25 años, a quien la mitad de los estadounidenses detesta y duda de su honestidad. Fue primera dama durante la presidencia de su esposo (1993-2001), senadora y luego secretaria de Estado del presidente Barack Obama.

La trayectoria de Clinton como candidata demócrata rumbo a la Casa Blanca estuvo ensombrecida por la investigación del FBI en su contra por los emails enviados desde su correo privado, en momentos que era secretaria de Estado.

“Estoy devastada, perdí la fe en mis compatriotas, no sé qué nos depara el futuro, me siento perdida”, comentó Kate Kalmyka, una abogada de 36 años que miraba indignada los resultados en un bar mexicano de Nueva York.

Los republicanos mantienen el control del Senado

Los republicanos anunciaron hoy en Twitter tras una serie de victorias que consiguieron mantener la mayoría en el Senado de Estados Unidos.

La victoria repite por tanto la situación de antes de las elecciones, con los republicanos al mando tanto del Senadocomo de la Cámara de Representantes.

Los demócratas no consiguieron finalmente su objetivo de revertir esta situación en la Cámara Alta, en la que los republicanos contaban hasta ahora con una mayoría de 54 a 44.

Por el contrario, los republicanos consiguieron defender los mandatos que estaban en juego en los comicios en Carolina del Norte, Indiana, Wisconsin, Missouri, Pennsylvania, Florida y Arizona, según las proyecciones de los medios estadounidenses.

Hacia la mitad de la noche electoral solamente un escaño había cambiado al otro partido, que pasó de los republicanos a los demócratas en Illinois. En Nevada, los demócratas tienen ventaja en el recuento por el puesto vacante que deja el senador demócrata Harry Reid, que era el líder del grupo en esa Cámara y que se retira.

Incertidumbre en el ámbito internacional

Los desafíos a partir de ahora son enormes y reina la incertidumbre en el ámbito político y diplomático, como las relaciones con Rusia o la implicación de Estados Unidos en el conflicto sirio.

El presidente ruso, Vladimir Putin, felicitó a Trump por su victoria, con la que espera una mejora en las relaciones ruso-estadounidenses. El magnate ya ha sugerido que podría reconocer la anexión de Crimea a Rusia, ha elogiado a Putin y abogado por lazos más cercanos con Moscú.

La primera ministra británica Theresa May felicitó a Trump y prometió mantener la “relación duradera y especial” de los dos países.

La canciller alemana Angela Merkel propuso al futuro presidente de Estados Unidos “una cooperación estrecha” basada en los valores comunes democráticos y el respeto del otro.

El presidente francés, Francois Hollande, consideró de su lado que la elección de Trump “abre un período de incertidumbre” y en ese contexto “se necesita una Europa unida, capaz de hacer oír su voz”.

El presidente chino Xi Jinping afirmó estar “impaciente” por trabajar con Trump “sin confrontación” y el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, lo describió como “un verdadero amigo del Estado de Israel”.

Mientras tanto, Irán hizo un llamado a “respetar los acuerdos” internacionales.

En lo económico, otro frente abierto es el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP), que Europa sigue con atención, o el TPP, clave para México.

¿Y América Latina?

La primera reacción en América Latina provino del presidente de Brasil, Michel Temer, le hizo un llamado a “tener en cuenta las aspiraciones de todo el pueblo estadounidense”.

En América Latina, el gran afectado podría ser México, país ante el cual anunció cambios en las políticas comerciales con la creación de aranceles a las importaciones, al igual que con China.

Una incógnita más es si mantendrá la normalización de relaciones con Cuba, que lanzó Obama.

En los últimos días prometió que “suspenderá el programa de refugiados sirios” para impedir la entrada de “terroristas islámicos”, pero no volvió a mencionar su idea de deportar a los 11 millones de inmigrantes hispanos indocumentados.

De momento, Trump se propuso unir a los estadounidenses y sanar las heridas de la brutal campaña.

“Ha llegado el momento de que Estados Unidos cierre las heridas de la división, debemos unirnos”, exhortó.

Llamado a la unidad

El presidente electo de Estados Unidos, el republicano Donald Trump, llamó hoy a los estadounidenses a unirse y prometió que será el mandatario de todos sus compatriotas.

En un tono conciliador, el magnate inmobiliario señaló que ‘debemos unificar a nuestro gran país’, y buscar un futuro mejor para millones de personas, por encima de las diferencias de razas, géneros y religión con el fin de renovar lo que llamó ‘el sueño americano’.

