Página de inicio » Nacionales » Impacto en la producción nacional por el Fenómeno de “El Niño” requiere soluciones anticipadas
MPGR,informa que el impacto en la producción nacional por el Fenómeno de El Niño, puede generar inseguridad alimentaria aguda, como lo ha previsto las agencias de Naciones Unidas FAO y el PMA. Foto DiarioCoLatino/Cortesía PMA.

Impacto en la producción nacional por el Fenómeno de “El Niño” requiere soluciones anticipadas

Gloria Silvia Orellana
@DiarioCoLatino

La Mesa Permanente para la Gestión del Riesgo (MPGR) establece en su documento: “El Niño y su impacto en las Primeras Cosechas de 2023”, que este evento climático traerá al territorio nacional “menos lluvias y aumento de las temperaturas por encima de lo normal”, por lo que se unió al llamado de organismo nacionales e internacionales a solicitar a las autoridades respectivas “fortalecer planes de acción de manera anticipada”.

El documento de la MPGR retoma la información oficial de algunas entidades internacionales como la Agencia de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), establecida en el informe “Puntos Críticos de Hambre, Alerta Temprana” y otros planteamientos sobre la amenaza de la “Inseguridad Alimentaria” publicadas por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) .

La Mesa Permanente para la Gestión del Riesgo señaló que el fenómeno de El Niño 2023, aunque es un evento climático mundial, en El Salvador y Centroamérica, el impacto sería grave por las perspectivas de inseguridad alimentaria aguda, tras la pérdida de cosechas entre junio a agosto.

“Las condiciones secas afectarán la primera cosecha principal de maíz de 2023, con efectos adversos a la producción” y agregó “se espera que la sequedad persista durante el período de agosto a octubre, posiblemente afectando también al cultivo principal de frijol de la postrera”, dice la MPGR en su documento.

En un segundo impacto, la MPGR se refirió a los “costos de los granos básico”, argumentando que la Alerta Temprana de la FAO y el PMA están advirtiendo que al disminuir la producción de las cosechas de granos básicos podría reducir las “reservas de alimentos” de consumo y venta.

“Esto podría aumentar la dependencia del mercado de 1.9 millones de pequeños agricultores centroamericanos. Este escenario se podría agravar tomando en cuenta el pronóstico de la Temporada de Huracanes en promedio a ligeramente superior, a la media entre junio y noviembre de 2023, lo cual podría impulsar aún más los precios de los alimentos”, señalando datos de la FAO/PMA.

Sobre los “precios de los alimentos”, la MPGR comentó que estos han venido en aumento a lo largo de 2022 en El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, y que pese a que esta “inflación en el costo de los alimentos” parece que se ha detenido en los últimos meses, no implica que el costo de estos sea accesible para las mayorías.

“En el caso de los precios del maíz blanco y el frijol estuvieron específicamente alrededor de 20 , 17 y 50% más alto del año 2023, debido a los altos costos de producción y transporte. Este coste de los alimentos erosiona el poder adquisitivo de los hogares y limita su acceso a la comida, lo que implica un impacto perjudicial en la seguridad alimentaria”, añadió.

“En los cuatro países donde la tasa de pobreza rural es de al menos el 50%, la crisis alimentaria y el impacto de las condiciones secas en los medios de vida agrícola podrían agravar el fenómeno de los desplazamientos”, reiteró la MPGR.

En cuanto a las recomendaciones que en su momento han expuesto la FAO y el PMA, la Mesa Permanente por la Gestión del Riesgo, observó, que estas son de “vital cumplimiento” para atender a la población más vulnerable en el país. Como el fortalecimiento de “planes de acción anticipados”, que se constituyen en sistemas de prevención para mitigar el impacto que tendrían las lluvias que estarían debajo del promedio.

Igualmente, se ha hecho el llamado a “distribuir insumos agrícolas, como semillas de frijol tolerante a la sequía”, fertilizantes junto a acciones de “conservación de suelos” a nivel nacional entre los  meses de agosto y septiembre, cuando inicia la temporada de la “siembra postrera” del año.

La FAO y el PMA, al referirse a la población más vulnerable, han recomendado que se proporcione a estos hogares agrícolas débiles un “sistema de recolección de agua para la producción de hortalizas”. Y también, campañas de vacunación de animales en protección de la salud del ganado de los impactos que se esperan por la sequía prolongada.

La MPGR apoya estas recomendaciones frente al impacto de El Niño, las que concuerdan con sus objetivos como “respaldar el sistema nacional de gestión de desastres”, el fortalecimiento de la capacidad a nivel local para responder a las emergencias y el desarrollar sólidas capacidades logísticas.

La Mesa también se pronuncia a favor de la creación y mejoramiento de huertos escolares y la entrega de árboles frutales a las familias campesinas para mejorar la seguridad alimentaria de los alumnos de escuelas rurales y urbanas.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM), que se encarga de las previsiones del tiempo atmosférico, advierte que hay un 80% de probabilidades de que el fenómeno meteorológico de El Niño, que se hará sentir entre julio a septiembre del 2023, que traerá consigo aumento de altas temperaturas a nivel global, y sequías.

La OMM ha descrito el Fenómeno de El Niño como producto de vientos débiles del este al oeste del planeta. Lo que genera que la superficie del océano se encuentre “mas quieta” y torna el agua más caliente de lo normal. Esto contribuye a los tiempos de precipitaciones en América y provoca que los mares liberen más calor a la atmósfera, que es lo que provoca las altas temperaturas.

Ver también

Se esperan lluvias por la tarde y noche

Redacción Nacionales @DiarioCoLatino En la mañana, el cielo estará medio nublado, con algunas lluvias puntuales …