Cada estadounidense tendrá la oportunidad de realizar sus aspiraciones, reconstruiremos nuestras infraestructuras, escuelas, hospitales, pondremos a millones de personas a trabajar, cuidaremos de nuestros veteranos, agregó.

Aseguró que tiene un gran plan económico para fortalecer la economía, y señaló que dirá a la comunidad internacional que los intereses de Estados Unidos están primero, ‘buscaremos terreno común con otras naciones, sin hostilidad hacia otros países’.

Agradeció el apoyo de su equipo de trabajo y su familia durante toda la campaña, en la cual, dijo, trabajó un grupo considerable de personas de talento, y en particular mencionó el papel desempeñado por Rudolf Giuliani, exalcalde de Nueva York.

Trump venció en las elecciones de este 8 de noviembre, al lograr 288 votos electorales frente a Clinton, quien alcanzó 215.

Presidente mexicano reitera a Trump compromiso de trabajar juntos

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto reiteró este miércoles al presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, su compromiso de trabajar juntos por la relación entre dos países “amigos”.

“Felicito a Estados Unidos por su proceso electoral y le reitero a @realDonaldTrump la disposición de trabajar juntos en favor de la relación bilateral”, escribió Peña Nieto en su cuenta de Twitter.

A finales de agosto, Peña Nieto recibió sorpresivamente a Trump en la residencia presidencial de Los Pinos, lo que desató una oleada de críticas por el discurso antiimigrante del republicano y porque durante la campaña tildó a los mexicanos de criminales y dijo que hará construir un muro fronterizo pagado por México.

“México y Estados Unidos son amigos, socios y aliados que deben seguir colaborando por la competitividad y el desarrollo de América del Norte (…). Confío que México y Estados Unidos seguirán estrechando sus lazos de cooperación y respeto mutuo”, añadió Peña Nieto en dos mensajes más.

La victoria de Trump sobre la demócrata Hillary Clinton causó que el peso mexicano se depreciara a niveles históricos especialmente por su amenaza revisar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Ante el panorama el secretario de Hacienda (Finanzas) José Antonio Meade destacó este miércoles las fortalezas de la economía mexicana para enfrentar la volatilidad mundial y aseguró que seguirán vigilantes el desarrollo de los mercados para “evitar reacciones prematuras que se adelanten a hechos que desconocemos”.

Meade reconoció, en un mensaje a la prensa, de su lado que las elecciones en Estados Unidos han incrementado la “incertidumbre en los mercados financieros internacionales”, pero recordó que en el pasado la moneda mexicana ha tenido episodios de volatilidad, especialmente en el tipo de cambio.

Antes de la apertura del comercio de divisas en ventanilla, el dólar se cotizaba en 20,22 contra el cierre de 18,64 del martes, una caída de 7,81% según el banco privado Citibanamex.

La divisa mexicana, duramente afectada por el denominado “efecto Trump” se había recuperado en las últimas jornadas cuando las encuestas daban una cerrada ventaja a la demócrata Hillary Clinton.

Mexicanos viven despiertos su pesadilla

Cabizbajos y silenciosos, los mexicanos recibieron la madrugada del miércoles la noticia de que vivirán despiertos la “pesadilla” de ver a Donald Trump dirigiendo al país más poderoso del mundo.

La victoria del candidato republicano dejó sin aliento a millones de personas y hasta el peso mexicano entró en pánico derrumbándose a mínimos históricos. El gobierno ya prepara una respuesta.

Las caras festivas de los mexicanos que confiaban en celebrar la derrota del magnate se fueron diluyendo al ritmo que las televisiones mostraban su avance.

“Me siento triste, muy triste, parece una pesadilla la verdad, y con mucha incertidumbre sobre lo que va a pasar”, comentó Erick Sauri, un arquitecto de 35 años que portaba una camiseta azul con la leyenda “Hillary Clinton for president” (Hillary Clinton presidenta).

“Por lo pronto ya ganamos menos de lo que ganábamos ayer”, apuntó en alusión a la devaluación de la moneda local.

Como él, muchos se congregaron para vivir la noche electoral en el restaurante “Pinche Gringo”, una expresión despectiva que los mexicanos usan con regularidad para referirse al prototipo del estadounidense desagradable.

Pero las alegres charlas del principio de la noche dieron paso a silencios y miradas incrédulas a las televisiones que retransmitían los resultados.

“Estoy consternada. Se me hace increíble que haya tanta gente que haya votado por una propuesta de odio. ¡Parece un mal sueño!”, dijo Monserrat Valencia, una economista de 25 años que al inicio de la jornada electoral “estaba casi segura de que no podía ganar el antiinmigrante y sexista de Trump”.

Después de seguir con atención una campaña de casi 700 días, marcada por los escándalos y los insultos entre ambos candidatos, Sauri remarcó una y otra vez su sorpresa por que “el odio y el racismo” hayan triunfado.

“No lo puedo creer”

La relación de Trump y México es muy tormentosa desde el mismo día en que el magnate anunció su intención de presentarse a la Casa Blanca.

Sin pelos en la lengua dijo que, de ganar, obligará al gobierno mexicano a pagar los gastos de un muro en su frontera común para impedir que lleguen a Estados Unidos inmigrantes indocumentados.

Trump ha insistido en su proyecto a lo largo de la carrera presidencial y ha ofendido a los mexicanos sin papeles que residen en el vecino del norte de criminales y violadores.

En un arriesgo movimiento, el presidente electo visitó México el 31 de agosto invitado por el mandatario Enrique Peña Nieto, para abrir el diálogo bilateral. La reunión fue muy criticada.

“No puedo creer que vaya a ganar, no, no lo puedo creer (…) Tengo familia en Estados Unidos y él los ha amenazado tanto, tanto”, decía casi al aire, y cuando parecía ya inminente la derrota de Clinton, Laura García, una comerciante de 46 años.

La victoria de Trump tuvo un fuerte impacto en la moneda mexicana, que a finales de septiembre tuvo una depreciación récord al caer a 20,00 pesos por dólar cuando el magnate avanzaba en los sondeos.

Al tiempo que el republicano iba consolidando su triunfo, el peso perdió 9,51% y se cotizaba a 20,72 por billete verde. El gobierno anunció que ya estaba preparando una reunión de urgencia para analizar la situación en los mercados.

El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, había dicho que si Trump ganaba, el gobierno podría recurrir a la Comisión de Cambios del Banco de México –su presidente aseguró las autoridades tienen preparadas un plan de contingencia–.

Uno de los punteros en los sondeos sobre las elecciones presidenciales de México de 2018, el izquierdista y dos veces candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, hizo un llamado a la calma.

“Llamo a todos los mexicanos a la serenidad, tenemos que salir adelante, no va a ver problemas mayores, se los aseguro, porque vamos a hacer valer nuestro derecho a la soberanía, esté quien esté en el gobierno de Estados Unidos”, dijo.

Pero muchos están en shock. Al terminar la jornada electoral afuera del “Pinche Gringo”, una estadounidense lloraba desconsolada, mientras los mexicanos se retiraban en silencio.

Líderes del mundo reaccionan tras triunfo de Donald Trump

Varios mandatarios del mundo felicitaron a Donald Trump tras ser elegido presidente  de Estados Unidos. Después de una campaña presidencial en la que el republicano advirtió que de llegar a la presidencia se replantearía algunos aspectos de la política exterior estadounidense, dirigentes europeos y mundiales destacaron la necesidad de colaborar.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llamó a Donald Trump para felicitarlo por su victoria y le extendió una invitación para un encuentro en la Casa Blanca  el próximo jueves.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, expresó su confianza en un diálogo constructivo entre Moscú y Washington basado en los principios de igualdad y respeto mutuo y en tener en cuenta de forma real las posiciones de cada parte responde, tanto a los intereses de ambos países como de toda la comunidad mundial.

Putin manifestó su deseo de trabajar conjuntamente para que las relaciones entre ambos países dejen de estar en crisis, así como para resolver los problemas urgentes de la agenda internacional y buscar respuestas eficaces a los desafíos globales en materia de seguridad.

Por su parte desde Alemania, el ministro de Asuntos Exteriores Frank-Walter Steinmeier, admitió sin embargo, la importancia de “mantener el diálogo transatlántico”. En su opinión la relación con Estados Unidos será “más difícil” con un Trump.

El Gobierno británico también se pronunció sobre las relaciones con Estados Unidos tras la victoria de Trump. La primera ministra, Theresa May destacó que el “Reino Unido y Estados Unidos, mantienen una relación especial y duradera, basada en los valores de la libertad, la democracia y la iniciativa”.

La “solidez” de la relación con Estados Unhidos también fue destacada por el primer ministro italiano, Matteo Renzi, y por el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy.

Los presidentes del Consejo Europeo y de la Comisión Europea, Donald Tusk y Jean-Claude Juncker, abogaron por reforzar la cooperación con Estados Unidos.

“La asociación estratégica entre la Unión Europea y los Estados Unidos está enraizada en nuestros valores comunes de libertad, derechos humanos, democracia y en la creencia en la economía de mercado”, declararon Tusk y Juncker en un comunicado conjunto.

Latinoamérica

Desde América Latina los mandatarios de Colombia y Brasil, Juan Manuel Santos y Michel Temer, respectivamente, enviaron un mensaje de salutación a Donald Trump.

El presidente de facto de Brasil, Michel Temer, afirmó que Trump deberá tener en cuenta las aspiraciones “de todo el pueblo” y aseguró que su victoria no afecta la relación entre los dos países.

La canciller de Argentina, Susana Malcorra, felicitó al magnate sin esconder su decepción por la derrota de la candidata demócrata Hillary Clinton.

China e Irán

China confía en poder trabajar con el nuevo Gobierno de Estados Unidos para mantener “un desarrollo estable y equilibrado” de las relaciones bilaterales.

“Esperamos que el nuevo Gobierno de Estados Unidos pueda trabajar con China” en una cooperación “que beneficie a los pueblos” de ambos países, afirmó el portavoz del Ministerio chino de Exteriores, Lu Kang.

El presidente de la República Islámica de Irán, Hasán Ruhaní afirmó que Donald Trump no puede revertir el acuerdo nuclear.

Prensa mundial está abatida por victoria de Trump

Algunos hablan de “tragedia”, otros de “victoria de la cólera” y de “revancha” de los humildes, pero la prensa mundial coincide este miércoles en considerar el triunfo de Donald Trump como el éxito del populismo y la llegada de una presidencia imprevisible.

En Estados Unidos, los principales diarios, que habían llamado a votar por Hillary Clinton, y criticado a Trump, destacan la derrota de la élite político-mediática estadounidense.

“Presidente Donald Trump. Tres palabras que eran impensables para decenas de millones de estadounidenses”, escribe el New York Times, que reconoce “un golpe humillante para los medios, los encuestadores y la élite demócrata”.

Es la victoria “de los electores rurales y de las zonas industriales siniestradas que estiman que la élite política los abandonó”, afirma por su parte el diario Washington Post.

El diario espera que la fuerza de las instituciones democráticas le impida “deportar millones de personas, romper acuerdos comerciales, limitar la libertad de la prensa” y “sabotear los esfuerzos mundiales para luchar contra el cambio climático internacional”.

Por su parte, en un artículo titulado “Una tragedia estadounidense”, el semanario New Yorker destaca que la victoria de Trump, “cuyo racismo y misoginia eran conocidos, sugiere que esos sentimientos son ampliamente compartidos”.

“La victoria de la cólera”, titula por su lado el diario francés Le Monde, que ve en la llegada al poder de Trump un éxito que “reforzará los movimientos y líderes populistas del mundo entero”.

“Trump, un populista con un discurso xenófobo y antisistema, será el próximo presidente de Estados Unidos”, escribe el diario El País de España.

“Nadie como Trump supo entender el hartazgo con el establishment, con el que se identificaba a Clinton. La ola populista global ha llegado a la Casa Blanca”, agrega el diario.

“No nos engañemos: La primera potencia mundial está de ahora en más en manos de la extrema derecha. La mitad de los estadounidenses votaron a conciencia por un candidato racista, mentiroso, sexista, vulgar y odioso”, afirma por su parte el diario francés Libération.

La “cólera estadounidense” que llevó a Trump al poder “es prima mayor de las frondas europeas”, señala el diario conservador francés Le Figaro.

“Esta nueva realidad no se disolverá como una nube de pólvora al final de una batalla. Ni en una orilla del Atlántico, ni en la otra”, afirmó Le Figaro.

En Alemania el diario Süddeutsche Zeitung lamenta “la peor catástrofe posible”. “Lo inimaginable se hizo realidad”, afirmó el diario alemán.

“El pueblo estadounidense se zambulló en el abismo. El próximo presidente es un hombre sectario e inestable, un depredador sexual y un mentiroso incorregible”, afirma por su lado el diario de izquierda británico The Guardian.

En cambio, el tabloide Daily Mail se congratuló de la “humillación de Hillary, de los encuestadores y las élites económicas y del showbusiness”.

El diario italiano La Stampa se mostró menos pesimista en un artículo titulado “Trump, un huracán de rabia y descontento”.

La “victoria de Trump confirma la vitalidad de la democracia estadounidense, capaz de transformarse continuamente”, afirmó el cotidiano.

“El resto del mundo debe digerir lo que lo que pasó esta noche: el pueblo de la revuelta golpea a la puerta”, concluye La Stampa.

Ver también

Ejército de Estados Unidos despliega kilómetros de alambrada en frontera con México

Laredo / AFP Thomas Watkins Comenzaron a trabajar en el frío de la mañana y …

A %d blogueros les gusta esto: